Cómo conviven en Starbucks los vasos nacionales vs. importados
Negocios

Cómo conviven en Starbucks los vasos nacionales vs. importados

Tras la polémica disculpa, los clientes hablan de las diferencias con los recipientes made in Argentina. Qué dicen los empleados. Una experiencia en tamaño Tall y Grande. 

19 de Julio 2012




"Te doy dos vasos. Uno nacional y otro importado", se ríe la empleada del Starbucks de Puerto Madero. Sucede que el quiebre de stock anunciado por la compañía -y que afectó a sus vasos- todavía no encontró reemplazos iguales en la industria nacional. 

Vasos Star
A las 11 de la mañana, el reloj marcaba un buen momento para entrar a una de las cadenas de café más conocidas del mundo y tomar un café latte. ¿Y por qué no dos? Dos cafés: Tall y Grande. Sin embargo, los vasos son distintos.

El primero es de un material rugoso, no tiene el logo verde de la compañía y su tapa es, según los empleados, un poco más dificultosa para el cierre. El segundo tiene la forma, el diseño y el emblemático escudo de la empresa.   

El cambio de vasos no afectó el precio, y tomar dos cafés de esas dimensiones sigue costando un total de $ 38 -$ 18 el Alto y $ 20 el Grande-. "La gente pregunta qué pasó", admite una empleada, que explica: "Son diferentes las tapas, se nos complican para cerrar, pero es casi lo mismo".

Mientras tanto, sorbos de café de por medio, cuenta que la situación se debe al "quiebre de stock", tal como anunció días atrás la compañía. "Por eso uno es con logo y el otro no", detalla. De todas formas, las diferencias están a la vista y al tacto. 

En una de las mesas, dos estudiantes de medicina repasan textos y conversan sobre la situación que vivió la empresa. "¿Viste que tuvieron que salir a pedir disculpas?", le pregunta uno al otro. Con los libros de por medio, uno de ellos dispara: "El nuevo vaso es mucho más berreta, se rompen fácilmente". Y por más que el estudiante le eche la culpa a la industria nacional, desde Starbucks adelantaron que el 70 por ciento de sus productos se hace con insumos locales. 

"Hicieron una polémica por nada", comenta otra empleada. Sin embargo, el primer posteo de la compañía en Facebook, donde se "disculpaban" por usar productos nacionales, recibió 1108 comentarios, la mayoría de ellos poco felices. Así, parecería que sólo el tiempo llevará a que los usuarios y los consumidores de café se olviden del fail de Starbucks y vuelvan sin rencores al mundo del Alto, Grande y Venti.

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas