Cómo entender a los jóvenes de la Generación Z
Negocios

Cómo entender a los jóvenes de la Generación Z

Por Florencia Radici y Cecilia Valleboni 22 de Julio 2014

 


Vivieron toda su vida con acceso instantáneo a enormes cantidades de información. Son nativos digitales y los más avezados, incluso, pueden hasta programar o crear apps y videojuegos para los celulares. Pero, al mismo tiempo, tienen una fuerte conciencia social, respetan y viven en diversidad y cuidan el medio ambiente. Son la generación Z, los jóvenes que nacieron a partir de 1995 y que, ahora, dan sus primeros pasos en las organizaciones. La mayoría, apenas salidos del secundario. “En el mundo, hay 1200 millones de personas de entre 15 y 24 años, que representan el 18 por ciento de la población mundial, según el Programa de Jóvenes de Naciones Unidas. A nivel local, de acuerdo con el Indec, dentro de este grupo, la mayoría son mujeres. Y, del segmento general, el 15 por ciento es ni-ni (no trabaja ni estudia)”, grafica Marcelo Villegas, director de Capital Humano del Grupo Telecom.

En lugar de tener conversaciones cara a cara o telefónicas que cubran varios temas en una cantidad de tiempo prefieren manejarse continuamente con flujos más cortos de información sobre multitudes de temas, a través de servicios de mensajería como WhatsApp o Facebook y, en menor medida, mensajes de texto. “Son muy sensoriales, por lo que será complicado darles clase. Cambiará la metodología del aula. Tiene que ser más vivencial, para conceptualizar con ellos”, anticipa Andrés Hatum, profesor de IAE Business School, autor del libro “Yrrupción”. Las redes sociales son ubicuas en su vida y, por lo tanto, tampoco las conciben como separadas en el trabajo.

joven computadora notebookConectados. El acceso inmediato a grandes volúmenes de información es una característica que define a los jóvenes de la Generación Z. Foto: Bloomberg.

Los Z requieren un feedback inmediato y constante. Esto, también, es consecuencia de la inmediatez a la que los acostumbró Internet. Google resuelve cualquier duda en segundos. Esto, claro está, también tiene como consecuencia que, cuando se les presenta un problema, buscan la respuesta rápida y no suelen tener paciencia para resolverlo por cuenta propia en varios pasos. A veces, se sacrifica exactitud o precisión a favor de la rapidez. “Les resultaría increíble la devolución de una evaluación de desempeño en una hoja de papel. Casi que no entienden por qué. Todo lo que tiene que ver con la inmediatez será esencial en la relación con las organizaciones”, añade Alejandro Mascó, socio de Human Brand.

”El 85 por ciento de los chicos de esta generación, en la Argentina, tiene acceso a Internet. Pero toda esa información, también, los volvió algo escépticos y desafiantes del mundo adulto”, explica Guillermo Grünwaldt, director de la Escuela de Negocios de IDEA.

Pero, además, son hijos de matrimonios en los, que generalmente, trabajaron ambos padres. Lo que llevó, en muchos casos, a la indulgencia: los padres quieren criar hijos con alta autoestima, aunque implique corregirlos y retarlos poco o desafiarlos a alcanzar algo más allá de su capacidad. La combinación de la independencia ganada por el acceso a dispositivos móviles con Internet y esta actitud de los padres produce un gen Z, que puede ser un arma de doble filo: por un lado, tienen los recursos e iniciativa suficiente para hacer cambios positivos pero, al mismo tiempo, no experimentaron fracasos ni frustraciones que demuestren el esfuerzo que se requiere, a veces, para llegar a una meta. Son, también, individualistas en su carácter.

Además no querrán estar cinco días a la semana, ocho horas diarias, sentados en un escritorio.. El multitasking al que están acostumbrados les permite dedicarse a varios temas al mismo tiempo, sin sentir que desatienden ninguno. Por eso, el modelo de freelancer y emprendedor es uno de los preferidos. “Las empresas tienen que adaptarse y hacer que lo laboral sea parte de lo personal. No hay que imponer los valores, sino adaptarse a los de una generación diferente”, aconseja Fernando Ciarmatori, director de Adecco Profesional de Adecco Argentina.

Un dato curioso: se espera que sean cuidadosos con el dinero. Viven su adolescencia en una época de incertidumbre mundial y ven que, a sus hermanos mayores, les cuesta salir de la universidad y lograr la independencia, por lo que evitarán endeudarse y buscarán inversiones menos riesgosas. En un estudio realizado en los Estados Unidos sobre esta generación, se reveló que el 57 por ciento de los Z entrevistados aseguró que prefería ahorrar dinero, en lugar de gastarlo inmediatamente.

La edición original de este artículo se publicó por primera vez en el número 245 de la revista Apertura.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas