Efecto Obama: las empresas que llegan a Cuba tras su paso
Negocios

Efecto Obama: las empresas que llegan a Cuba tras su paso

Por Carla Quiroga 22 de Marzo 2016

 


La visita del presidente norteamericano Barack Obama a tierra cubana trajo nuevos aires, promete fuertes cambios en la relación bilateral entre ambos países y una fuerte flexibilización a la hora de atraer inversiones extranjeras a la isla. El proceso de deshielo se había iniciado a fines del 2014. En diciembre, Estados Unidos y Cuba anunciaron  el comienzo de conversaciones para abrir embajadas y restablecer relaciones diplomáticas congeladas durante más de medio siglo.

A mediados de enero de 2015, Estados Unidos anunció que levantaba parte de las sanciones económicas a Cuba, abriendo el acceso de la isla a una serie de actividades  financieras y comerciales.

La noticia generó una serie de anuncios y oportunidades de inversión y el Ministerio de Comercio de los Estados Unidos reconoció haber firmado 490 autorizaciones de inversión por 4300 millones de dólares durante el 2015.

Así trascendió que empresas como American Express, Apple y Nexflix miraban la isla. La marca de la manzanita había anunciado sus intenciones de vender sus productos, aunque no aclaró si instalaría un Apple Store. Por lo pronto, hoy quien reside en Cuba y tiene acceso a una tarjeta internacional puede descargar contenido de iTunes y del App Store. Lo mismo sucede con Nexflix. La firma ofrece un servicio  vía «streaming» de una selección del catálogo de series y películas a aquellos habitantes que dispusieran de conexión a internet y acceso a métodos de pago internacionales pueden suscribirse a Netflix. 

Google también desembarcaría en Cuba. La noticia fue reconocida por el propio Obama que  adelantó en una entrevista televisiva un acuerdo de Google para “empezar a establecer más acceso wifi y de banda ancha”.

Capítulo aparte merece el sector del turismo que en los últimos tres sumó 18.000 camas. Se espera que sea uno  de los que reaccione más rápido a la “apertura” cubana.  En su momento trascendió la intención de American Airlines de implementar vuelos regulares a la isla durante el primer semestre de este año. De hecho,  Starwood firmó tres nuevos proyectos hoteleros en Cuba, convirtiéndose en la primera compañía de hospitalidad estadounidense en entrar en el país en casi 60 años. La compañía obtuvo una licencia por parte del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos para operar hoteles en el país. El emblemático Hotel Inglaterra de la Habana se integrará al portafolio de la marca The Luxury Collection y el Hotel Quinta Avenida se convertirá en un Four Points by Sheraton. Ambas propiedades serán renovadas antes de levantar las banderas de las nuevas marcas en el transcurso de este año. La compañía también anuncio que firmó una Carta de Intención para integrar al reconocido Hotel Santa Isabel al portafolio de The Luxury Collection en un futuro.  "Ambos hoteles serán sometidos a renovaciones antes de que comiencen a operar con sus nuevas marcas a fines de 2016", informaron en la compañía.

Airbnb, la compañía líder de hospedaje online  fue otras de las compañías que anunció que a partir del 2 de abril ofrecerá hospedaje en Cuba para viajeros de todo el mundo.  Mientras que Booking.com firmó un acuerdo con Cuba para serla primera empresa estadounidense de reservas de hoteles en línea que opera en la isla. Los hoteles cubanos comenzarán a estar disponibles en abril solo para los ciudadanos estadounidenses autorizados para viajar a Cuba y no para turistas del resto del mundo, según explicó un portavoz de la empresa. Los primeros hoteles que estarán disponibles para hacer reservas en línea serán de la capital, La Habana, pero la firma planea expandir su oferta a otros puntos turísticos de la isla. 

Otra de las industrias sobre la que están puestas todas las expectativas es en la de cruceros. Un negocio que  emplea a más de 100 mil empleados en Estados Unidos.

A esta movida se suman  inversiones de otras partes del mundo. La empresa hotelera alemana Kempinski construye un cinco estrellas en lo que fue la histórica Manzana de Gómez, donde en 1910 se abrió el primer shopping cubano.En Varadero los británicos de London & Regional tienen planes de construir La Carbonera Club, un desarrollo de mil residencias con un campo de golf de nivel internacional.

Los datos no son menores si se tiene en cuenta que Cuba necesita una inversión extranjera  de unos 2.245 millones de euros al año para sostener su desarrollo económico, según sus propias autoridades. Tal vez por ello, ya se anunció la aprobación de una serie de incentivos fiscales a las empresas que decidan invertir en el país como por ejemplo una exención de 8 a 10 años en el Impuesto sobre utilidades, la exención total para quienes reinviertan el dinero ganado con el objetivo de que el capital quede en la isla y la exención arancelaria de aduana para las empresas que necesiten importar maquinaria para producir.

El Gobierno cubano insiste en que no quiere inversiones “especulativas”.  De hecho entre los requerimientos figura la presentación de un business plan para probar la factibilidad del negocio. Espera inversiones en sectores como el turismo, en petróleo, agroalimentarios, industria, transporte y construcción.

El proyecto de 1000 millones de dólares de inversión es la punta de lanza de Castro para seducir al mundo. Se trata de la reforma del nuevo puerto de El Mariel, principal centro de contenedores del Caribe construido con financiación y técnicos de Brasil y de Alemania.  Allí decenas de empresas europeas y estadounidenses esperan el permiso para operar allí. Hasta el momento fueron aprobadas las inversiones de ocho empresas, seis de ellas dos belgas, dos mexicanas, una española y la estadounidense. Esta última es Cleber, la compañía productora de tractores autorizada hace unos meses por el gobierno de Cuba para instalar un centro de ensamblaje y manufacturación en el país en el que se destinarán entre 5 y 10 millones de dólares.  Por su parte, la “telco” americana IDT cerró un acuerdo con la cubana ETECSA para generar comunicaciones directas entre los Estados Unidos y Cuba. Casos que representan el inicio de una tendencia que promete profundizarse.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas