Qué le depara a la Argentina en materia de empleo y cuáles son los perfiles más buscados
Management

Qué le depara a la Argentina en materia de empleo y cuáles son los perfiles más buscados

La demanda del empleo está atada a los vaivenes de la economía. Este año, parece estar encauzándose hacia el mismo ascenso que promete la actividad. Las búsquedas más populaes y las perspectivas para el mercado que viene.

Por @ddeurieta 13 de Julio 2017

La reactivación –o no– del mercado laboral parecería haber quedado atada a la suerte de la economía. Así, si esta repunta, se generarán nuevas fuentes de trabajo genuino y, si no, la misma crítica que se le hizo al gobierno kirchnerista se le podrá achacar a Cambiemos. Aún así, los especialistas visualizan un panorama alentador, aunque ponen más fichas en 2018 que en el corriente año.

¿Los motivos de las expectativas? La Argentina, poco a poco, vuelve a cobrar protagonismo en la región, el gobierno que conduce Mauricio Macri se presenta como “promercado” y sigue en pie la esperanza de que lleguen inversiones . Pero no hay que olvidar que este es un año en el que habrá elecciones de medio término por lo que, para Ezequiel Palacios, director Asociado de Glue Executive Search, “si el Gobierno Nacional consigue un buen resultado, disminuirá la incertidumbre en el mercado, ya que se estipularía que en los próximos años se va a mantener el rumbo de las medidas político-económicas aplicadas hasta el momento”. Y agrega: “De esta manera, las compañías tendrán más certezas, lo que les permitirá tomar decisiones a largo plazo”. Por lo que concluye que se espera que sea 2018 el año en el que las búsquedas para posiciones de top management se reactiven de forma definitiva.

“Las búsquedas permanecerán estables, con los reemplazos indispensables”, augura Matiana Behrends, directora en Gestión de Personas de Grant Thornton, y agrega: “La reactivación prevista tiene que ver con las expectativas generales y, fundamentalmente, con inversiones y nuevos negocios”. Algo similar opina Matías Ghidini, general manager de GhidiniRodil, cuando afirma que el ritmo de la demanda laboral “está atado a la suerte de la economía”. Y observa: “Pareciera que 2017 es análogo al año pasado. Los primeros cinco meses han sido positivos. Resta ahora ver si se replicará la curva amesetada de 2016”.

Para Marcela Petrillo, country manager de Von Der Heide Argentina, “se percibe una incipiente reactivación respecto del primer trimestre de 2017”. Y añade: “La perspectiva es más alentadora y se observa en la demanda de posiciones gerenciales, incluso algunas con alcance regional y base en Buenos Aires”. Aún así, remarca que se debe esperar a que se materialice la “postergada revitalización, con la consiguiente generación de empleo, asociada a nuevos proyectos de inversión que apuesten al mercado local”.

Si esto finalmente ocurre, se rompería la inercia de los últimos años, en los que “la mayor proporción de vacantes surgía por reemplazo y no por creación de nuevos roles en la estructura”, aclara. Según asegura Petrillo, “durante 2015 y 2016, las empresas mantuvieron una actitud prudente y austera respecto de incorporación de personal y enfocaron sus esfuerzos en el desarrollo del talento interno”.

Un panorama similar brinda Juan Manuel Cueto, director Asociado de WallChase, cuando describe: “El año 2017, en materia de contrataciones, comenzó una leve pendiente positiva en el segmento de media y alta gerencia”. Y destaca: “A diferencia del año anterior, cuando se cubrían mayormente reemplazos, vemos que se están generando nuevos puestos de trabajo”. La expectativa es que esta tendencia se mantenga a lo largo del año. Mientras que, para el próximo, Cueto avizora “la concreción de nuevas inversiones que están asomando”. A este panorama, le añade un dato que le llamó la atención: “En 2016 hubo muchos pases del ámbito privado al público y, en 2017, muchos están volviendo al sector privado”.

“Las expectativas son moderadamente optimistas, teniendo en cuenta que en el último trimestre de 2016 se comenzó a ver una mejoría en la generación de empleo en algunos sectores”, señala Ricardo Wachowicz, presidente de Bayton Grupo Empresario. Alude al Ministerio de Trabajo: de acuerdo a los datos que arrojó, la gran mayoría de empresas prevé mantener su dotación y, algunas, incluso aumentarla. De acuerdo a Wachowicz, tras un año de actividad “moderada” a raíz de la incertidumbre del cambio de gobierno, “se nota una leve mejoría en la demanda laboral, sobre todo construcción y energía, además de la demanda sectorizada en el agro, manufacturas y tecnología”.

El año que viene, según augura el presidente de Bayton Grupo Empresario, “se mantendrá esta tendencia, sumando el surgimiento de nuevas oportunidades de empleabilidad generadas por la incorporación de tecnologías e inversión en sectores productivos como, por ejemplo, energías renovables, agro, tecnología, siderurgia y la reactivación de diversos proyectos mineros”.

“Podríamos decir que la gran diferencia está en el paso de una expectativa al crecimiento propiamente dicho”, advierte Gustavo Pina, director de Professionals & RPO de Randstad Argentina. Y afirma: “El año pasado estuvo caracterizado por una muy alta expectativa que, si bien derivó en una positiva mejora del clima de negocios, no tuvo un correlato en la evolución de los indicadores de la economía real”. Aun así, su pronóstico es alentador. “Todo indica que el crecimiento se dará y se sostendrá en el tiempo, consolidándose hacia fines de año, dando mayores posibilidades de invertir en talento a las compañías”, añade.

“El mercado de búsquedas de ejecutivos y gerencia media senior está reactivándose de la misma manera que un alto porcentaje -más del 40 por ciento- de empresas lo está haciendo. Es un proceso que está acelerándose a la par que se consolidan las medidas económicas y de apertura que propicia este gobierno”, analiza Eduardo Suárez Battán, socio y headhunter de Suárez Battán & Asociados, firma aliada a BDO Argentina). Y agrega que este año “hay una mayor aceleración y la vuelta de la ‘guerra por el talento’ en la agenda de las empresas que buscan crecer y ganar mercado”. Por último, concluye: “Somos muy optimistas en lo que viene de 2017 y creemos que, si las elecciones ayudan, 2018 será todavía mejor para nuestro negocio”.  

Ahora bien, ¿qué dicen las compañías? “Según las empresas que participan en nuestros informes de Compensaciones y Beneficios, este año será mucho más positivo que 2016 y esto se ve reflejado en las expectativas para incrementar la dotación de personal”, dice Mariela Rendón Alvear, gerente en Consultoría del área de People & Change de PwC Argentina. A esto, Paula Montecinigher, directora de Global Finder, le añade: “Dentro de la muestra de clientes que manejamos, evidenciamos un volumen de búsquedas ejecutivas con tendencia ascendente”. Y agrega: “El año inició similar al último semestre de 2016 y, a partir de marzo, comenzó a mostrar signos de crecimiento, de la mano de industrias que aumentan su demanda y de decisiones de incorporación que venían dilatándose”.

Por esto es que Montecinigher concluye que, si esta tendencia se mantiene, “es factible prever un 2018 con una misma cadencia, pues se trata de apuestas de mediano plazo que continuarán requiriendo talentos”.

“Si bien la incertidumbre de corto plazo no se disipó por completo, ese clima de negocios favorable que vemos está generando poco a poco que las compañías desempolven los proyectos de inversión y crecimiento que tenían en stand by”, asegura Pina. Y añade que, de la mano de la de esas inversiones, se impulsarán las decisiones de contratación que el país necesita para “empujar la creación de nuevos puestos de trabajo”.

 

Las más buscadas

Al hablar sobre las búsquedas actuales, Abel Berman, managing director de Experis Argentina, dice: “Cada vez surgen más compañías y start-ups enfocadas en servicios o productos tecnológicos que requieren talento específico y especializado”. Por este motivo, señala Berman, dentro de este sector, las búsquedas se focalizan en desarrolladores, más que ingenieros. Detalla que los perfiles más buscados son los SAP, Oracle, analistas funcionales, Phython y BI (Business Intelligence), además de Java y .Net.

Behrends, de Grant Thornton, añade que “los puestos más buscados son los relacionados al sector de tecnología, técnicos y de ingeniería”. También, las posiciones de gestión de proyectos y comerciales, es decir, “está y estará en auge todo lo que tenga que ver con innovación y emprendimientos”.

Mirando en retrospectiva, Petrillo agrega: “En los últimos dos años fue alta la proporción de búsquedas para las áreas comerciales (Marketing, Ventas) y de Operaciones (Producción, Supply Chain, Calidad), en detrimento de RR.HH., Legales y Finanzas”.

En cuanto a las posiciones más difíciles de cubrir, Ghidini sentencia: “Desde hace una década, los perfiles más escasos de la Argentina son los técnicos. Son los más demandados y escasos, por ende, las figuritas difíciles”. El podio de los más codiciados se ubican todos los especialistas de Sistemas (IT), como desarrolladores (Java, .Net, iOS, Android), Infraestructura (DBA, Networking) y Funcionales (SAP, Oracle), que provienen de carreras como Licenciaturas en Sistemas e Informática, y los ingenieros en Informática, Sistemas o Electrónicos. El segundo lugar lo ocupan ingenieros Mecánicos, electricistas, químicos, en Petróleo o en Reservorios. Y subieron al podio los especialistas en Marketing Digital, Big Data y Machine Learning.

“Según la última encuesta de Escasez de Talento, los tres puestos más difíciles de cubrir son los oficios manuales calificados, los técnicos y los ingenieros, seguidos por el personal de Contaduría y Finanzas, y los representantes de Ventas”, añade Fernando Podestá, director Nacional de Operaciones de ManpowerGroup Argentina.

Ahora bien, si todo marcha sobre rieles, las inversiones llegan y el mercado laboral se reactiva, habrá algunos profesionales que correrán mejor suerte que otra. “Se espera un incremento en la demanda de profesionales en Finanzas, Compras y Operaciones”, dice Cueto. De acuerdo a su perspectiva, “las empresas necesitarán fortalecer sus equipos para mejorar costos de producción, la eficiencia de sus operaciones y ser más competitivos”.. A esto, Pina le agrega perfiles relacionados con la producción industrial, la construcción y la tecnología. Y dice: “Esperamos una fuerte demanda de ingenieros de Producción, perfiles de Seguridad e Higiene, mantenimiento preventivo y correctivo, planificador de la demanda y, sobre todo, en calidad, debido a las demandas de estándares internacionales cuando son productos de exportación”.

Para Wachowicz, de Bayton Grupo Empresario, “la mayor demanda estará dada por los operarios técnicos y de producción, ingenieros, oficiales y especialistas en tecnologías orientadas a los sectores emergentes”. De todas formas, aclara que, en la Argentina, existe un problema estructural de escasez de talento especializado, sobre todo en las carreras de ingenierías y oficiales técnicos, así como también en las nuevas tecnologías, programación y desarrollo.

“Los profesionales vinculados a procesos de logística tienen por delante un muy buen año”, augura Pina. Y pone en esta misma bolsa a los Ingenieros Agrícolas. En cuanto a IT, prevé que seguirá la demanda de perfiles de desarrollo, tanto web como mobile y apps, donde se destacan los desarrolladores sobre Java, .Net, PHP y HTML5.

Sumado a esto, también anticipa que seguirá cuesta arriba la demanda vinculada a los perfiles STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés). Sumado a esto, se estará a la búsqueda de personal para Marketing, con perfiles orientados al e-commerce y marketing digital, además de que se valorará la experiencia en estrategias SEM y SEO. Por último, Pina alude al rubro de la construcción: “Esperamos mayor demanda de diversos perfiles relacionados con la obra civil y la construcción y mantenimiento de parques de generación de energías renovables”.

 

Ganadores y perdedores

Entre las industrias que protagonizarán el repunte del  mercado laboral, Palacios menciona la construcción, la agropecuaria y la farmacéutica. De acuerdo a su análisis, el caso de las dos primeras responde a que el Gobierno “implementó medidas que generan la necesidad de contar con más personal en esos sectores”. Por ejemplo, a través del aumento de la obra pública. En el caso de la industria farmacéutica, Palacios señala que la demanda “suele ser constante”.

Por el contrario, consumo masivo es uno de los sectores menos activos, si se lo compara con años anteriores. Y, esto, Palacios se lo atribuye a la caída del consumo, que reduce la solicitud de búsquedas ejecutivas. Aun así, se encarga de aclarar que, por el tipo de industria, “apenas se reactive el nivel de consumo también lo harán las búsquedas”. Entre los perdedores, además, menciona al petróleo, que sigue con baja demanda, aunque, según prevé, “se espera que, hacia fines de 2017 y en 2018, sea uno de los más demandantes”.

“El sector que lidera la demanda laboral hace por lo menos 10 años es el de Tecnologías de la Información (IT)”, afirma Ghidini y asegura que es allí en donde “la demanda supera ampliamente la oferta y se crean nuevos puestos de trabajo”. Añade que, este año, se han reactivado las búsquedas en la agroindustria y, luego, en Oil&Gas, además de servicios financieros.

Por último, Ghidini apunta a otra industria “con un volumen muy pequeño, pero en crecimiento”: energías renovables. Mientras que, del lado de las menos alentadoras para incorporar personal ubica a la construcción, a las automotrices, y algunas compañías de consumo masivo y bienes durables. Por último, Ghidini habla de casos “irregulares, con oportunidades puntuales”, como algunas compañías de servicios y ciertos laboratorios.

Para Montecinigher, los sectores que están mostrando una tendencia más activa son varios. Por un lado, los asociados a las inversiones en infraestructura que comienzan a anunciarse y  desplegarse en el campo vial, sanitarista, energético y nuclear. De esta forma, se podrían reactivar las búsquedas en su cadena de valor, que incluiría desde operadores, empresas de ingeniería y construcción hasta firmas de fabricación de materiales de construcción, empresas de maquinaria vial y de construcción, entre otras.

Otro sector que menciona Montecinigher es el de la minería, a raíz de “potenciales nuevas inversiones”, tras los acuerdos de productividad anunciados. Y suma el agroindustrial, “tanto de la mano de empresas de consumo masivo que diversifican sus negocios apuntando a una mayor integración vertical como de firmas de agronegocios que requieren nuevos perfiles en el marco de los procesos de tecnificación e innovación tecnológica aplicada a productos y procesos”, aclara. Por último, al gas y petróleo, “a través de los proyectos de producción de gas en yacimientos no convencionales que comienzan a activarse”.

“De acuerdo a los resultados de nuestra última encuesta de Expectativas de Empleo, correspondiente al segundo trimestre de 2017, las intenciones de contratación más sólidas se registran en Finanzas, Seguros y Bienes Raíces”, detalla Podestá. Y añade que también se muestran “levemente optimistas” los empleadores en Administración Pública, Educación, Agricultura y Pesca, y Construcción y Comercio. Por otra parte, menciona Transportes y Servicios Públicos, Minería y Servicios entre los que tienen “las expectativas más moderadas”.

La crisis que atraviesa Brasil impacta en la economía local. Behrends enumera a los sectores de consumo, finanzas y a las automotrices entre los perdedores, al menos hasta que Brasil se estabilice. En este mismo sentido se expresa Pina: “En la medida que la crisis de Brasil se disipe, el complejo automotriz también crecerá”. Algo similar ocurrirá con logística. A su vez, estima que el sector bancario, el próximo año, seguirá creciendo.

“La reactivación, tanto del sector productivo, servicios, agroindustrial y construcción, además de la que se espera en consumo masivo, hace que no proyectemos una industria que vaya a decrecer”, se encarga de aclarar el ejecutivo de Randstad Argentina, salvo en casos como el textil y el calzado, que compiten con importaciones, por lo que podría verse afectados.

 

 

La versión original de esta nota fue publicada en el one shot Guía 2017 Recursos Humanos y Jóvenes Profesionales del diario El Cronista Comercial.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

5 Comentarios

Chris Martin Reportar Responder

LAS INVERSIONES NO VAN A VENIR..XQ NO SOMOS UN PAIS SERIO. NI SEGURO, SALVO PARA LOS BANCOS QC LA ROBARON TODA EN EL 2001 Y ENCIMA LOS AYUDAN

Daniel Moro Reportar Responder

Si no baja el costo de vida de este País no vendrán las inversiones; ya que la mano de obra es la mas cara de Sudamerica.

Daniel Moro Reportar Responder

El tecnico de escritorio no es tecnico. El verdadero tecnico tiene herramientas en la mano.

Celeste Rivera Reportar

Hay muchos técnicos verdaderos con las herramientas en la cola también

Daniel Moro Reportar Responder

El tecnico de escritorio no es tecnico. El verdadero tecnico tiene herramientas en la mano.

Videos

Notas Relacionadas