Cómo cotizar en el exterior
Negocios

Cómo cotizar en el exterior

Salir a la Bolsa es un objetivo deseado por muchas empresas. Qué pasos hay que tener en cuenta. 

15 de Agosto 2012




Cotizar en una Bolsa del extranjero no puede ser el objetivo final ni la misión, sino una manera adicional de levantar capital, gracias a haber construido una organización atractiva para el inversor. Pero, antes de convencer a los accionistas, hay que tener construido algo que se pueda ofrecer.

NASDAQ
El segundo paso es tener muy en claro por qué se quiere ser una empresa pública. Suena sexy. Pero implica un enorme esfuerzo y un compromiso gigantesco con los inversores: desde un fondo global a una abuela en Omaha o Córdoba que confía sus ahorros. Genera responsabilidad y el pensar si uno está dispuesto a someterse al escrutinio constante.

El tercer paso es entender las ventajas y desventajas de hacerlo en los Estados Unidos versus Europa o Brasil. Las bolsas estadounidenses tienen más liquidez, profundidad, los inversores más profesionalizados y mayor cantidad de dinero y volumen transaccionado por día.

Lo positivo es que, por el escrutinio al que están sometidas las organizaciones, sólo puede hacerlo una empresa que tenga los procesos y mecanismos internos listos. Cotizar allí implica un costo importante y el proceso puede llevar entre seis meses y un año. Es importante elegir bien a los accionistas porque la empresa tiene un input de a quiénes se otorgan los primeros títulos.

Nosotros, siempre, dijimos que la apertura era para levantar capital y reinvertir en el negocio, no para generarles liquidez a los inversores. Queríamos un plan a largo plazo y el management fue muy claro. El IPO no es la llegada, sino el punto de partida hacia la misión final.

*Arnt es CFO de MercadoLibre, que cotiza en Nasdaq.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas