De qué se tratan las constelaciones organizacionales
Management

De qué se tratan las constelaciones organizacionales

Por Carla Quiroga 10 de Marzo 2016

Todo vale a la hora de resolver conflictos. Y las constelaciones organizacionales o empresariales es la adaptación de una técnica creada por Bert Hellinger es la única que analiza al sistema como un todo basándose en los sentidos y las emociones. Es una técnica que se basa en un enfoque vinculado al cuerpo y permite complementar a otras herramientas al alcance.

Similar al proceso que se genera cuando se realiza una constelación familiar, el cliente elige a distintas personas para representar a los empleados, áreas de la empresa, clientes, proveedores, productos, o a la misma competencia. Luego se procede al armado de la escena de una situación que aqueja y se realiza en base a una imagen de psicodrama  que utiliza la energía disponible del sistema. Es decir a través de la información que se genera en la representación se construye una situación. Los representantes expresan lo que sienten, se mueven hasta llegar al lugar en el que se sienten cómodos, “el guiño” que prueba donde esta la resolución del tema.

”Es un proceso de cambio espectacular en el que la intuición está a flor de piel, no se capta racionalmente sino intuitivamente. La técnica permite desandar desde conflictos entre áreas , enfocar temas de estrategia de negocio, solucionar problema de equipo, facilitar la integración de fusiones y de entre niveles hasta permite la constelación de diseños para por ejemplo ver cuál es la mejor ubicación para el landing de un nuevo directivo en su equipo o como va a funcionar una marca en relación a sus targets”, enumera Pablo Barassi, fundador y CEO de Integrar Recursos Humanos, la consultora que trae docentes de Europa para la Certificación Organizacional en Constelaciones Organizacionales y Management Sistémico.

Es habitual por ejemplo que un CEO recurra resolver algún tema que lo aqueja, y la representación se realice sin necesidad de acudir a ninguna persona de su equipo. Son sesiones privadas “VIP” donde incluso hay temas que se pueden trabajar “uncover” o “encubiertos” donde la confidencialidad es total y absoluta.

De hecho es una buena alternativa para resolver situaciones de dificultades y crisis, en un ambiente incómodo donde la solución es reorganizar los órdenes jerárquicos para conseguir mejoras tanto en la competitividad, el ambiente de trabajo, la consecución de metas y el logro de los objetivos planteados. “Es una herramienta más en un proceso de desarrollo con la  ventaja de que es un método que acelera los procesos de cambio, la clave es que saca a la luz información que cada persona tiene pero que no sabe que la conoce”, analiza Barassi, un convencido de que el cuerpo habla en las representaciones que se generan.

En ese sentido, comparte que hubo casos prácticos en los que expertos en marketing chequearon hasta temas de pricing con esta metodología. Una herramienta innovadora que algún día será habitual, más considerando a las nuevas generaciones de directivos.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Cristina Bortagaray Reportar Responder

muy interesante

Videos

Notas Relacionadas