El perfil profesional del responsable de sustentabilidad
Management

El perfil profesional del responsable de sustentabilidad

Cuál es la formación, qué competencias tiene, qué aspectos gestiona y qué desafíos enfrentan hoy los que ocupan la silla del responsable de sustentabilidad en las compañías argentinas, contado por los profesionales.

Por María Ana Ventura 10 de Noviembre 2016

Las empresas que evolucionaron de la concepción de la responsabilidad como filantropía, para transitar el de la sustentabilidad como modelo de negocio, lo hicieron en conjunto y muchas veces impulsados por la profesionalización de las personas a cargo. Un proceso conjunto que muestra múltiples matices y que fue definiendo la forma de un nuevo asiento en las empresas: el del responsable de Sustentabilidad y/o Responsabilidad Social Corporativa.

La Red de Profesionales de la Sostenibilidad, nacida en 2015, es un colectivo de profesionales abocados a promover el Desarrollo Sostenible. De acuerdo a su manifiesto, el profesional o especialista de la sostenibilidad debe ser un agente de cambio, artífice de la construcción de un nuevo paradigma, en donde se cuestione el modelo de consumismo, de exclusión social y se priorice un estilo de vida respetuoso del ambiente, del otro y de uno mismo. Uno de sus primeros desafíos fue definir el rol y las competencias necesarias para el ejercicio de esta posición, para lo que, a mediados de este año, desarrollaron un sondeo entre sus integrantes. “Encontramos una policromía interesante en cuanto a la formación académica. Algunos miembros de la Red provienen de las Ciencias Sociales: Comunicación, Política, Antropología, Derecho Y Relaciones Laborales. Otros, han migrado desde roles clásicos como Finanzas, Marketing, Ventas o Seguridad, Higiene y Ambiente. Pero también hay publicistas, contadores y biólogos”, detalla Tarsicio Mulek integrante del grupo promotor de la red. Además, una de las conclusiones del sondeo es que la posición tiene una fuerte impronta personalista. “Los atributos personales se confunden y complementan con los del rol. Si no se ama lo que se hace se nota y no se logran resultados. Lo que traemos crece junto al rol en una dimensión del compromiso con otros y el entorno que hace a la silla”, agrega Mulek.

Con una trayectoria de 18 años en ManpowerGroup Argentina, María Amelia Videla ingresó como Gerente de sucursal de La Plata y hoy ocupa la posición de Directora de Sustentabilidad y Asuntos Públicos de la compañía. Su formación en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, con postgrados en Estudios Internacionales y Comunicación, no parece definir su carrera. Cuenta que llegó al rol “desde mi conocimiento en profundidad del negocio de la organización y mi compromiso e interés en la temática. Además, gracias al apoyo sostenido de la Dirección General y formando un equipo de trabajo de sólidos profesionales”. Algunas de las competencias más relevantes para este rol, de acuerdo a la ejecutiva, son: una visión estratégica, la capacidad de liderazgo para inspirar a otros, habilidades interpersonales y de comunicación con interlocutores muy diversos, y una gran empatía.

Es Licenciado en Economía y tras pasar por las áreas de Compliance, Planeamiento logístico, Control interno y Auditoría, Andrés Barbero llegó a liderar la entonces nueva área de RSE en DirecTV por una búsqueda interna. Hoy ocupa la posición de Gerente de Responsabilidad Social Empresaria y Sustentabilidad que, para el ejecutivo, “requiere algo de estrategia para balancear inversión e impacto social según las demandas de los distintos grupos de interés y del mismo negocio. También la capacidad para poder trabajar con equipos muy diversos e identificar la manera de poder medir los resultados de lo que se hace”.

Agustina Mattioli es Licenciada en Publicidad, con formación en Responsabilidad Social Empresaria y Liderazgo. Luego de trabajar en una agencia de prensa atendiendo a Quilmes, se unió al equipo de Relaciones Institucionales de la cervecería para enfocarse en sus programas de Responsabilidad Social Empresaria. Años más tarde, se cambió al rubro retail y ahora es Gerente de RSE y Sustentabilidad de Walmart. Para Mattioli, “los profesionales de la sustentabilidad deben tener la capacidad de entender el rubro como parte estratégica del negocio. Las habilidades de comunicación, relacionamiento y negociación son claves en un área que impacta directa o indirectamente en toda la organización y que muchas veces requiere el accionar y la colaboración de terceros. Además de empáticas, deben ser personas objetivas y analíticas, cuidando el balance entre estas cualidades para lograr los mejores resultados”.

Esta formación y competencias son necesarias para los desafíos que encuentran los profesionales al sentarse en la mencionada silla. “En un contexto donde se buscan resultados tangibles e inmediatos, la sustentabilidad propone tomar decisiones cuyos beneficios suelen percibirse como apuestas a largo plazo, y donde muchas veces se cuestiona su real incidencia en el resultado final, el desafío pasa no sólo por continuar concientizando sobre el impacto de la Sustentabilidad en los negocios privados, sino en seguir escalando en el orden de prioridades del Estado y todas las personas que habitamos el planeta”, opina Mattioli. Además, según Barbero de DirecTV, la gestión de la sustentabilidad se encuentra con obstáculos como una bajada de línea internacional que no se adapta a la realidad local, la visión del management que todavía no valora a la sustentabilidad en todo su potencial, poco presupuesto y procesos muy duros para poder invertir en la comunidad y contratar proveedores sociales. Para concluir, la ejecutiva de Manpower considera que “a pesar de la creciente importancia de la sustentabilidad para los grupos de interés, no ha alcanzado la misma dimensión en las agendas de todos los directorios. Pero se está moviendo de una cuestión de respuestas a una necesidad estratégica. Y de la mano de la Agenda 2030 de Naciones Unidas y el establecimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los desafíos escalan con base en la articulación público-privada”.

El sentido de la ética, la capacidad de liderazgo y la empatía parecen definir a este nuevo profesional que tiene la difícil e importante tarea de promover el desarrollo sostenible desde las empresas.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas