Cómo funcionan los créditos porteños para comprar bicicletas
Negocios

Cómo funcionan los créditos porteños para comprar bicicletas

Los lanzó el Banco Ciudad y se ofrecerán a sola firma entre $ 1000 y $ 3000. Los posibles obstáculos a la hora de hacer el trámite. 

17 de Octubre 2012

Hace dos años que el gobierno de la Ciudad decidió instalar bicisendas a lo largo de distintas calles. Desde la subsecretaria de Transporte porteña explicaron que desde ese momento hasta ahora creció un 120 por ciento el uso de las bicicletas y que se hacen un promedio de 150 mil viajes por día. Mientras tanto, el servicio de préstamo gratuito que ofrece el gobierno porteño genera 3800 viajes diarios.

Bicicle _ IMG
En sintonía con esto, el Banco de la Ciudad decidió impulsar una línea de créditos desde $ 1000 hasta $ 3000 para que se pueda adquirir la bicicleta y devolver el dinero en hasta 50 cuotas de $ 20 mensuales, sin costos financieros, sin tasas nominales y sin seguros, comisiones u otros agregados. Prestan $ 1000, se devuelven $ 1000.

El interesado debe acercarse a cualquiera de las 22 bicicleterías sumadas a la red armada por el Gobierno porteño. Allí, el bicicletero le hará un presupuesto al cliente por la bicicleta que desea. Con ese papel, se deberá ir al Banco Ciudad con DNI y comenzar el trámite que, aseguran, es a sola firma. A las 48 horas el dinero estará despositado en la cuenta de la bicicletería, que con el comprobante del préstamo otorgado al cliente entregará la bicicleta, según explicaron desde la entidad a Apertura.com.

La única barrera que se puede encontrar el (futuro) ciclista estará en el hecho de si figura en el veraz o si es deudor alimenticio. En dicho caso, deberá regular su situación antes de poder hacerse del dinero.

De acuerdo a lo informado, el espíritu de los préstamos no contempla la posibilidad de que una persona que elige una bicicleta que cuesta, por ejemplo, $ 15.000, financie una parte con el crédito y el resto de su bolsillo.

Mientras tanto, en cuanto al casco, a priori no está contemplado en el la idea general de la iniciativa, aunque si un ciclista conviniera con su bicicletero un presupuesto donde se integrara el caso, el banco no impediría el crédito. En este caso, quedará sujeto al interés del dueño de la bicicletería.

Los microcréditos no tienen fecha de caducidad y se espera que para el próximo año la iniciativa continúe su marcha.

Consultados sobre cómo evitarán que no se desvirtúe el destino del dinero, aclararon que el hecho de haber organizado una red de locales permitirá un control más fácil de la situación.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Editor80 CMS Reportar Responder

Fui a preguntar y necesitas una cuenta en el ciudad. Sino tenes, tenes que agregar 20 pe por mes de mantenimiento para abrirla.

Videos

Notas Relacionadas