Murió el abuelo centenario de la publicidad de Coca-Cola

07 de Agosto 2012

A los 105 años murió Pep Mascaró, quien saltó a la popularidad por protagonizar una publicidad de Coca-Cola donde afirmaba que, pese a la crisis que azotaba -y azota- a España, uno está en el mundo para ser feliz. El abuelo -con 33 nietos y 30 bisnietos- vivía en Vilafranca, en la isla de Mallorca, y falleció por causas naturales.

Corría el año 2009 cuando protagonizó la publicidad, con sólo 102 años de vida. En el comercial -titulado Encuentros- Mascaró se reunía con una niña recién nacida y le explicaba -voz en off mediante- las bondades de vivir y ser feliz, más allá de que España afronte una crisis económica.

En el Festival Internacional de Publicidad de Cannes, Coca-Cola logró el bronce por la publicidad y por los sitios y micro sitios que apoyaron el comercial.

Según publicó el diario El Mundo, l'amo en Pep, como se le conocía en su pueblo, aseguraba que, para pasar los 100, lo único que tuvo que hacer fue "las cosas bien". Y agregaba que su secreto también incluía correr, andar en bicicleta y tomar clases de baile. Su popularidad le valió, además, que una plaza llevara su nombre.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas