El rol de la financiera SGI en el caso Leonardo Fariña – Lázaro Báez
Negocios

El rol de la financiera SGI en el caso Leonardo Fariña – Lázaro Báez

Su ex dueño, Federico Alaskar, contó los detalles de cómo se enviaba dinero al extranjero. "Durante esa época manejé 50 millones de euros", afirmó. 

15 de Abril 2013

El nombre de la financiera era SGI, y cambió de nombre tras la salida de su dueño. Federico Elaskar era su dueño y contó, en el programa Periodismo Para Todos, que conduce Jorge Lanata, que tuvo “relaciones comerciales con Leonardo Fariña”, quien manejó “entre US$ 50 y 60 millones” y quien era un “cadete multimillonario de Lázaro Báez”, empresario ligado a la construcción en la provincia de Santa Cruz.

Al empezar la entrevista, Elaskar se definió como un “financista” que se encontraba “desempleado”. Además, aseguró que su negocio llegó a tener “sucursales en Mendoza, Panamá y corresponsalías en los Estados Unidos”.

En cuanto a sus vínculos con Leonardo Fariña, quien está casado con la modelo Karina Jelinek, afirmó que lo conoció en “enero de 2011, por una serie de operaciones financieras entre gente del extranjero y gente de la Argentina”. Así, agregó: “Durante el primer semestre de 2011 me dediqué a hacer varias operaciones por cuenta y orden de Leonardo Fariña para su cliente que era Lázaro Báez. Durante esa época manejé alrededor de unos 50 millones de euros”. 

 
“Después Fariña hizo varias operaciones por orden y cuenta de él (por Lázaro Báez). Nosotros actuábamos como intermediarios en el envío de millones de dólares y euros al extranjero a sociedades que estaban vinculadas a Lázaro Báez, Martín Báez y Leandro Báez”, dijo Elaskar, quien explicó que “se llegaron a crear entre 40 y 50 empresas offshore para en Belice y en distintos paraísos fiscales que están poco regulados”. En ese sentido, afirmó que se usaba Belice con “cuentas en el Banco Lombard Odier, de Suiza”. 

“Ellos armaban esas sociedades en el exterior para cobrar esa plata. Y quien la cobraba, triangulaba y terminaba de hacer las operaciones financieras era Fabián Rossi (marido de la actriz Iliana Calabró). Y el beneficiario final eran los hijos de Lázaro Báez y el propio Báez”.

Finalmente, aclaró que su empresa “la tuvo que vender para no terminar como Sebastián Forza (asesinado en el Triple Crimen de General Rodríguez)”. Y contó: “Me dijeron: ‘O nos dejás entrar a la empresa, o te hacemos mier… el lunes’”. Tras una auditoria “hecha por contadores de Lázaro Baéz”, Elaskar finalizó: “Después me dijeron: “Te vamos a hacer una oferta (por tu empresa) porque sabés muchas cosas.”



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas