Burger_King_crop_1343830046815.jpg
Negocios

Burger King compró Tim Hortons, la empresa de café y donuts, por US$ 11 mil millones

Buscará convertirse en una de las empresas de fast food más grande del mundo. El rol de Warren Buffett en el acuerdo. 

 

26 de Agosto 2014

Tiempo de compras para Burger King, la famosa cadena de hamburguesas, que anunció un acuerdo para comprar la cadena canadiense de café y donuts Tim Hortons por US$ 11.530 millones en una operación en efectivo y acciones, que creará la tercera cadena de comida rápida más grande del mundo.               

Con unas ventas conjuntas anuales de US$ 23.000 millones, más de 18.000 restaurantes en 100 países y dos marcas sólidas e independientes, el nuevo grupo contaría con una amplia implantación internacional y potencial de crecimiento significativo, dijeron ambas empresas en un comunicado.      
           
El domingo ya habían dicho que se encontraban en negociaciones de fusión y las acciones de ambas compañías habían  subido con fuerza el lunes. Los accionistas de Tim Hortons recibirán US$ 65,50 canadienses en efectivo y 0,8025 acciones de la nueva compañía por cada título en propiedad.  

Burger_King_crop_1343830046815.jpg

Dueños. La empresa de hamburguesas expandirá sus negocios a nuevos horizontes. Foto: Bloomberg.

El acuerdo supone una prima del 37 por ciento sobre el  cierre de las acciones de Tim Hortons en la bolsa de Toronto el  martes (US$ 94,05 canadienses).        

Los títulos de Tim Hortons que cotizan en Nueva York subían un 8,7 por ciento en las primeras operaciones, mientras que los de Burger King ganaban un 0,5 por ciento.    
            
Berkshire Hathaway, holding del multimillonario inversor Warren Buffett, ha comprometido US$ 3000 millones de acciones preferentes para financiar el acuerdo, pero  no tendrá ningún papel gestor en el negocio, señalaron ambas empresas.        
         
3G Capital, una firma de inversión neoyorquina con raíces  brasileñas, es propietaria de alrededor del 70 por ciento de  Burger King y está dispuesta a mantener cerca del 51 por ciento de la nueva compañía.            

Oficina central
El nuevo grupo tendrá su sede en Canadá, su mayor mercado. Inversores y especialistas fiscales dicen que el principal  motivo para que Burger King traslade su domicilio a Canadá es  para evitar pagar un doble impuesto por las ganancias que  obtenga en el extranjero, algo que tendría que hacer si sigue en  Estados Unidos.                 
Sin embargo, Burger King resaltó que Miami seguirá siendo su  casa mundial, mientras que Oakville, en Ontario, permanecería  como sede global de Tim Hortons.                 

Las acciones del grupo fusionado cotizarán en las bolsas de  Nueva York y Toronto. Burger King ya tiene compromisos por US$ 12.500 millones para financiar la parte en efectivo de la operación,  entre ellos un paquete de crédito de US$ 9500 millones liderado por JPMorgan y Wells Fargo.    



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas