Cuál es el índice de pobreza en la Argentina
Negocios

Cuál es el índice de pobreza en la Argentina

El Gobierno suspendió la difusión de los índices y los privados calculan en cifras dispares la cantidad de pobres que existe en el país. Pero todos coinciden en algo: el déficit social es alto. Por Facundo Sonatti 30 de Junio 2014



 

Las estadísticas oficiales ya no informan el porcentaje de personas que están por debajo de la línea de pobreza. “Es un problema de empalme metodológico”, se excusó Jorge “Coqui” Capitanich, jefe de Gabinete. Pero la carencia numérica despertó una lluvia de cifras de lo más dispares. Según el último informe (abril) del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP), coordinado por Claudio Lozano, diputado Nacional, presidente del bloque Unidad Popular, y por Tomás Raffo, la pobreza acusa un 36,5 por ciento, con un nivel de indigencia del 12,1. Chaco, provincia que Capitanich gobierna desde 2007 (está en uso de licencia), está en lo más alto de la tabla nacional, con un 61,6 por ciento.

Para Nuria Susmel, economista de FIEL, el promedio nacional de pobreza está más cerca del 20 por ciento. “En realidad, algo por debajo. En el segundo trimestre de 2013, teníamos 14 por ciento de pobres. Desde entonces, la canasta básica, parámetro por el cual se traza una línea para saber cuántos están por debajo de ella, creció un 32 por ciento y los ingresos, alrededor del 20 por ciento. Con esa diferencia, uno puede estimar el nivel de pobreza por debajo del 20”, explica.

Pobreza. El índice oficial no se quiso publicar, pero los datos privados retrataron la realidad. Foto: Archivo Apertura.

Según el informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA (publicado en abril), un matrimonio de 35 y 31 años, con hijos de 5 y 8 años, necesita una canasta básica total de $ 4142 para eludir la pobreza. Un 132,3 por ciento más que lo estimado por el Indec el año pasado. “Un 27,5 por ciento de los argentinos son pobres”, afirma Eduardo Donza, investigador del Observatorio. El informe, a diciembre de 2013, muestra un crecimiento de casi 3 puntos con respecto a diciembre de 2011. Pero ubica el nivel de pobreza aún por debajo de las cifras de 2010 (29,5 por ciento).

El estudio, sobre 5700 hogares de aglomeramientos urbanos con más de 50.000 habitantes de todo el país, refleja una caída del 5,8 al 5,5 por ciento en el nivel de indigencia. Para Donza, las políticas de asistencialismo impulsadas por el Gobierno, como la Asignación Universal por Hijo (AUH), son eficaces. Sin embargo, la devaluación del primer bimestre y una inflación que se proyecta por encima de los valores de 2013 condicionan. “La mayoría de los sueldos no acompañan el salto en el costo de vida. Por eso, en los futuros acuerdos salariales, está en juego el porcentaje de crecimiento que puede sufrir el índice de pobreza”, reconoce.

“En la Argentina, ser pobre es más caro que ser rico”, asegura Cynthia Goytia, directora del Centro de Investigación de Política Urbana y Vivienda de la UTDT. “El gas de red es más económico que acceder al mismo servicio por medio de una garrafa”, ejemplifica. El último informe de esta entidad (2013) muestra que el problema habitacional se agravó en la última década, al pasar de un 25 al 34 por ciento de los hogares.

“Hoy, un 22 por ciento de la población tiene déficit habitacional por falta de propiedad o condiciones de hacinamiento y un 10 por ciento sufre problemas cualitativos. Es decir, problemas estructurales en su vivienda, por ejemplo, por falta de servicios básicos”, dice. El déficit de viviendas, explica, expone el problema estructural en materia de pobreza.

La edición original de este artículo se publicó por primera vez en el número 245 de la revista Apertura. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas