La historia de Radio Apolo, la emisora que nació en un baño y una periodista le cambió la cara
Noticias

La historia de Radio Apolo, la emisora que nació en un baño y una periodista le cambió la cara

Agustina Palazzo empezó como pasante y, en los últimos cinco años, reconvirtió un proyecto estancado en una señal experimental.  Por @JoacoGarau 17 de Mayo 2017

Como el inusual y acelerado programa radial de Robin Williams en "Good Morning, Vietnam", un proyecto viene peleando hace cinco años por un lugar en el dial, aunque en este caso el grito de bienvenida sea: "¡Good Morning, Córdoba!".

Fue Agustina Palazzo quien creó Radio Apolo, una emisora surgida de una frecuencia que funcionaba, en sus orígenes, en el lugar menos pensado. "Era una computadora dentro de un baño", se ríe a la distancia Palazzo, hoy con 25 años. 

Todo comenzó cuando estudiaba Comunicación Audiovisual y le ofrecieron hacer una pasantía en el grupo de medios que incluía a Rock & Pop, La Mega y Radio Cero, en su Córdoba natal. Pero esa última radio, que luego devino en Radio Apolo, era un muerto vivo: tenía la misma playlist desde hacía varios años y estaba olvidada. 

Agustina Palazzo. Foto: Facebook.

"Empecé a trabajar en esa radio. No me cerraba por ningún lado, menos el estilo. Asi que invité a una amiga de universidad a sumarse al proyecto y creamos Radio Apolo. Cambiamos la musicalización, hicimos artísticas misteriosas, avisando que algo nuevo venía, y le modificamos el ángulo: no iba a ser una FM tradicional", relata.

Intentar algo nuevo fue uno de sus leitmotiv. "Salimos del formato tradicional de radio. Experimentamos con el lenguaje radiofónico. Nuestra artística es conceptual, usamos frases poéticas, que tienen que ver con el cosmos. Y los pocos programas que tenemos son, actualmente, enlatados", cuenta Palazzo, hoy en día directora artística del proyecto y, también, responsable del espacio cultural 220, ubicado en La Plaza de la Música. 

Si bien Radio Apolo sigue formando parte del grupo inicial de emisoras -ahora con Vorterix y La Mega presentes- el trabajo es independiente. "Si bien estamos dentro del mismo grupo de radio, trabajamos de forma independiente, creamos nuestro propio equipo de trabajo y nuestro propio lenguaje. Al principio había gente que me decía 'no entiendo lo que ustedes hacen'. Pero nosotros trabajamos con música nueva, con música que no se escucha en otro lado, que es alternativa", aclara Palazzo, hija del productor José Palazzo, creador del Cosquín Rock. "A mí me gusta el indie pop, la electrónica, y a él no lo sacás del blues y del rock. Si hay algo que podamos compartir lo hacemos, pero ya sé lo que le gusta", cuenta sobre la sobremesa musical que se vive en su casa. 

Mientras su radio experimental sigue adelante, no evita hablar del boom que viven hoy en día las emisoras por Internet. "Yo creo que las radios por Internet son una gran plataforma, de fácil acceso y que dan multiplicidad de voces", dice y suma: "A su vez, hoy en dia el on demand es muy práctico, porque escuchás lo que querés a la hora que querés. Sin embargo, la FM tiene su encanto, porque es un momento único, que desaparece. Y es la mística de estar escuchando en el auto o en tu casa". ¿Pueden convivir ambas? "Creo que son dos cosas con un mismo lenguaje y lo utilizan muy bien de diferentes formas", finaliza.

Espacio Cultural

220 es el espacio cultural que surgió en 2012-2013 como resultado de que Palazzo llevara Ciudad Emergente a la ciudad de Córdoba. "Usamos toda La Plaza de la Música y en el subsuelo hicimos muestras de cine, arte, etc.; y de ahí surge la idea que ese espacio se use como centro cultural", cuenta sobre el centro cultura, que gira sobre tres ejes: artes visuales, diseño y pensamiento. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Jorge Marguerie Reportar Responder

Todo bien con la nota, pero es engañosa, porque arrancó con la plata y la chapa del padre, no empezó en un garage sola, dejemos de crear falsos referentes.

Notas Relacionadas