El CEO de Novartis renunció a una indemnización de 58 millones de euros
Negocios

El CEO de Novartis renunció a una indemnización de 58 millones de euros

El directivo iba a cobrar esa suma al dejar la compañía por una cláusula de no competencia. Sin embargo, decidió rechazar el dinero en medio del debate que se da para limitar los sueldos de los ejecutivos. 

19 de Febrero 2013

El CEO de Novartis, Daniel Vasella, renunció a una indemnización de 72 millones de francos suizos (unos 58,4 millones de euros) que iba a recibir de la gran empresa farmacéutica con sede en Suiza tras su salida del consejo de administración el próximo 22 de febrero. La decisión se tomó, además, en vísperas a tratar una iniciativa que, de aprobarse, limitaría los sueldos de los ejecutivos.

El dinero que iba a recibir era en concepto de una cláusula de no competencia, que estipulaba que durante los próximos seis años el ejecutivo no iba a trabajar para empresas del sector. Pero el acuerdo no se concretará ya que Vasella informó que renunció al millonario privilegio.

NOVARTIS_-_IMG_crop_1361289377902.jpg
Dijo que no. El CEO de Novartis deja su puesto en el directorio sin su beneficio millonario.

“La dirección y Vasella ha acordado cancelar cualquier compensación ligada con el compromiso de no trabajar para la competencia”, anunció el presidente de la empresa en funciones, Ulrich Lehner. Mientras que Vasella declaró haber entendido “que mucha gente en Suiza encuentra esta cantidad compensatoria muy alta a pesar de que ya haya anunciado mi intención de destinarla a actividades filantrópicas”, según informó la agencia Efe. Y agregó que “es por esto por lo que he renunciado a todos los pagos relacionados con este acuerdo”.

Por su parte, el anuncio de la multimillonaria indemnización provocó numerosas reacciones de rechazo en la sociedad suiza, que el próximo 3 de marzo votará en referendo la “iniciativa Minder”, que pretende limitar lo que algunos sectores consideran salarios abusivos del personal directivo.

La propuesta de Thomas Minder, senador y director ejecutivo de la empresa Trybol AG, también prevé que las remuneraciones de los dirigentes de las empresas sean sometidas al aval de los accionistas.

Las críticas a la indemnización que Vasella cobraría llegaron de a montones. Al respecto, la ministra de gobierno Simonetta Sommaruga consideró esta cifra como “perjudicial” para la cohesión social. Otros, Hans-Jacob Heitz, abogado y defensor de pequeños accionistas, fue más allá y demandó judicialmente a Novartis al considerar que el consejo de administración de la empresa llevaba a cabo una gestión desleal y que la mayoría de los accionistas no apoyaban esta indemnización económica.

De esta forma, Vasella, de 59 años, deja su cargo sin indemnización, y tras haber llegado a la compañía en 1996, cuando se fusionaron Ciba Geigy y Sandoz. Tras ser reelecto en el cargo de presidente del consejo de administración, se conoció que dejaría la empresa en manos del alemán Jörg Reinhardt, de 56 años y quien comenzó trabajando en Sandoz desde 1982.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas