Claves de inversión para ganar con la caída del petróleo
Negocios

Claves de inversión para ganar con la caída del petróleo

Por Mariano Otálora 01 de Febrero 2016

Ganar cuando el mercado pierde y se derrumba es el sueño de todos los inversores. Con el paso del tiempo, la globalización de las transacciones y los mercados fueron mutando hacia la creación de instrumentos financieros que se adaptasen a los pronósticos de todos, desde los más optimistas a los más pesimistas, incluyendo a los que hacen apuestas con poco fundamento técnico. De esta manera, instrumentos que deben, por esencia, funcionar como cobertura frente a escenarios tan cambiantes y dinámicos, terminan actuando como una especie de apuesta en la cual pequeños y grandes inversores, carentes de conocimientos, se atreven a invertir en contra del mercado. De cara al actual (y futuro) desempeño del crudo, algunos consejos:

Escenario 1: Las subas son naturales; las caídas, inesperadas.

El derrumbe del precio del petróleo en los últimos dos años, que pasó de cotizar a más de u$s 100 a la franja actual por debajo de u$s 30 (al cierre de esta edición), fue un golpe duro e impensado para muchos. Atención, porque puede seguir sorprendiendo ya que pareciera que no encontró su piso.

Escenario 2: La guerra que altera el mercado.

El precio del crudo está condicionado por muchos factores. Por un lado, el exceso de oferta; por el otro, una demanda más débil de Europa, Japón, China y, además, el fortalecimiento del dólar. Pero la verdadera justificación es la batalla económica que se está librando entre los países miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), comandados por Arabia Saudita, y los que están en la vereda de enfrente, como los Estados Unidos. En contextos similares anteriores, frente a una caída de la demanda mundial del petróleo los países de la OPEP se ponían de acuerdo y recortaban la producción para sostener los precios. Pero ahora no está en juego la rentabilidad del sector sino el liderazgo y la estrategia geopolítica de las potencias. En los últimos años, los Estados Unidos aumentaron su capacidad productiva con el objetivo de alcanzar la soberanía energética –en lugar de importar, venderán al mundo– y eso es una clara amenaza para la OPEP. Así, Arabia Saudita le está vendiendo a sus clientes asiáticos a valores por debajo del mercado para no perder su participación en la región; mientras que el gobierno de Nigeria se queja de que su costo de producción ya supera los u$s 30 y producir le sale más caro. De hecho, todos los países que exportan y dependen de la explotación del crudo están sufriendo fuertemente, como Colombia, Brasil, Venezuela, Rusia y los países del Golfo Pérsico. Cabe considerar que el riesgo de precios bajos prolongados y por debajo del costo de producción genera una desestabilización de la economía de los productores, ocasionando un desincentivo en la inversión del sector. Entonces, cuando vuelva la demanda, la oferta no estará a la altura... Y el riesgo es que el precio se dispare nuevamente. ¿Hasta cuándo dejarán que se desplome el precio del petróleo? Nadie lo sabe... Algunos analistas internacionales, como Morgan Stanley, estiman que podría descender hasta los u$s 20; en cambio, el Standard Chartered Bank lo visualiza en un piso de u$s 10.

Escenario 3: Aprovechar si baja, aprovechar si sube.

Hay tantos motivos para suponer que el crudo puede seguir cayendo, pero también que se recupere en el corto plazo. Entonces, invertir en futuros de petróleo es una oportunidad para armar un plan que permita ganar si el precio sube o si baja. ¿Cómo funciona? Son operaciones totalmente estandarizadas. El primer paso es definir la estrategia: ¿se quiere tomar posición alcista o bajista en el precio del crudo? En la jerga de los derivados, el que especule con una baja estará vendido y el que espere una suba estará comprado. Luego, la operatoria es muy sencilla y se puede realizar a través del ROFEX. La inversión mínima es un contrato que está compuesto por el equivalente al valor de 10 barriles (WTI). Pero como los futuros funcionan con margen, no hace falta pagar el 100 por ciento de la transacción, sino que se utiliza lo que se denomina apalancamiento, esto es, la posibilidad de estar invertido en 10 contratos pero poniendo de entrada alrededor del 10% de la posición. Esto permite, con una pequeña inversión, estar expuesto a un valor mayor. Siguiendo el ejemplo de referencia, por cada movimiento de 1 % que tenga el precio del activo se puede obtener una ganancia/pérdida del 10 % (10 a 1). Otra opción interesante son los denominados ETF (Exchange Trade Funds), que permiten invertir en el crudo en fondos con estrategias distintas.

Escenario 4: Acciones del Merval.

Es sabido que el mercado de capitales argentino es muy pequeño y poco representativo de la economía local. Sin embargo, a pesar de la fuerte caída en el precio del petróleo –a valores de 13 años atrás–, las acciones de empresas del sector mantienen la mayor ponderación dentro del panel líder del Merval. Así, durante 2015, el sector petrolero llegó a pesar por encima del 50 %, seguido por el sector financiero (22 %), el de utilities (16 %) y el siderometalúrgico (12 %). Desde luego, las tres empresas más importantes –Petrobras (APBR), Tenaris (TS) e YPF (YPFD)– sufrieron los embates de la caída del precio internacional pero, en el caso de la brasileña, se sumaron las denuncias de corrupción, la debilidad del real y el reciente anuncio del recorte de sus planes de inversión para el período 2015/2019 en un 25 %. Por ello, su cotización, tanto en la Argentina como en Nueva York, se encuentra en pisos históricos. A pesar de la tentación de comprar a precios tan bajos, todavía es precipitado convalidar esos valores como regalados –salvo algún rebote de corto plazo– ya que las estimaciones del precio del crudo siguen a la baja. Esas especulaciones danzan al ritmo del mercado, y son pocos los analistas que se animan a vaticinar un repunte importante en el corto plazo. Claro que el baile no terminó...

Bajo la lupa

En la Argentina, el único sector que parece menos endeble a la debilidad de la economía mundial es el financiero. Los bancos locales, a pesar de que subieron mucho en los últimos 12 meses, siguen siendo el segmento más rentable de la economía local. Al contar con una importante tenencia de bonos locales, un acuerdo favorable del Gobierno con los fondos buitre les dará el empujón para que continúen creciendo.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Pablo Rivoira Reportar Responder

como tantas otras notas.. no dicen nada!!!...

Videos

Notas Relacionadas