File photo of DirecTV satellite dish on a residential home in Encinitas, California
Negocios

Cómo una empresa de televisión conquistó al público de los asentamientos de emergencia

11 de Abril 2016

“Voy a ponerle $ 120 al decodificador para que los chicos vean la tele”. La frase, escuchada en un cumpleaños, revela la nueva forma de consumir televisión en la Argentina, una manera que ya se extendió a toda América latina.

Sucede que el sistema llamado “prepago”, y que ofrece la empresa DirecTV, abrió en el mercado un nuevo segmento de público para que las firmas de televisión –por cable o satelital- se peleen. Con la recarga mínima –de $ 110- uno tiene acceso durante 7 días al servicio de la empresa.

Todo comenzó cuando DirecTV comenzó a vender en supermercados, ferreterías y otros comercios su kit de decodificador y antena. El cliente lo compra y lo instala él mismo, sin ayuda de un técnico. Luego le carga crédito al decodificador por Internet, en los locales de pago de servicios o en kioscos. “Es un producto increíble ya que podés acceder a zonas marginales, porque el cable no llega a los asentamientos de emergencia donde el técnico no puede entrar. Así les ofrecés un producto formal, 100 % digital y que no tiene factura como otros servicios, sino que se carga a pedido del usuario”, explicó Nadine Pavlovsky, VP de Marketing de DirecTV, a Apertura.com.

De acuerdo con datos de la empresa, el 70 por ciento de los clientes prepagos a este servicio antes no tuvieron televisión paga. “Nosotros agrandamos la torta, porque comenzamos a llegar a gente que estaba aislada geográficamente”, destacó.

Si bien esta idea de vender el kit de antena y decodificador nació en Venezuela, rápidamente llegó a la Argentina para convertirse en el caballo de batalla de DirecTV en un mercado donde combate, en el servicio de Internet, con las históricas empresas de cable como Cablevisión y Telecentro, entre otras.

En Brasil, según Pavlovsky, están relanzándolo nuevamente y, en Estados Unidos, evalúan su presentación en breve.

La empresa no hace publicidad. “Es todo boca a boca”, aseguró y agregó que, si bien el servicio está disponible hace siete años, lograron un boom en los últimos tres, cuando llegaron con fuerza a los kioscos, supermercados y otros comercios que venden el kit



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas