Curiosidades, fantasmas y hasta una caja fuerte en el Mini Davos de Macri
Negocios

Curiosidades, fantasmas y hasta una caja fuerte en el Mini Davos de Macri

Por Joaquín Garau 15 de Septiembre 2016

El Foro de Inversión y Negocios no encontró, en los tres días que duró, a un solo visitante que lo llamara por su nombre. Todos siempre se refirieron al encuentro como Mini Davos, haciendo alusión al evento que se hace en Suiza con el mismo potencial de exponentes. Y esa fue una de las tantas curiosidades que caracterizaron al evento.

Ingresar al Centro Cultural Kirchner (CCK) era similar a pasar por la seguridad de un aeropuerto. Quienes entraran con bolsos, mochilas o carteras debían pasar sus pertenencias por una máquina de rayos-x. Luego, al entrar al edificio, la Policía Federal revisaba a los visitantes con detectores de metales. En todo momento, para garantizar la seguridad, había que moverse con la credencial –con foto, nombre y cargo- a la vista.

Una de las mayores curiosidades la expresó una persona del Gobierno durante uno de los viajes en ascensor. Al abrirse la puerta en el piso 2, aseguró: “Acá vive un fantasma”. Los pasajeros del ascensor la miraron consternados. ¿Hablaba en serio? Al parecer, los empleados del CCK afirman que en ese nivel del edificio habita un fantasma. Sin embargo, eso no detuvo a los inversores en su afán por conocer las propuestas económicas que brinda el país.

Francisco Cabrera, ministro de Producción, se saludó con entusiasmo con Gabriel Martino, nuevamente al frente de la filial local del HSBC, en el hall principal, antes de la llegada del presidente Mauricio Macri. “Vení a dar una nota”, bromeó Cabrera a Martino ante la mirada de algunos periodistas. Martino, en clave de humor, esquivó la propuesta: “Te dejo las notas a vos, que sos la persona indicada”.

Otro episodio cómico (más bien, tragicómico) se vivió el primer día del evento. En el lugar común, donde se almorzaba y se hacía networking, un visitante no vio los cinco escalones que tenía delante y cayó por las escaleras, mientras sus papeles volaban por los aires. No se lastimó y entre todos lo ayudaron a levantarse.

Dos pesos pesados del e-commerce evitaron cruzarse en el hall principal. Marcos Galperín, fundador y CEO de MercadoLibre, caminaba con su equipo por el lugar mientras que, en una mesa cercana y entretenido por la charla, estaba Alec Oxenford, creador de OLX y de letgo. Los dos argentinos –y pesos pesados del comercio electrónico- en ese momento no llegaron a verse cara a cara, pero todos afirman que luego, en la víspera de un panel, se saludaron afectuosamente. 

En la sala de periodistas, ubicada en el sexto piso, se contó con todos los elementos necesarios para trabajar: notebooks, wi-fi, teléfonos, servicio de catering y… ¡una caja fuerte! En la sala, para sorpresa, de muchos, había una histórica caja de seguridad, pintada de negro y que disparó bromas en torno a aquél video del ex presidente Néstor Kirchner que decía que sentía “éxtasis” cuando las veía.

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas