Co design, cómo hacer el logo perfecto para tu empresa
Negocios

Co design, cómo hacer el logo perfecto para tu empresa

Contenido Patrocinado 13 de Abril 2016

Implementamos un nuevo negocio, queremos darle vida a una nueva empresa y lo primero que pensamos es que para ello, después de haber escogido el nombre de la marca, el siguiente paso que tenemos que dar es escoger el logo, pero probablemente estamos equivocados; escoger el logo de la marca en ningún momento tiene que estar separado de escoger el nombre, porque algunas de las mejores marcas son aquellas que utilizan su nombre en el logo.

Obviamente no siempre será posible, por ejemplo cuando son instituciones con nombres largos, pero si estamos hablando de marketing definitivamente tenemos que esforzarnos por encontrar nombres cortos y fáciles de recordar como los de Shopify y Gospaces, que explican de manera perfecta lo que hace la empresa y al mismo tiempo tienen un logo interesante, no solamente su nombre con tipografía es la imagen de la marca.

El ejercicio que veremos a continuación sirve en cualquier caso, ya sea que la compañía ya esté creada o que quiera hacer una reingeniería de su imagen también. Analizaremos todo el proceso para que lo entiendas a la perfección y mucho más importante, para que lo puedas poner en práctica.

¿Qué es el Co-Design?

Básicamente el concepto de este término engloba el hecho de crear la imagen de la marca con la ayuda de todos los involucrados en ella, es decir con la colaboración de cada persona que tenga algo que ver de manera directa con la compañía, sin importar si su puesto en la misma es muy alto o muy bajo; podríamos decir que básicamente se trata de saber lo que todos piensan, escuchar lo que todos tienen que decir, lo que todos sienten al respecto de la compañía y englobar tantos significados en un solo logo.

La primera impresión para nosotros podría ser que este trabajo es bastante complicado, ya que todos tenemos diferentes formas de pensar y tratar de llegar a un acuerdo con tantas mentes diferentes puede ser complicado; no te preocupes, eso no será necesario, explicaremos a continuación el proceso y te darás cuenta de que es muy productivo.

Primer paso: reunir a todo el mundo

Esto es lo primero que tienes que hacer para llevar a cabo este ejercicio y probablemente lo mejor sea que lo hagas durante una jornada laboral, un día en el que nadie tenga descanso ni tampoco incapacidad, para asegurar que las ideas de todos estarán presentes; es imperativo que todos y cada uno de los que intervienen en las actividades de la empresa participen, desde los propietarios y gerentes, hasta los trabajadores operativos e incluso los de menor rango, como por ejemplo los encargados de la seguridad de la entrada o los de mantenimiento.

Recuerda que todos tenemos diferentes maneras de pensar y mientras más material tengas para saber qué es lo que la empresa en realidad significa para todos, mucho mejor será; también asegúrate de dedicarle el tiempo suficiente al taller, no lo programes para una hora antes de la salida e incluso la mejor idea es que sea la primera actividad que todos hagan por la mañana, mientras están lúcidos y no están pensando constantemente en el momento en que el reloj marque la hora de irse.

Segundo paso: papel y lápiz

Estos antiguos elementos serán realmente importantes para lograr nuestra recopilación de datos; entrega cada empleado una hoja de papel y lápiz para que escriba y a la pregunta a la cual tiene que contestar es la siguiente: ¿qué representa la empresa o la marca para ti? Y explícales que sus respuestas tienen que ser principalmente cortas, no grandes conceptos, sino que palabras con significados específicos, como adjetivos calificativos principalmente.

Te sorprenderás de los resultados de este ejercicio, pues mientras que para algunos que probablemente no tengan grandes obligaciones por su edad y estado civil el trabajo puede significar solamente dinero, para otros puede significar algo tan importante como el sustento, la felicidad de su familia porque no les falta nada e incluso, para aquellos que aman su trabajo, puede significar pasión y esfuerzo constante por mejorar.

Cuando tengas todas las respuestas tienes que escribir aparte los valores y adjetivos que más se repiten, eliminar los que no se repiten para nada y sopesar la importancia de los que tienen una opinión media, dejando solo los principales, los que consideres que de verdad representan a la marca y con esta información haremos parte del siguiente paso.

Tercer paso: los colores de la marca

Aquí hay dos actividades que se tienen que realizar, una está completamente bajo nuestra responsabilidad y la otra es en la que los trabajadores nos ayudarán y para la cual tendremos que hablarles previamente de un tema muy importante: el significado de los colores; es importante que antes de hacer la pregunta principal del ejercicio, los trabajadores conozcan cuáles son los colores que se asocian a sentimientos y acciones específicas, como por ejemplo el rojo y el naranja, que suelen estar presentes en los logos de empresas de comida rápida porque evocan al hambre.

También puedes explicarles la paleta cromática, porque pueda que deseen opinar un color pero en una tonalidad no estándar, que no sea la más fuerte y la que principalmente define a ese color o sencillamente querrán evocar algún valor o significado específico que se encuentra presente en la compañía, pero con menor potencia que otros.

Como ya podrás imaginar, la pregunta que haremos a los trabajadores en esta ocasión será: ¿cuál es el color o los colores que consideras que representan mejor a la marca? Dependiendo de lo que tu negocio signifique para los trabajadores, se verán diferentes respuestas en cuanto a los colores también; no siempre es malo que un trabajador mide solamente el dinero en el negocio, al menos no si lo utiliza para describir a la empresa como tal y no lo que la empresa es para él. Por ejemplo, en este taller un trabajador de Shopify o Gospaces podría opinar que el color verde define a la empresa porque su trabajo es crear sitios de venta y las ventas separan siempre con dinero, el cual suele estar idealizado bajo el color verde.

Luego de haber recibido las respuestas es que entra el trabajo meramente nuestro, donde tenemos que asignar colores afines a las palabras del paso anterior, las que definían lo que los empleados piensan de la empresa o lo que la empresa es para ellos y cuando tengas estos colores, entonces tienes que hacer lo mismo que al descartar las palabras que no se repetían, poner a un lado los que más se repiten para utilizarlos y los que tienen votaciones medias considerar tú mismo si deben quedarse o no.

Cuando hayas finalizado este paso ya tienes los colores que llevará tu logo y aunque no es mala idea que solo lleve dos o tres colores como máximo, no tienes que preocuparte si crees que son realmente necesarios varios, porque grandes empresas como Google, Macintosh y otras más lo han logrado con diversos colores en sus logos; el lobo de las Olimpiadas por ejemplo, cuenta con cinco diferentes colores.

Paso cuatro: verdaderos artistas

Siempre con papel y lápiz en mano e incluso pudiendo agregar en esta ocasión lápices de color, es momento de que le pidas a los trabajadores dibujar lo que consideran que representa la compañía para ellos; tienes que hacer énfasis en el hecho de que no les estás pidiendo que generen un logo, sino que quieres que expresen con dibujos lo que sienten por la compañía, lo que la compañía es para ellos.

En este ejercicio puede utilizar los elementos que deseen y si quieren también pueden darle color a lo que dibujen; tienes que estar preparado, porque mientras algunos sólo dibujarán elementos específicos, como por ejemplo símbolos de dólar y caritas sonrientes, otros pueden hacer verdaderas obras de arte que te muestren todo el lugar de trabajo, los diferentes compañeros, maquinarias y lo que se te ocurra.

El trabajo nuevamente será tomar en cuenta todos los elementos que se repiten en cada descripción, porque muy probablemente estos elementos en realidad pueden definir el significado de la marca de manera bastante concreta y por eso está en la mente de todos los empleados, lo que hasta cierto punto incluso también podría significar que estos estén en la mente de los consumidores.

Los elementos que no se repiten para nada se desechan y nuevamente serás tú quien decide si los elementos que están presentes en algunas ocasiones, pero no más de la mitad, se quedan o no en la lista.

Último paso: creación del logo

El camino para llegar hasta aquí no ha sido nada fácil y lastimosamente no podemos decir que en adelante lo será, porque aún falta la parte más importante de todo el proceso, unir toda la información, compararla, decidir cuál coincide más con los valores de nuestra empresa y al final de todo generar un nuevo logo; nuevamente a tomar papel y lápiz en blanco y a utilizar las ideas que todo el mundo aportó.

Primero tenemos los valores de la empresa, podemos escoger cinco valores principales que muestran cuales el pensamiento que la empresa tiene en cuanto a la forma en que sirve a sus clientes y también en cuanto a políticas y comportamiento interno y aunque no lo creas, con haber escogido estos valores ya avanzamos aproximadamente el 30% de todo el proceso.

Ahora, al igual que durante el taller de diseño colaborativo, el siguiente paso es asignar un color a cada uno de estos valores, cuidando por supuesto que en ningún momento los colores sean demasiado exagerados como los neón de moda, pero tampoco tan tenues como los colores pastel o los colores oscuros, pues harán que el logo sea menos llamativo si se incluyen; si los valores que escogiste generan problemas con los colores, entonces puedes cambiar de valor o cambiar de color con uno relativamente cercano en la paleta de colores.

Estamos cada vez más cerca y ahora vamos a la parte más importante, escoger símbolos o imágenes de los diferentes dibujos que todos y cada uno de los trabajadores diseñaron; obviamente tienes que poner énfasis en aquellas cosas que se repiten constantemente en los dibujos de todos y lo ideal es que escojas de dos a cuatro símbolos o dibujos como máximo, nunca más que ello porque el logo se volvería demasiado complejo y difícil de recordar e incluso de reproducir.

Cuando ya escogimos los símbolos, ya sabemos de qué color estos serán y lo siguiente es ver cuál será la disposición correcta de los mismos, de hecho incluso hay que decidir primero si se utilizarán todos o no; si se tratara de buscar el logo para un país como Canadá por ejemplo, seguro que entre todas las imágenes nos encontraríamos con pinos, mientras que en otras podríamos ver nieve y en otras montañas; en tal caso fácilmente podríamos escoger sólo tres colores para este logo y utilizar dos imágenes para el mismo.

Una imagen puede ser la mitad de un óvalo que represente una montaña, con su color respectivo, sobre ella un árbol que puede tener dos diferentes colores, uno para el follaje y otro para el tronco; si lo deseas podrías encerrar este logo en un cuadro de otro color o un círculo también y como por arte de magia tendríamos de manera inmediata un probable logo para nuestra marca, que en este caso es Canadá.

Puede sonar bastante sencillo, pero está lleno de significado porque sabes los motivos específicos por los cuales has agregado todos y cada uno de los elementos, nada es producto del azar y por ello sabes muy bien que de verdad representará a tu compañía el logo que resulte; no olvides que jamás será pecado probar con diferentes opciones, pues es poco probable que de inmediato logremos encontrar el logo perfecto, pero sin lugar a dudas este ejercicio te ayudará a tener un logo que esté lleno de significado y que de verdad incluya todo lo que tu marca representa.

 

  • Francisco León de Vivero, empresario y solucionador de problemas con más de 8 años de experiencia ofreciendo soluciones a clientes en la industria del marketing y la tecnología. Francisco tiene un amplio conocimiento de SEO y SEM, trabajando con marcas de renombre muchos de los cuales están entre los 50 mejores sitios web más visitados del mundo. Francisco está especializada en ayudar a las compañías multinacionales en su expanción en los mercados extranjeros y aumentar su crecimiento de trâfico orgánico. Actualmente es responsable como Lider de equipo Seo para la estrategia de internacionalización en mercados españoles en Shopify.

 

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas