El modelo de negocios que hace crecer a Visa y MasterCard
Negocios

El modelo de negocios que hace crecer a Visa y MasterCard

Ambas empresas crecieron abruptamente. Cómo hicieron para lograr imponerse en un mercado que, hoy en día, tiene a otros jugadores dando batalla. 

Por John Authers 21 de Marzo 2014



Algunas cosas en la vida no tienen precio. Y al parecer incluyen tanto a MasterCard como a Visa, y a muchas otras compañías involucradas en el procesamiento de transacciones.

Tanto MasterCard como Visa comenzaron como colaboraciones de consorcios bancarios. Desde que comenzó a cotizar en bolsa en 2006, MasterCard ha ganado más del 440 por ciento. Visa, que es más grande, y comenzó a cotizar en 2008, ha ganado 180 por ciento.

Las valoraciones ya están muy altas. Tomando en cuenta los multiplicadores precio/valor contable, la medida más popular en las finanzas, Visa negocia a más de seis veces su valor contable, mientras que MasterCard lo hace a 12.5 veces su valor contable. Ambas han duplicado sus multiplicadores contables en los últimos tres años. Los grandes bancos usualmente venden a, o muy cerca de, su valor contable.

tarjeta de credito imgRivales pero... Pese a competir en el mismo segmento, ambas empresas están en un podio al que muchos quieren llegar. Foto: Bloomberg.

Es posible atribuirle esto a las ganancias que se generan cuando un negocio bien protegido se convierte en una compañía con fines de lucro que cotiza en bolsa. Inicialmente, hay grandes ganancias mientras se exprimen los beneficios. Esto fue lo que sucedió cuando las bolsas de valores y derivados comenzaron a cotizar en bolsa durante una oleada de salidas a bolsa hace una década. Pero esas ganancias no fueron sostenidas – el índice Dow Jones Global Exchange ha ganado aproximadamente el 9 por ciento desde finales de 2009, mientras que Visa y MasterCard se han duplicado.

Y no son solamente Visa y MasterCard. Discover Financial Services, que ofrece la tarjeta Discover –un competidor mucho más pequeño– ha superado ampliamente a las dos gigantes al expandir su capital ocho veces durante los pasados cinco años. PayPal continúa siendo una de las mayores historias de éxito de capital de riesgo de Silicon Valley en años recientes. Los estimados de las valoraciones que Square, la compañía de pagos móviles, podría recibir en el momento en que comience a cotizar se siguen multiplicando. Y por supuesto Bitcoin, bajo muchas capas de bombo publicitario e histeria, es otro tema interesantísimo de inversión de procesamiento de transacciones.

Todo esto parece peligrosamente burbujeante. Sin embargo, la mayoría de las burbujas comienzan al menos con cierto argumento verosímil. ¿Se pueden realmente justificar los precios actuales de las acciones de Visa y MasterCard, o será que el sector de pagos en línea se dirige a una burbuja?

Crecimiento proyectado
Uno de los argumentos se basa en el crecimiento. Las proyecciones de expansión rayan en la estratosfera. Este crecimiento debe venir de dos fuentes: en primer lugar, del crecimiento del gasto de consumo, especialmente de los países en desarrollo; y en segundo lugar, de la incursión al terreno del efectivo y los cheques, ninguno de los cuales se puede utilizar para completar una transacción en línea.

Globalmente, según cifras supervisadas por Bloomberg Industries, el volumen de pagos se incrementó en 9 por ciento el año pasado, en el que PayPal ganó un 24 por ciento y MasterCard un 13 por ciento. Para el futuro, Visa indica que el efectivo y los cheques representaron el 41 por ciento de los gastos de 2012 en mercados desarrollados y el 62 por ciento en mercados emergentes. Esto da lugar a lo que Visa llama una oportunidad de $11 billones.

Uno de los argumentos se basa en el crecimiento. Las proyecciones de expansión rayan en la estratosfera.

Mientras tanto, predice un crecimiento de 4 por ciento anual en el gasto desde ahora hasta 2016 en mercados desarrollados – 10 por ciento en mercados emergentes.

El problema con estas proyecciones ya nos es familiar. Sin dudas el crecimiento puede ser impresionante, pero ese mismo hecho hace muy difícil calcular un valor actual para las ganancias futuras. La historia nos dice que los mercados tienden a sobreestimar las ganancias futuras en ambientes como el actual. Esto sucedió espectacularmente durante la burbuja puntocom. Es cierto, existen buenas razones para proyectar el crecimiento, pero no necesariamente justifican pagar 12 veces más el valor contable por MasterCard.

El foso económico
La segunda razón se basa en el principio del "ancho foso económico" de Warren Buffett. Si se protege bien una franquicia, los inversionistas pueden pagar más de lo que usualmente quisieran. En los casos de Visa y MasterCard, sería prohibitivamente caro crear un rival con el mismo modelo de negocios. Éste es un oligopolio tan bien protegido como pueda imaginarse. Se han examinado diferentes aspectos de este modelo, e incluso las autoridades antimonopolios los han castigado a través de los años: pero aún siguen ganando mucho dinero.

La situación va más allá. Hutch Vernon, quien dirige los fondos mutuos "de equidad flexible" de Brown Advisory en Baltimore, sugiere que Visa y MasterCard pueden mantener su posición de casetas de peaje para el comercio en línea (incluso PayPal, que se podría considerar un rival, canaliza dinero a través de sus sistemas) sin necesidad de reinvertir.

La historia nos dice que los mercados tienden a sobreestimar las ganancias futuras en ambientes como el actual.

Sus redes ya están construidas. Las bolsas tuvieron que invertir en tecnología para ahuyentar a los nuevos competidores que aún así lograron sacar pequeñas lascas de su volumen de operaciones. Visa y MasterCard pueden dedicar el capital a reducir el número de acciones en circulación, mientras continúa el crecimiento.

¿Esto justifica comprar según estas valoraciones? Quizás no. Los bajos rendimientos de los dividendos que pagan las compañías (ninguna paga siquiera el 1 por ciento) dejan muy poco margen de ingresos para amortiguar en caso de que los inversionistas se tornen nuevamente reacios a correr riesgos. Y los inversionistas tienen que pagar por la incuestionable calidad de sus ganancias.

Aquellos que esperan aprovecharse si el sector de pagos en línea se convierte en una burbuja, lo cual ya puede haber sucedido, deberían buscar muy bien a alguien que tenga un modelo de negocios que pueda incursionar en el terreno de las ganancias de las redes de tarjetas.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas