La supermodelo a la que sus compañeros burlaban en su adolescencia
Noticias

La supermodelo a la que sus compañeros burlaban en su adolescencia

La historia de Irina Shayk. 26 de Julio 2016

De origen ruso, Irina Shayk se hizo conocida no sólo por salir con Cristiano Ronaldo y Bradley Cooper, sino también por conquistar las pasarelas de las capitales de la moda a nivel mundial. Hoy embajadora de L'Oréal París, la supermodelo habló con la marca de belleza y cosmética sobre su sus inicios en el modelaje y los pensamientos y rutinas que la acompañan en su día a día. Leé lo mejor de esa charla en Mujeres que hacen:

¿Cómo empezaste tu carrera?

Fui descubierta después de ganar un certamen de belleza local en Rusia. París fue a la primera ciudad que viajé para modelar. Tenía 19 años, lo que es bastante para iniciarse en el mundo del modelaje. Nunca antes había estado en un lugar así. Fue una época difícil –no entendía el lenguaje, no tenía dinero ni experiencia y tuve que aprender todo muy rápido. Es un negocio difícil, muy competitivo. ¡El resto es historia!

¿Cómo te sentís al éxito que estás teniendo?

Fui muy afortunada en mi carrera y siento que tengo mucha suerte de estar donde estoy. Me siento agradecida por tener un trabajo que puedo disfrutar todos los días. Tengo la oportunidad de trabajar con algunas de las personas más talentosas y creativas de mi industria, además de la industria de la música y el cine. Viajo muchísimo y descubro culturas tan distintas cuando lo hago.

Durante tu infancia, ¿sentiste alguna vez que te trataran de forma distinta por tu belleza?

Cuando era adolescente era alta y muy flaquita, y era tan distinta al resto de mis compañeros de clase que los chicos se burlaban de mí. Pero siempre seguí mi propio camino y mi familia me apoyó muchísimo en ese sentido. Todas las mujeres de mi familia son bellas y tienen una personalidad muy fuerte, así que aprendí mucho de ellas. Creo que la belleza real es algo más que ser carilinda y tener buen cuerpo, es todo –confianza, personalidad, la forma en la que tratás a otra gente.

¿Cuál fue tu paso en falso más grave en lo que a belleza se refiere?

Cuando era adolescente solía experimentar muchísimo con mi color de pelo, y los resultados siempre eran terribles.

¿Cuál es tu régimen de belleza?

Siempre arranco mi día limpiando e hidratando mi piel. A veces uso cubos de hielo para despertar a mi piel -¡mi mamá lo hace y tiene una piel bellísima! Si tengo que trabajar, protejo mi piel antes de aplicar cualquier tipo de maquillaje.

¿Quién es tu ícono de belleza?

Me gustan las mujeres que tratan de hacer todo lo posible por otras personas. Por ejemplo, admiro mucho a Angelina Jolie. Ella es una de las mujeres más extraordinarias de nuestra época –no sólo porque es increíblemente fuerte y bella, si no por su gran corazón. Elizabeth Taylor es otro ícono para mí, una gran mujer, muy inspiradora. Pero, en general, mi principal rol a seguir es mi abuela. Su vida no fue fácil –a los 19 años se ofreció como voluntaria para pelear en el frente, y perdió a casi toda su familia durante la Segunda Guerra Mundial. Incluso después de la guerra, las cosas no se hicieron más fáciles para ella: tuvo que trabajar muy duro, y perdió a su esposo y a su hijo. Pero nunca dejó de preocuparse por las otras personas, se mantuvo fuerte y fue una de las mujeres más bellas que yo conocí jamás.

¿Cuál es tu mayor secreto de belleza?

 Cuidar de mi interior es muy importante. Soy modelo, pero me encanta comer. Mientras crecía en Rusia mis abuelas preparaban los mejores panqueques del mundo, las mejores albóndigas, los mejores dumplings. Así que realmente amo la comida. Y como de todo. Pero también me ejercito mucho. Hago boxeo y un poco de jiu jiutsi, que me tiene obsesionada. Es muy divertido y tengo a los mejores entrenadores. Se trata de encontrar el mejor ejercicio para cada cuerpo. Y encontrar un balance adecuado entre lo que uno come y el ejercicio que uno hace.

¿Qué hace a una mujer bella y única?

Su humor, su amabilidad y su inteligencia.

¿Qué consejo le darías a tu mejor amiga, tu hija, tu hermana, una lectora?

¡Mantenete positiva y nunca te rindas!

¿Qué te da confianza?

Mi familia. Siempre nos mantuvimos extremadamente unidos y nos apoyamos el uno al otro. Le debo tanto a mi mamá, a mi hermana, y a mis abuelas –ellas me dieron la fuerza para llegar adonde estoy hoy.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

roxana.napolitano Napolitano Reportar Responder

Excelente. Muy buen ejemplo.

Notas Relacionadas