Cómo una pyme puede hacer frente a la asfixia impositiva
Negocios

Cómo una pyme puede hacer frente a la asfixia impositiva

 Las herramientas legales en la Argentina, el país con mayor recaudación impositiva de la región. Por Por Laura Andahazi 19 de Agosto 2014


 

"En la última década, la presión impositiva se duplicó. Entre la carga previsional e impositiva, una firma de consumo masivo paga impuestos y cargas sociales por cerca el 170% de la utilidad neta final, describe Guillermo Pérez, CEO de GNP y agrega que: " hay herramientas impositivas legales para mejorar la carga, pero insistimos en el concepto de Conciencia Tributaria, considerar la importancia fiscal desde la génesis de los negocios para identificar, en el inicio, la opción tributaria más favorable y no cuando ya están cerrados”.. Paula Boquin, profesora de la carrera de Contador Público de UADE, advierte que la falta de análisis fiscal es la causa del aumento de mortandad temprana en las firmas, con una media de tres años.

dinero_crop_1361547530747.jpg

Boquin dice que los negocios y los impuestos deben ir de la mano, creando ventajas competitivas con el buen uso de herramientas fiscales. "La mejor manera de utilizar las herramientas es desarrollarlas al inicio del proyecto ya que, puesto en marcha, los cambios de estructura traen altas erogaciones que desechan la posibilidad de usos de beneficios fiscales", argumenta.

El sistema impositivo está basado en tres subsistemas: impuestos nacionales, provinciales y municipales. A veces, superponiéndose. Entre los que más impactan en las pymes, están el Impuesto a las Ganancias, Ganancia Mínima Presunta, Impuesto sobre los débitos y créditos bancarios y el Impuesto a los Ingresos Brutos, las contribuciones al Régimen de Seguridad Social y los que gravan el comercio exterior, si fuera el caso.

"En función de la actividad, también resulta de aplicación el IVA, aunque es un impuesto que se traslada al cliente y, salvo casos puntuales, no resulta un costo para la empresa”", dice María Cecilia Simón, directora de Tax & Legal en PwC Argentina.

El Estado, por medio de incentivos fiscales, busca atraer inversores, desarrollar tecnologías o industrializarse. El Ministerio de Industria de la Nación, con la Sepyme, permite a las pymes obtener reintegros por sobre la inversión que realicen en la capacitación de sus empleados. El beneficio del programa Régimen de Crédito Fiscal para capacitación puede ser desde el 40% hasta el 90% del monto de la inversión y se reintegra con la emisión de un Certificado de Crédito Fiscal aplicable a la cancelación de Impuestos Nacionales. En 2013, se presentaron 2.500 proyectos, de los que se aprobó el 87%. Según el ministerio, para 2014, ingresarán 3.500 proyectos para capacitar a pymes en actividades abiertas o cerradas.

A través del la Ley de Promoción del Software, se busca fomentar la industria estableciendo beneficios como estabilidad fiscal, bono fiscal por el 70% de las contribuciones patronales y desgravación del 60% en el impuesto a las Ganancias.

También, está vigente el Régimen Saldo Técnico de IVA, para promover la producción de bienes de capital, facilitando el recupero del saldo técnico acumulado de IVA, los fabricantes podrán acceder al recupero por la reducción del 21% al 10,5% en la alícuota de IVA sobre las ventas internas, en relación a la alícuota aplicada sobre las compras de insumos, partes y piezas destinadas a la fabricación de estos bienes (generalmente, del 21% y/o 27%).
Simón destaca la importancia de tener en cuenta los regímenes de facilidades de pago con que cuenta la AFIP, que permiten financiar el pago de impuestos. “"Deben seguirse de cerca las retenciones y percepciones de impuestos y analizar la posibilidad de solicitar, ante los fiscos correspondientes, la exclusión de retenciones y/o percepciones. La acumulación de saldos a favor puede ocasionar un perjuicio financiero para la empresa”", advierte. Si bien los impuestos que más impactan son Ganancias, Impuesto a los Ingresos Brutos e Impuesto sobre los débitos y créditos bancarios, Boquin explica que son los que poseen mayores herramientas fiscales para disminuirlos.

Para Claudia Ortiz, socia responsable de Impuestos de Crowe Horwath y titular del Comité Internacional en temas Tributarios de la firma a nivel global, la planificación fiscal es como un traje a medida. Cada empresario tiene sus propios objetivos y los asesores deben ver cuáles son las mejores opciones para desgravar. "Muchos quieren resguardar sus bienes frente a los embates de la AFIP, ARBA o de reclamos de empleados. Hay planificaciones internacionales con mayor o menos grado de sofisticación. No tiene que ver con evasión de impuestos. También, el empresario puede querer optimizar sus dividendos y habrá que ver con qué países hay convenios de doble imposición para reducir la tasa de impuestos". Pero, recomienda Ortiz, los empresarios deben tener un perfil activo frente al tema. “Es importante que estén al día con los cumplimientos; muchos negocios se pueden frustrar si tienen una deuda con el fisco”.

Nota publicada en el suplemento Pyme del Diario Cronista (7/8/2014)



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas