Los 10 destinos más elegidos por las argentinas
Noticias

Los 10 destinos más elegidos por las argentinas

Secretos y sorpresas de sus ciudades preferidas a la hora de relajarse. Los planes imperdibles de cada urbe, cuando la premisa es dejar los problemas en el país de origen.

Por Deborah de Urieta 01 de Febrero 2016

La película Comer, rezar y amar, interpretada por Julia Roberts, enumera algunos de los motivos por los que las mujeres deciden armar sus valijas, abordar un avión y dejar atrás su rutina por un tiempo. Entre las argentinas, los shoppings, las playas paradisíacas o las culturas exóticas son los atractivos que llevan la delantera a la hora de elegir un destino para vacacionar. Cada vez más, las mujeres se animan a darse el gusto de visitar países remotos, los escenarios de sus series favoritas o ciudades plagadas de shoppings, sin llevar a sus hijos ni tener que negociar con sus maridos un destino que no implique pasarse tardes enteras comprando ropa o mirando las mansiones impagables de las estrellas de Hollywood. En cambio, emprenden viajes con amigas, hijas o en grupo, dispuestas a divertirse, relajarse, probar platos desconocidos, hacer compras en exceso y contemplar paisajes inolvidables.

Miami y París, así como también Turquía, Dubai y Sicili,a se encuentran en el listado de las 10 opciones más elegidas. El boom de vacaciones femeninas hizo que blogs como Chicas en New York, de Andy Clar, se volvieran una lectura obligatoria antes de viajar, por la cantidad de consejos y experiencias que narra. El boca a boca fue tal que sus fans le pidieron a Clar que organice viajes en grupo. Y así lo hizo.

Algo similar le ocurrió a la exmodelo que, entre otras cosas, dicta talleres de actitud, Tini de Bucourt. Haber vivido varios años en la India le permitió conocer no solo la cultura y cotidianidad a fondo, sino también los rincones que cualquier turista pasaría por alto o los detalles imperdibles de esta cultura milenaria. De esta forma, se convirtió en la anfitriona ideal para aquellas mujeres que desean visitar aquel país, pero que no se animan a hacerlo solas. 

También existen agencias de turismo, como Bell Argentina Viajes, que organizan salidas “a medida” para mujeres. Así, no solo saben cuáles son las ciudades y países que prefieren las argentinas, sino también las actividades y paisajes que más se adecuan a sus gustos y expectativas. 

El país de Las mil y una noches

La historia de Onur y Scherazade hizo que varias mujeres entraran en contacto con las costumbres y tradiciones de Turquía, además de sus exóticos paisajes, por lo que este destino se volvió cada vez más popular. Estambul, la única ciudad del mundo que forma parte de dos continentes, forma parte del itinerario de cualquier viajera que aborda un avión rumbo a la tierra de Las mil y una noches. Allí, no se puede dejar de recorrer el barrio Sultanahmet, que concentra la Mezquita Azul, el Palacio Topkapi y Santa Sofía, tres puntos más que recomendados. Aunque Mariela Stimolo, socia de Bell Argentina Viajes EVT, división Women Away, la que se encarga de organizar salidas exclusivas para mujeres, advierte: “Una visita a Turquía no es tal si no se prueba un baño turco para relajar cuerpo, mente y espíritu”, por lo que es otra de las actividades que no puede faltar en el itinerario.

Una parada obligada es la región de Capadocia, que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Allí, los principales atractivos son pasar la noche en un hotel cueva y apreciar el amanecer desde un globo aerostático.

Antes de planificar el viaje, hay que tener en cuenta que la estadía debe ser de al menos 10 noches, porque no se puede regresar de aquel país sin visitar el suroeste, donde se encuentra Pamukkale, en castellano, “Castillos de Algodón”. Se trata de un paisaje onírico en el que se contemplan gruesas capas blancas de piedra caliza y travertino, que forman terrazas y que, al rebasar el agua, “parece caer en forma de cascada congelada por la ladera de la montaña”, describe Stimolo. Una vez que visitado este punto, ya se puede empezar a planificar el regreso.

I love New York

La ciudad que nunca duerme es una de las “más femeninas del mundo occidental”, afirma Clar, y es por eso uno de los destinos más anhelados por las argentinas. ¿Por qué? Quizás el cine, series como Sex and the City, las revistas o los íconos femeninos, que  “hacen que la conozcas aunque nunca la hayas pisado”, agrega la bloguera.

“Sea cual sea tu pasión, Nueva York lo tiene y de lo mejor: musicales, arte y museos, conciertos y clubes de jazz,  maratón, moda, cine y la lista podría ser interminable”, asegura Stimolo. Y, para las apasionadas por el arte y la arquitectura, esta ciudad es una excelente opción. Entre otras cosas, porque se encuentra el Empire State, que tiene un mirador para llevarse un recuerdo inigualable de la ciudad y sus emblemáticos edificios. Otra alternativa para contemplar Nueva York desde las alturas y en forma panorámica es el mirador del Rockefeller Center, Top of the Rock. En ambos, lo mejor es subir al atardecer, para observar la ciudad de día y ver cómo, cuando anochece, se encienden las luces.

Las ofertas artísticas también abundan en este destino. Se pueden visitar museos de la talla del MoMA, el Metropolitan Museum of Art o el Guggenheim, donde se exhiben algunas de las obras con mayor reconocimiento a nivel mundial. Más allá lo artístico, hay otros museos igual de atractivos, como el de Historia Natural o el del 11-S, que homenajea a las víctimas del atentado a las Torres Gemelas. Tampoco se puede pasar por alto los paseos en barco que rodean Manhattan o recorrer de noche el emblemático Times Square, plagado de carteles de neón, además de los clásicos teatros de Broadway.

Pero la ciudad que nunca duerme no sólo se destaca por su amplia opción cultural, sino que es perfecta para las fanáticas por la moda. El Soho es ideal para quienes buscan lo último, aunque también están los premium outlets, en las afueras, para conseguir las primeras marcas a precios más accesibles. 

Cuba libre

Las viajeras que prefieran relajarse, disfrutar de playas paradisíacas y comer platos exquisitos, siempre al son de la música caribeña, deberían agradecer los cambios que se vieron con la llegada de Raúl Castro al poder en Cuba. Si bien es cierto que la apertura de las relaciones con los Estados Unidos hizo que se instalen hoteles de lujo para las turistas más exigentes, desde hace algunos años se promueven otras alternativas que hacen más atractiva a la isla. Y son nada menos que los “paladares”, que no se caracterizan por su glamour, sino por el exquisito sabor de los platos típicos que brindan estos restaurantes montados en casas de familia.

Como asegura Stimolo, si bien todas las playas merecen tener su propia postal, “junto con Varadero, Cayo Santa María es uno de los destinos más valorados por las mujeres que buscan descansar en el paraíso”. Y es que se caracteriza por sus aguas cálidas, arenas blancas y un degradé de colores increíble. Si a eso se le suma un paseo por La Habana, las turistas podrán apreciar edificios con un valor arquitectónico inigualable, que están siendo restaurados. Por supuesto que a todo esto hay que sumarle la presencia de poetas y bailarines que deambulan por las calles, y que le dan un toque único a la ciudad.

La ciudad global

“Miami no está acá nomás, pero casi; no estamos en casa, pero casi; las argentinas no somos locales, pero casi”, dice Stimolo. Y es que en Miami se concentra lo que muchas anhelan: playas, aire despreocupado, centros comerciales y cada vez más arte.  Las que van por primera vez no pueden perderse el recorrido en barco por la bahía de Key Biscayne, donde se encuentran las mansiones de los ricos y famosos. Y ni hablar del centro comercial Bal Harbour, cargado de lujo y sofisticación, que es nada menos que el lugar que eligen las estrellas para ir de shopping. “Pero como mirar es gratis, bien vale la pena una pasadita por allí”, recomienda Stimolo.

Miami es uno de esos destinos a los que las turistas parten con las valijas prácticamente vacías y vuelven más que recargadas. De hecho, algunas viajan una vez al año para renovar los placares de toda la familia. Tal es así que aun las viajeras que van por primera vez ya saben “qué mall tiene más variedad, cuál tiene las mejores tiendas y cuál los mejores precios. Dónde está lo último y lo que no se consigue en otro lado”, describe Stimolo.

Keep calm and carry on

Para las mujeres modernas y cultas, amantes de la moda, la historia, los jardines y castillos, el destino ideal es Londres. Una ciudad que, sin perder su tradición, siempre está a la vanguardia.

Un dato a tener en cuenta es que los museos son gratuitos. Así que no hay excusas para perderse el British Museum, que concentra saberes que van desde la historia y el arte, pasando por la etnografía y arqueología. O la Tate Modern Gallery, para deleitarse con lo mejor del arte moderno.

En Londres, aseguran desde Bell Argentina Viajes, se encuentran algunas de las exhibiciones más curiosas, como Shoes, pleasure and pain (Zapatos, placer y dolor), que repasa la historia del calzado desde los antiguos egipcios hasta la actualidad. Otro atractivo son los mercados, como el de Portobello y el de Camden, que cuentan con innumerables objetos de decoración, ropa y, por supuesto, comida.

Un lugar que las fanáticas de la realeza jamás se pierden es la Torre de Londres, donde se preservan las joyas de la Corona Británica. Allí se exhiben cetros, orbes y espadas, además de coronas reales. Mientras que, para las lectoras de William Shakespeare, una visita obligada es el Teatro del Globo, una réplica del aquel teatro en el que el dramaturgo presentó gran parte de sus obras. Tampoco hay que dejar de ir al Palacio de Buckingham ni al Crucero por el Támesis. Y, para las que quieran llevarse un recuerdo visual antes de despedirse de Londres, podrán dar una vuelta en el London Eye, que ofrece una vista única de la ciudad.

Un país lleno de percepciones

“La India es un país muy perceptivo y, si lo conecto con la femineidad, tiene alta energía femenina” asegura Tini de Bucourt, y esta percepción se la atribuye a sus miles de años de gimnasia introspectiva. Para de Bucourt, esto hace que sea un viaje que los hombres, en general, prefieren evitar. La historia de la India es tan rica que hay miles de recovecos por conocer. Por supuesto que las que visitan por primera vez este país tienen que pasar unos días en Delhi para conocer edificios emblemáticos como el Fuerte Rojo, el Templo del loto o el Qutab Minar, que es el monumento islámico más viejo de la ciudad, o la zona de Rajgath de Nueva Delhi, en donde se encuentra la casa en donde mataron a Mahatma Gandhi. Tampoco puede faltar la visita a la ciudad de Agra, e ir directo al Taj Mahal. Ni los paseos en camello y en elefante que se pueden hacer en la ciudad de Jaipur, que también tiene numerosos templos.

Otro punto imperdible es una de las ciudades sagradas del hinduismo: Benarés. Esta se encuentra a orillas del río Ganges, que es donde los hinduistas anhelan descansar eternamente. Es por ello que allí se arrojan las cenizas de los que tuvieron la suerte de ser cremados, mientras que los familiares menos adinerados suelen tirar directamente los cadáveres.  

La ventaja de ir con alguien como de Bucourt es que no solo lleva a sus grupos a los puntos más turísticos, sino que haber vivido siete años allí le permite saber dónde y cuándo se realizan ciertos festivales o eventos locales, que los turistas ni siquiera saben que existen. U organiza lugares de compra diferentes, no turísticos, y charlas con reconocidas figuras de distintas áreas, para aprender sobre la cultura del país.

La isla de los cíclopes

Es casi imposible no asociar a Sicilia con la mafia, sobre todo quienes vieron El Padrino, que muestra a Michael Corleone recorriendo sus calles. Pero Sicilia es mucho más que eso: cuenta con una arquitectura histórica que la hace única, además de sus deliciosos platos, como la pasta a la Norma, emblema de Catania. Tal vez por esto se trate de uno de los destinos que más atrae a las viajeras interesadas en la historia antigua y que no quieran andar a las corridas. Y es que Sicilia merece que se le dedique tiempo para contemplar algunos de sus paisajes más bellos, que remiten a La Odisea de Homero y los cíclopes que vivían allí.

Algunos de los destinos preferidos por las turistas es el Valle de los Templos de Agrigento, donde se puede apreciar la arquitectura griega mejor conservada. Su clima templado y soleado también se presta para recorrer lugares como Noto, que es un emblema del barroco siciliano o Monreale, para así conocer una arquitectura que combina rasgos normandos con árabes. Otra ciudad que vale la pena es Taormina, donde se encuentra el Teatro Griego de Taormina, que ofrece una vista privilegiada para contemplar el volcán Etna.

La tierra de los jeques

“Dubai y Abu Dhabi son de los destinos más visitados en los últimos tiempos. La excusa principal es que son las conexiones aéreas con todo el Sudeste Asiático y Lejano Oriente, pero lo cierto es que es un viaje al futuro”, remarca Stimolo. Quizás sea por los lugares asombrosos que se pueden visitar, como el Burj Khalifa, en Dubai, la torre más alta del mundo. O el Hotel Atlantis, que no solo es un establecimiento de siete estrellas, sino que se encuentra ubicado en las Islas Palm que, como su nombre indica, tienen forma de palmera.

Quienes vayan de shopping se quedarán perplejas al visitar el Dubai Mall, que cuenta con una pista de esquí y un acuario increíble. Y para las viajeras que prefieran una salida al aire libre, podrán hacer un safari por el desierto y pasear en camello, disfrutar de música árabe y visitar un asentamiento beduino, además de aprender a bailar la danza del vientre.

En Abu Dhabi el lujo también es la regla. Allí no solo se encuentra el hotel Emirates Palace, que tiene una máquina expendedora de pequeños lingotes de oro, o la Gran Mezquita, una de las más grandes del mundo. También es una ciudad que está explotando el turismo, sobre todo vinculado al arte y a los deportes. “Tal es así que, en breve, abrirá sus puertas el Louvre Abu Dhabi y se está construyendo el Guggenheim Abu Dhabi”, adelanta Stimolo.  

La Dolce Vita

Imposible no pensar en las estrellas de Hollywood de los ’50 cuando se pisan las calles de Nápoles. Quizás por eso, o porque fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la Costa Amalfitana es uno de los destinos preferidos por las argentinas.

Quienes viajen a esta zona deberán reservarse tiempo para visitar Pompeya, aquella civilización que en el año 79 quedó sepultada, pero intacta, tras la erupción del Vesubio. Otra visita imperdible son tres islas que, para Stimolo, “no tienen desperdicio”. Una de ellas es la pequeña Procida, que rebosa de tranquilidad, mientras que en Procida sus atractivos son los spa de lujos, además de sus aguas termales. Por último, Ischia, que quizás les resulte familiar a quienes hayan visto El Talentoso Mr. Ripley, que se destaca por sus bellos paisajes que combinan playas y colinas.

Un paso obligado antes de regresar a casa es la isla de Capri, con su Gruta Azul, que es nada menos que una cueva marina, aunque, como advierten desde Bell Argentina Viajes, hay que tener en cuenta que la posibilidad de visitarla depende de las mareas.

Paris, je t’aime

La ciudad de la luz es otro de los destinos más anhelados. Será porque es la meca de la moda, la ciudad del amor, por sus barrios en forma de caracol o por sus museos. Sea lo que fuere, es una ciudad que se abandona con ganas de volver porque siempre queda algo por visitar. Por supuesto que todas las que visitan la ciudad quieren su foto con la Torre de Eiffel de fondo. También es un pecado marcharse sin antes pasar por el Museo del Louvre o la Catedral de Notre Dame. Las que amen el arte impresionista tienen que visitar el museo de Orsay y ver en persona obras de Van Gogh, Manet o Monet. Y para las que aún tengan una niña interior, Disneyland Paris puede ser un buen plan.  

Por supuesto que los cafés son otra parada obligada, además de probar delicias como los vinos, quesos y crossaints típicos de France, junto con algún crepe o sándwich en un puesto callejero. Ver un espectáculo en el Moulin Rouge o pasar una tarde al aire libre en los Jardines de las Tullerías o en los de Luxemburgo tampoco pueden quedar afuera del itinerario.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

2 Comentarios

Susana Beatriz Rodríguez Reportar Responder

Hermoso disfrutar de la lectura !!!!

Susana Beatriz Rodríguez Reportar Responder

Bello aunque mas no sea para conocer desdse3 la fotografia !!!

Notas Relacionadas