El gen emprendedor en la empresa, en cinco claves
Negocios

El gen emprendedor en la empresa, en cinco claves

El profesor de la universidad de Harvard, Michael Gordon, la única opción de superviviencia para las firmas es que sus ejecutivos se inspiren en el emprendedurismo. 

23 de Enero 2013




¿Por qué fracasó Polaroid?”, preguntó el consultor y profesor de la Universidad de Harvard, Michael Gordon, al iniciar un curso corto a fin del año pasado en la UADE. Su visión es que no fue el avance tecnológico el que causó el declive del fabricante de las míticas cámaras, sino la falta de entusiasmo emprendedor por parte de sus ejecutivos. Gordon es uno de los principales teóricos en el mundo de lo que se denomina entrepreneurial leadership, un modelo de conducción en donde las nuevas ideas y la voluntad de cambio son una obligación.

Management
En diálogo con este medio, el académico resume su teoría en cinco puntos:

1. El liderazgo emprendedor no es una opción.
El liderazgo emprendedor es tan importante como la cultura organizacional. Está demostrado que la cultura puede ser determinante para el éxito como para el fracaso de una empresa. Y el líder es el principal responsable de esto, dice Gordon.

2. Todos pueden convertise en un líder emprendedor.
“El emprendedurismo no es tan fácil de definir, pero si tuviéramos que hacerlo en una palabra, ¿qué diríamos? Podría ser innovación, pero yo diría que es algo imparable”, define el consultor. Esta definición permite que todos los sean, porque no es algo genético o un don mágico, sino una actitud.

3. El realismo viene antes que la visión y la ejecución.
El profesor asegura que no sirve ser idealista: “Primero, hay que tener los pies sobre la tierra, luego escribes la visión, y, finalmente, la ejecutas”.

4. El avance tecnológico ayudan a mejorar la cultura.
Gordon afirma que no es que la Generación Y sea más o menos emprendedora que la otra, pero sí es parte de una ecuación, ya que “los jóvenes de esa generación y de las que están por llegar crecieron en un entorno mucho más estimulante. En parte, gracias a la tecnología”. Y, en parte, gracias a la cultura: hoy, nadie tiene problemas en decirle al otro lo que siente, mucho menos lo que piensa. Eso, en una empresa, es muy importante para actuar como una familia.

5. Ser proactivo ayuda a superar la complejidad.
El especialista, quien ha elaborado más de una decena de casos de estudios al respecto, alerta que la “intensidad de la complejidad en las empresas nunca fue tan alta como hoy”. Por eso, dice, “no te podés quedar quieto, por más que lleves la delantera”. Destaca, iniciativas de innovación interna en General Electric, 3M y UPS.


La edición original de este artículo se publicó por primera vez en el suplemento Management de El Cronista (23/01/2013)

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas