El negocios de las donas, en disputa en la Unión Europea
Negocios

El negocios de las donas, en disputa en la Unión Europea

Bimbo quería registrar una marca pero Panrico, su competidor, se opuso por la similitud de los nombres de los productos.  

10 de Octubre 2012

Usted va al supermercado a comprar donas, tales como las que come Homero Simpson. Se para frente a la góndola y va a agarrar su marca preferida: Doghnuts. Sin embargo, toma otra: Doughnuts. Los nombres son prácticamente iguales y las empresas que están detrás, rivales en los tribunales europeos.

Panrico, la empresa dueña de la marca Doghnuts, ganó hoy un litigio legal contra Bimbo, que había intentado incursionar en el mercado europeo con sus donas de nombre parecido: Doughnuts.

Homero - IMGEl Tribunal General de la Unión Europea (UE) le ha dado hoy la razón a la empresa española de panadería y bollería industriales Panrico. El caso se remonta a 2006, cuando Bimbo solicitó ante la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI) la inscripción de la marca denominativa comunitaria Bimbo Doughnuts para los productos incluidos en la categoría "confitería y panadería, en particular rosquillas".

En enero de 2007, Panrico formuló oposición contra el registro de esta marca solicitada, al considerar que existía un riesgo de confusión con su marca española anterior Doghnuts registrada, en particular, para rosquillas, según informó el diario el País.
La oficina que gestiona las marcas comunitarias tuvo en cuenta la oposición de Panrico, declaró que existía riesgo de confusión entre las marcas en conflicto y por tanto no autorizó el registro de Bimbo Doughnuts, según explicaron fuentes jurídicas. Bimbo presentó un recurso ante el Tribunal General de la UE solicitando que se anulara dicha decisión.

En su sentencia, la Corte de Luxemburgo ha rechazado el recurso del grupo mexicano al considerar que las marcas en conflicto se refieren a productos idénticos y poseen una alta similitud fonética y visual, y que por tanto la decisión de la OAMI fue acertada. El Tribunal desestimó la alegación de Bimbo según la cual la palabra doughnut sería considerada por el consumidor como un término meramente descriptivo del producto en cuestión.

La sentencia señala que incluso si “doughnuts” es un término genérico en inglés para un tipo de rosquilla, en español este vocablo no existe y será considerado un término fantasioso o extranjero por la mayoría de los consumidores españoles. Así, los consumidores que no están familiarizados con el inglés no podrán inferir que el nombre Bimbo Doughnuts se refiere a rosquillas producidas por Bimbo, sino que lo considerará en su conjunto como una única marca, según la sentencia.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas