La estrategia de la cadena hotelera más grande del mundo para la Argentina
Negocios

La estrategia de la cadena hotelera más grande del mundo para la Argentina

Los planes de Marriott para el país tras su adquisición de Starwood. 14 de Julio 2017

Tras la adquisición de Starwood por US$ 13.600 millones en 2016, Marriott volvió a tener presencia en la Argentina, donde ahora cuenta con 13 hoteles, entre las marcas Sheraton, The Luxury Collection y Tribute Portfolio. Y no planea quedarse allí: en enero próximo, inaugurará un Sheraton en la zona Sur de Buenos Aires, en Berazategui, que se llamará Sheraton Greenville Polo & Resort. “Porque está dentro de un complejo que tiene dos canchas de polo. Es la primera apertura que hacemos desde Sheraton Tucumán”, explica Ricardo Caló, vicepresidente de Área de Marriott para el sur de América latina.

Pero no es la única apuesta del grupo en el país. Recientemente, puso en funcionamiento dos hoteles de la marca Tribute Portfolio Hotel en Mendoza y Bariloche: Auberge Du Vin hotel y Arelauquen Lodge, respectivamente. “Es una marca que llamamos ‘soft’, porque el hotel mantiene su independencia en cuanto a su diseño, sus formas. Sí hay una guía, una consistencia, pero apunta a hoteles independientes”, explica el ejecutivo. Este modelo será visto a futuro. “Es el crecimiento estratégico que pensamos para esta parte del mundo: no tanto hotel nuevo construido sino más bien convertir hoteles existentes”, cree Caló.

De la cartera de 30 marcas que Marriott tiene a nivel mundial, en América del sur cuenta con 15 de ellas. “Creo que es un buen número”, destaca Caló, aunque aclara: “Hay esfuerzos que se pueden hacer por traer otras marcas, pero hoy estamos muy bien representados”. Actualmente con 225 hoteles en la región CALA –compuesta por El Caribe y América del Sur–, Marriott podría llegar a contar con 300 propiedades en dos años más. “Muchos de esos proyectos ya están en etapa de construcción, a lo largo de todo el continente”, informa el ejecutivo.

Para la Argentina, el grupo planea compensar la intensa presencia de Sheraton. “Es una marca establecida hace más de 40 años aquí. Nuestro esfuerzo es tratar de balancear esto”, dice Caló, quien detalla: “Buscamos ir lentamente avanzando con los productos de lujo. Un W en Buenos Aires es un pedido que escucho muchísimo entre los viajantes Ese sería uno de nuestros objetivos. Creemos que Buenos Aires puede recibir algún hotel de lujo. Podrida ser St. Regis”. El ejecutivo, además, mira el interior del país.

“Buscamos crecer con hoteles como los Four Points o el mismo Aloft, que ahora estamos abriendo en Montevideo”.

Respecto al desarrollo de 2016, Caló advierte que fue un año “un poco errático, muy marcado por los olimpiadas en Río de Janeiro”. Cuando mira la región y su comportamiento durante este año, considera que “viene con un tema de Zika que todavía ha tenido impacto”. Y agrega: “Lamentablemente, es a largo plazo, y después tenemos los vaivenes políticos y socioeconómicos de Brasil, que llevan incertidumbre al resto de la región”. Se refiere a la Argentina, y especifica que “Buenos Aires se está comportando bien, con crecimiento respecto al año anterior” y que “el resto del país acompaña”, aunque “no son los números que esperabamos”.

Cuando habla de la fusión entre Marriott y Starwood, Caló considera que “se están complementando muy bien”, y sostiene: “Tenemos fuerte presencia en los principales mercados, en las capitales. En Santiago, por ejemplo, donde tenemos ocho hoteles, tenemos de lujo, de cinco estrellas, en distintas partes de la ciudad, y no dejan de competir entre ellos. En Río sumamos siete hoteles entre las dos empresas. Estamos bien distribuidos”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas