Google_IMG_NUEVA_crop_1380726315779.jpg
Negocios

Cómo es trabajar en Google

El famoso buscador avanza al 50 por ciento anual y ya piensa en nuevas oficinas para gestionar ese crecimiento.  Por Juliana Monferrán 26 de Marzo 2015

 

Con el 50 por ciento de crecimiento año contra año, Google Argentina buscó el reemplazo de su número uno en el mercado. Lino Cattaruzzi, director General de la compañía hasta principios de junio, había trabajado en la empresa cuatro años, hasta llegar a dirigir el negocio local. Pero sus planes de carrera continuaban en México. Cuando Federico Procaccini, hasta ese entonces, director General de MercadoLibre para la Argentina y el resto de América latina, se enteró del cambio, se postuló como candidato. ¿Qué le atrajo de la compañía fundada por Larry Page y Sergey Brin, que, este año, con las nuevas incorporaciones, subió de categoría?

Desde la empresa, afirman que una persona que viene de afuera aporta diversidad a una compañía caracterizada por una cultura muy fuerte. “La diversidad es uno de los valores más arraigados en la firma y tiene un muy buen fundamento: nuestro consumidor es el mundo. Buscamos representar esa diversidad para tener mejores productos que satisfagan sus necesidades”, explica Procaccini, quien ya pasó los tres meses como noogler, etapa de aprendizaje y adaptación que se les da a las personas que recién ingresan, donde, además de los cursos de inducción y una semana en New York o Silicon Valley, un “budy” –un compañero al que se le puede preguntar todo– los acompaña.

“Hace un año que entré a la empresa y tiene una cultura muy distinta a la de todas las compañías en las que estuve. Y está muy relacionado con el espíritu emprendedor que inunda la firma y con la posibilidad de pensar en grande. También, hay que adaptarse a la velocidad”, cuenta Natalia Marcu, nueva gerente de RR.HH. para Google Hispanoamérica. Para la ejecutiva, en Google, cada uno es dueño de su propia carrera. Hay mucha autonomía pero, a la vez, mucho soporte. De hecho, fue una de las cosas que le sorprendió a Procaccini. “No te dicen: ‘Sos dueño y hacé lo que puedas’”, subraya.

Hay mucha transparencia, que se transforma en feedback formal e informal. Como buena firma de ingenieros, los procesos y sistemas enmarcan ese caos –ellos prefieren llamarle libertad– que parece haber en las coloridas oficinas. Libertad con responsabilidad. Así lo define Procaccini. “Todo lo que hablamos tiene un proceso atrás, que se puede medir. Así, podemos mejorar”, explica.

Además de los soportes internos, la compañía paga el 75 por ciento de los estudios –100 por ciento en caso de idiomas– de sus colaboradores, hasta un tope anual. Puede ser un posgrado orientado al negocio pero, también, financia actividades relacionadas con la creatividad, como un curso de fotografía o de canto.

“Creemos que hay tantos planes como googlers en la empresa. Cada uno puede repensar su carrera 1000 veces. Puede moverse de área, de país... Promovemos la movilidad interna”, describe Marcu, quien asegura que, este año, a pesar de la inestabilidad del mercado, no se frenó ninguna política de recursos humanos. Sin embargo, como en los últimos tres años, se hizo una revisión salarial adicional y se anticipó parte del aumento que, siempre, va acompañado de reconocimientos por performace. También, se ajustaron los beneficios sujetos a un monto en pesos.

“Seguimos creciendo y proyectamos un 2015 igual a este año, con mismo crecimiento e incorporaciones. El negocio de la publicidad online es pequeño con respecto a la torta general. Se puede seguir creciendo a estas tasas porque, además, es un medio muy eficiente”, asegura el flamante número uno. De hecho, aunque el ejecutivo no quería adelantarlo, Google ya está en planes de buscar nuevas oficinas porque las de Puerto Madero están quedando chica. “No resignaremos espacios como la sala de música (N.d.R.: inaugurada este año) para poner gente”, dice Procaccini.

La empresa se caracteriza por la baja edad promedio de sus colaboradores: 30 años. En muchos casos, Google representa su primer empleo. Con esta realidad, los gerentes se vuelven un eslabón esencial en la cadena Google. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas