El ministro de Turismo restó importancia a la partida de Louis Vuitton:
Negocios

El ministro de Turismo restó importancia a la partida de Louis Vuitton: "Está en todos lados"

Enrique Meyer aseguró que en algunas partes la marca está "hasta por demás". Qué firmas dejaron el país en el último tiempo.   

26 de Septiembre 2012

La partida de Louis Vuitton de la Argentina fue minimizada hoy por el ministro de Turismo, Enrique Meyer, quien restó importancia a la salida de la empresa ya que "está en todos lados" y a veces "hasta por demás" y sólo "para mostrar su cartel".

En declaraciones a Radio Mitre, el ministro explicó: "Louis Vuitton está en todos lados, en algunos lados hasta está por demás. En algunos lados inclusive está nada más que para mostrar su cartel, a lo mejor en Champs Elysees (París) están, no venden, no les va bien, pero tienen que estar en ese lugar".

meyerturismoDe esta forma, la marca Louis Vuitton, que anunció el cierre de su local en la Avenida Alvear, se sumó a la salida de otras firmas del país, como fue el caso de Cartier y de Ralph Lauren a principios de agosto. Al respecto, Meyer consideró que la decisión de dejar la Argentina por parte de distintas marcas extranjeras reconocidas no afecta al país. Por el contrario, destacó que "la expansión de la Marca País y todas las submarcas, como Cardon, Freddo, que están desde Londres hasta Dubai, le hacen muy bien a la Argentina".

La salida del país de Louis Vuitton (marca perteneciente al grupo LVMH, del magnate y coleccionista francés Bernard Arnault) fue publicada por el diario La Nación, que consignó que se cerrará desde el viernes próximo su local de la avenida Alvear y Ayacucho, en pleno Recoleta, ante las trabas para ingresar mercadería, lo que dejará sin trabajo a ocho empleados. Curiosamente, el negocio había sido abierto en 1995 en Alvear al 1700, frente a la hoy también cerrada Polo Ralph Lauren.

Mientras tanto, Emporio Armani fue la primera marca de lujo en abandonar el país hace tres años y en diciembre pasado le siguieron la francesa Yves Saint Laurent, luego de 30 años en el país, y la alemana Escada. Por varias semanas, hasta mayo pasado, también había interrumpido su actividad en Buenos Aires la italiana Ermenegildo Zegna en su local de la avenida Alvear, aunque continuó sus operaciones en el Patio Bullrich, consignó La Nación.

Por otra parte, la semana pasada abandonó su local de avenida Alvear la firma de indumentaria femenina Tissage, de origen nacional, afectada "por limitaciones a las importaciones de telas y a causa de la desaceleración económica", según informó la agencia Dyn.

Otras marcas que han sufrido las consecuencias de las políticas económicas son la estadounidense Calvin Klein, que dejó de operar en el país su línea de ropa interior, y la francesa Chanel, que tuvo dificultades para presentar sus nuevas colecciones en simultáneo con el resto del mundo, lo que es política de la marca.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Editor80 CMS Reportar Responder

Me parece bien, mas trabajo argentino, de ultima la gente q compra a esas empresas lo hace afuera, para el resto es inalcanzable!!!1

Videos

Notas Relacionadas