Cómo funciona la cadena india de cirugías cardíacas que recorta los costos 98 por ciento
Negocios

Cómo funciona la cadena india de cirugías cardíacas que recorta los costos 98 por ciento

Desde los uniformes hasta el aire acondicionado, su dueño ahorra en todo lo que puede en un país donde se gastan US$ 60 per cápita por año en salud.

Por Ketaki Gokhale 06 de Septiembre 2013




Devi Shetty tiene fotografías de la Madre Teresa y Mahatma Gandhi en su escritorio, y está obsesionado con volver accesibles las cirugías cardíacas para millones de indios. Pero estos dos hechos no están conectados. Shetty es un cirujano cardíaco transformado en empresario que fundó una cadena de 21 centros médicos en la India.

Capitalista de tiempo completo, recortó costos comprando ambos más baratos y desdeñando al aire acondicionado y otras eficiencias. Eso ayudó a recortar el precio de la cirugía coronaria de limpieza de arterias bypass a 95.000 rupias (US$ 1555) -la mitad de lo que costaba hace 20 años-. Quiere llevarlo a US$ 800 dentro de la próxima década. El mismo procedimiento cuesta US$ 106.385 en la Cleveland Clinic de Ohio, según datos del Centers for Medicare & Medicaid Services.


Mano a mano. El doctor Shetty explica cómo trabajan sus clínicas en la India.

“Esto muestra que los costos se pueden contener sustancialmente”, dice Srinath Reddy, presidente de la Federación Mundial del Corazón, basada en Ginebra. “Es posible ofrecer un cuidado cardíaco de muy alta calidad a un costo relativamente bajo”.
Los expertos médicos como Reddy están observando de cerca para ver si el severo recorte de costos de Shetty sirve como modelo para hacer más rentables las operaciones cardíacas que salvan vidas y más accesibles para los pacientes en la India y otras naciones emergentes. “El precio actual de todo lo que uno ve en el cuidado de la salud es más que nada oportunismo y resultado de la ineficiencia”, dice Shetty, quien abrió su hospital principal, Narayana Hrudayalaya Health City, en Bangalore en 2001.

Controlar los costos es clave en la India, donde más de dos tercios de la población viven con menos de US$ 2 al día y 86 por ciento del cuidado de la salud es pagado por los individuos. El gasto de salud per cápita es de menos de US$ 60 al año. Un estudio reciente de la Fundación de Salud Pública de la India y la Escuela de Higiene & Medicina Tropical de Londres encontró que, en la India, las enfermedades no transmisibles como las del corazón ahora son más comunes entre los pobres que entre los ricos. Una de cada cuatro personas mueren de ataques al corazón, pero el país realiza solo entre 100.000 y 120.000 cirugías cardíacas al año, muy por detrás de las 2 millones que Shetty estima que son necesarias.

operacion
Ahorro. Desde los acondicionadores de aire hasta los ambos, las clínicas ahorran en todo.

“Hubo una rápida urbanización en la India que trajo un cambio en los patrones de dieta y estilo de vida”, dice Usha Shrivastava, número uno de Salud Pública de la Fundación Nacional de Diabetes, Obesidad y Colesterol. “Nos está llevando a este gran salto en enfermedades cardiovasculares”. Shetty planea sumar 30.000 camas durante la próxima década a las 6000 que sus hospitales tienen ahora, e identificó 100 ciudades con poblaciones de 500.000 a 1 millón de personas que no tienen hospitales coronarios.

Toda esta expansión depende de mantener los costos bajos. Un hospital prefabricado de un piso y 300 camas en la ciudad de Mysore le costó US$ 6 millones y seis meses de construcción a la compañía de Shetty, dice. Para reducir los costos energéticos, solo los quirófanos de operación y las unidades de terapia intensiva tienen aire acondicionado. Shetty también ahorra al eliminar las pruebas de pre-quirúrgicas innecesarias. Las muestras de orina que alguna vez fueron rutina antes de la operación fueron eliminadas cuando solo un puñado de casos dio positivo por bacterias dañinas. Y la cadena usa un software basado en la Web para manejar la logística, en lugar de licenciar o construir costosos sistemas nuevos para cada hospital. Cuando Shetty no pudo persuadir a un fabricante europeo para bajar el precio de sus batas de cirugías descartables y gasa estéril, persuadió a un grupo de emprendedores en Bangalore a hacerlos -por 60 por ciento menos.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas