Tres ejercicios para meditar en la oficina y sacarse el mal humor
Management

Tres ejercicios para meditar en la oficina y sacarse el mal humor

Cómo meditar de forma simple, práctica y efectiva para desconectarte en el medio de la jornada de trabajo y cambiar totalmente tu estado de ánimo.

Por Nico Iglesias* 30 de Junio 2016

¿Alguna vez te estresaste durante la jornada de trabajo? Podrá sonar casi ridícula o hasta absurda esta pregunta, pero pocas son las respuestas efectivas que muchos de nosotros encontramos a la hora de saber qué hacer cuando las “nubes del estrés” llegan a nuestras playas soleadas.

La buena noticia es que no hace falta dedicarle tres horas al día, vestirse con una túnica naranja o afeitarte la cabeza para meditar. Alcanza con 10 minutos por día para incrementar tu equilibrio emocional y salir de una situación estresante rápidamente. 

¿Para que sirve meditar? De la misma manera que un gran músico no puede sacarle un buen sonido a su instrumento si primero no lo afina, es crucial que tomemos consciencia que es nuestra mente el instrumento a través del cual percibimos e interpretamos aquello que nos pasa todos los días. Por eso, dependiendo del estado en la que ésta se encuentre, será el modo en el que percibiremos y nos afectará el mundo exterior. La práctica de la meditación sirve justamente para “afinar” este instrumento.

¿Por qué funciona? Si te animas a poner en práctica 3 simples ejercicios verás cambios inmediatos debido fundamentalmente a que lo que estamos haciendo es cambiar hábitos, patrones y conductas repetitivas y automáticas inconscientes que suelen ser muy perjudiciales para nuestra salud física y psíquica. Comenzar a erradicar este tipo de conductas trae mejoras inmediatas en nuestro día a día.

Ahora bien, recuerda una fórmula que nunca falla: “A iguales acciones, iguales serán los resultados que obtendrás”. Así que si deseás cambiar las cosas deberás invertir algo de tiempo, pero sobre todo, tener la determinación de tomar nuevas acciones.

Para equilibrar, dar serenidad y claridad a la mente, tres ejercicios simples:


1) Tomá agua de modo consciente

Duración: 3 minutos cada 1 hora.

Más del 60% de nuestro cuerpo es agua. El agua hidrata el organismo y el cerebro pero sobre todo trae calma y serenidad al estado mental.

Cómo hacerlo:

Al momento de beber agua, evitá ante todo hacerlo de manera automática e inconsciente.

- Elegí un momento para realizar el ejercicio.

- Servite un vaso de agua intentando tomar consciencia de todos los movimientos que están involucrados durante este momento.

- Tomá un sorbo y mantenelo en tu boca sintiendo las sensaciones que esto despierta. Sabores, temperaturas, etc.

- Tragá el agua percibiendo cómo desciende por tu garganta y tu estómago.


¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas