El Mundial, la oportunidad de Adidas para reflotar su negocio
Negocios

El Mundial, la oportunidad de Adidas para reflotar su negocio

La empresa de indumentaria apostó por el golf, pero sus ganancias cayeron 34 por ciento. Ahora, el gran evento deportivo será su faro a seguir.  Por Kyle Stock 28 de Mayo 2014

 

 

Resulta que una ola polar no provoca un lindo día para estar en un campo de golf. El duro invierno estadounidense aplastó el negocio de golf TaylorMade de Adidas y envió las ganancias del gigante de indumentaria deportiva a un terreno peligroso.

Casi 40 por ciento de las ventas de TaylorMade desaparecieron en enero, febrero y marzo, arrastrando la facturación total de la compañía a una caída del 5 por ciento. Las ganancias de Adidas cayeron 34 por ciento, a 206 millones de euros, mientras que la moneda europea, relativamente fuerte, golpeó aún más las débiles ventas.

El golf suele representar 10 por ciento del negocio de Adidas, y los resultados del último trimestre enfatiza el riesgo de que el gigante del mercado masivo coquetee en una porción de alta gama del mercado deportivo. Seguro, la demografía del consumidor es atractiva y la diversificación es inteligente, pero el golf es altamente sensible tanto al clima como a la economía (la ropa de esquí es otra categoría que presenta los mismos desafíos).

undefined

La mayor apuesta. Los malos resultados de Adidas volvieron a Brasil un destino especial. Foto: Bloomberg.

El año pasado, las rondas totales de golf jugadas en los Estados Unidos cayeron 5 por ciento, según la National Golf Foundation. Este invierno boreal, los greens estuvieron incluso más vacíos. Las rondas de golf cayeron 3,6 por ciento en enero, 4,6 por ciento en febrero y un asombroso 23 por ciento en marzo.

Sin sorpresas, las ventas de Adidas en Norteamérica cayeron 24 por ciento en el último trimestre, y el CEO, Herbert Hainer, dijo que no hay buenas perspectivas: “Honestamente, no una gran mejora en el mercado de golf en 2014”.

 Las ganancias de Adidas cayeron 34 por ciento, a 206 millones de euros, mientras que la moneda europea, relativamente fuerte, golpeó aún más las débiles ventas.

Mientras tanto, los chicos van a comprar botines de fútbol y zapatillas de básquet sin tener en cuenta cuánto cae la nieve -o el Dow Jones-. De hecho, las ventas de indumentaria y accesorios de fútbol de Adidas crecieron 27 por ciento el último trimestre. Su plan de negocios al momento se reduce a esta parte de su última presentación de resultados: “37 días para el Mundial de Fútbol”.

En junio, Brasil podría condimentar el granizo tamaño pelotas de golf y esos monos voladores de El Mago de Oz, y los fanáticos de fútbol del mundo todavía estarán comprando camisetas de las selecciones (US$ 90); los chicos desde Chile hasta China estarán gritando por el nuevo híbrido botín/media que Adidas ofrece, el Primeknit FS. “El segundo trimestre es definitivamente uno de fútbol y definitivamente de Adidas”, dice Hainer. Los palos de golf de US$ 500, mientras tanto, pueden esperar. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas