Ashley Madison, la red social para infieles, apuesta a una polémica campaña publicitaria
Negocios

Ashley Madison, la red social para infieles, apuesta a una polémica campaña publicitaria

La empresa decidió repartir en Madrid un diario sobre los engaños de las parejas. Qué había en la contratapa. 

26 de Octubre 2012

Ashley Madison es una red social para infieles. Eso es lo primero que cualquiera que se acerque a esta nota debe saber, porque ya la idea del negocio es de por sí polémica. Y detrás de la campaña publicitaria para promoverla hay una propuesta picante.

En España, la empresa fundada por Noel Biderman, apostó a un grupo de modelos disfrazadas de novias y que, en ropa interior, repartieron en la vía pública ejemplares de una publicación: “El periódico infiel”. Entre las noticias del diario se encontraban: “El aumento de infieles supera la tasa de paro”, “El top 10 de las famosas más infieles” y “Madrid, capital de la infidelidad”. Y eso no es todo. La contratapa estaba dedicada a un montaje fotográfico donde se veía al Papa Benedicto XVI besándose en los labios con una joven.

Ashley Madison
Sin embargo, no es la primera vez que la red social para infieles provoca desde la publicidad. En julio pasado, destapó un gran cartel en Gran Vía (una de las principales avenidas madrileñas) donde se veía la foto del Rey Juan Carlos de España, del príncipe Carlos de Inglaterra y del ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton. Sobre ellos había una frase: “¿Qué tienen estas 'realezas' en común? Deberían haber utilizado Ashley Madison”. Según informó el diario El Mundo, el gobierno madrileño decidió intervenir y retirar el cartel, pero para entonces la difusión del mensaje ya estaba lograda.

Lo mismo sucedió con otros dirigentes europeos: el presidente François Hollande y sus precedentes Nicolas Sarkozy, Jacques Chirac y François Mitterrand, marcados por lápiz de labios en sus rostros y una pregunta por sobre todos: "¿Cuál es su punto en común?". La referencia a los amoríos extra matrimoniales de los funcionarios se desprendía del inconsciente del transeúnte que pasaba por delante del cartel.

La red social de Biderman no es la única que fomenta el encuentro amoroso. Sitios como Match.com apuestan a la unión de parejas a través de la Web. Desde 1994, la página comenzó a desarrollarse hasta estar presente, según aseguran, en 24 países.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas