¿Cómo podés saber qué querés ser cuando seas grande?
Negocios

¿Cómo podés saber qué querés ser cuando seas grande?

Enterate cuál podría ser tu  trabajo.

Por Roxana Boso 06 de Agosto 2014



 

 


Te voy a contar cómo nos dimos cuenta con unos amigos.

Cuando yo tenía 8 años, todos los días jugaba con mi amiga Nuri a dar clase, con un pizarrón que teníamos en casa, sobre el placard. Nos turnábamos para ser la maestra y la alumna. También nos gustaba jugar a ayudar a las personas y a la visita.

Construccion

Poco a poco, me fui dando cuenta que esas actividades me hacían feliz. Hoy mi trabajo es ayudar a las personas a conocerse, a encontrar las actividades que les gustan hacer y para las que tienen habilidad, a acompañarlas en su decisión.

A Pancho, lo que más le divertía era jugar con ladrillos de encastre. Se la pasaba analizando y buscando una explicación sobre cómo se construían los puentes para que no se caigan. ¡Hoy es ingeniero y se dedica a construir esos edificios altos que tienen un montón de pisos!

Tenía un amigo que a los 8 años, cuando íbamos a jugar a su casa, quería ser científico. Siempre estaba haciendo experimentos, mezclaba aceite con agua y bicarbonato y claro: ¡Es científico!

Si tu tiempo libre del cole, lo dedicas a pensar juegos para la compu y creas nuevos, es muy probable que tus intereses, cuando crezcas, estén en el desarrollo de juegos online. ¿Sabías que hay muchos chicos que ya a los 10 años hacen juegos que funcionan?

Hoy las cosas cambiaron un poco. La cantidad de información que recibís desde que sos chiquito, junto con el acceso a la tecnología, pueden confundirte y ante tantas cosas para hacer, podés tener dificultad para elegir. Muchas veces nos gusta algo que hacemos, pero cuando pensamos que eso será nuestro trabajo de todos los días, podemos darnos cuenta que, si bien nos gusta, no es lo que queremos hacer en nuestra vida como un trabajo.

Estamos en la era de la tecnología y la comunicación en la que cada uno de ustedes, desde muy pequeños, están en contacto con las tablets, la TV online, y con el celular de sus papas. Satisfacen sus gustos de manera inmediata y se comunican con sus amigos con rapidez y con muchos a la vez. Esto que parece un juego de chicos, en el mundo de los adultos también se ve. Trabajamos con distintas personas que muchas veces no están en la misma oficina, están en otros países, en horarios que son diferentes. Pero pasa algo que no sucedía cuando yo era chica, se borró la línea divisoria entre trabajar y divertirse.

Cuando en la actualidad los jóvenes empiezan a trabajar, buscan que su actividad incluya la diversión. Y está ¡muy bien!, aunque trabajar implica muchas otras responsabilidades. Al decirte esto, te invito a que puedas jugar y divertirte, y que en tus juegos con amigos descubras cuáles son las cosas que te gustan hacer.

Mi consejo es que aunque te parezca lejano, puedas comenzar poco a poco a conocerte, conocer qué tareas, oficios, profesiones existen y que vos podrías hacer. Cuando vos te vas conociendo y eligiendo lo que te gusta, estás dando el primer paso para alcanzar lo que te proponés. Es probable que cambies de idea una o varias veces, ya que esta, es una elección entre otras que vas a hacer en tu vida, y todos podemos cambiar de elecciones. Lo importante es que estás ejercitando para tu futuro.

Así como nosotros encontramos qué nos gusta hacer, estudiamos y hoy trabajamos de lo que nos gusta, vos también podés hacerlo empezándote a conocerte. Y si necesitás ayuda, acordate que podés hablar con tus padres, con tus maestros, amigos, alguien en quien confíes para que te oriente.

(*)Directora del Instituto de Orientación Vocacional y Profesional de UMSA.
Lic. En Psicóloga MN 11970



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas