Cómo un ejecutivo puede evitar el pago del Impuesto a las Ganancias
Management

Cómo un ejecutivo puede evitar el pago del Impuesto a las Ganancias

Por Carla Quiroga 12 de Abril 2016

El impuesto a las ganancias que representa una quita del 35 por ciento de lo que cobra un ejecutivo es uno de los principales desincentivos que tienen las empresas a la hora de premiar a sus talentos con mejoras en su remuneración. En línea con esta problemática ya existe en el mercado un instrumento financiero que permite destinar los ahorros a un fondo de inversión de garantía recíproca (SGR).

La novedad es que hasta ahora sólo las empresas podían invertir en una SGR, hoy también lo puede hacer todo individuo que tiene desde $ 500.000 para ahorrar.  Lo atractivo es que el fondo tiene la exención al impuesto a las ganancias en el ejercicio fiscal en que se realiza el aporte por el monto invertido.  “Es ideal para quien cobra el bonus y decide ahorrarlo.  La condición es dejarlo dos años seguidos”, analiza María Laura Tramezzani, fundadora de Action Advisory Group, la empresa que ofrece esta alternativa para individuos.

La sociedad de garantía recíproca es un instrumento creado hace años para otorgar avales a favor de las pymes que se acercan a las entidades bancarias y que  con esa garantía pueden mejorar sus condiciones de acceso al crédito. El sistema funciona creando un fondo de inversión constituido con el aporte de distintos inversores que goza de exención impositiva. Este fondo es el respaldo líquido de las garantías otorgadas por las SGR. “Es una opción segura porque el mercado de avales está atomizado. De hecho, no se puede otorgar más del 5 por ciento por pyme”, aclara Tramezzani que tiene el respaldo de PwC para el instrumento que comercializa

En concreto, destinando el valor del bono –siempre que sea más de $ 500.000- el ejecutivo obtiene el 35 por ciento del dinero invertido al mes siguiente. “Es decir, la opción permite mantener el beneficio fiscal indefinidamente por el equivalente a los aportes iniciales, si se realizan dos aportes consecutivos y se renuevan sistemáticamente al cabo de dos años. Además el inversor queda exento de presentar los anticipos al impuesto a las ganancias correspondientes al monto aportado”, analiza Tramezzani, quien se ocupa de identificar la SGR adecuada para el inversor y evalúa su riesgo.

La especialista aclara que se trata de una “inversión segura”. “En los últimos tres años, las SGR dejaron una renta anual del 40 por ciento en pesos. Hoy se estima entre un 10 y 12 por ciento anual en dólares que es lo que rindió la deuda argentina en dólares”, explica. De todas formas aclara que lo atractivo es que la renta es sobre la totalidad del bono ganado, o sea que ya se parte de que se le gana el 35 por ciento del impuesto a las ganancias que si la persona no invertiría pagaría a la AFIP.

Vale aclarar que el tiempo mínimo para dejar el capital es de dos años, es decir no se puede entrar y salir, si bien se puede disponer de la renta trimestralmente. “El fund manager tiene mayor previsibilidad, , consecuentemente obtiene un rendimiento en promedio superior a 10 puntos de lo que se obtiene en fondos comunes de inversión de renta fija”, finaliza la especialista.   



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

2 Comentarios

Esteban Cabrera Reportar Responder

En Garantizar se confirman los montos: http://www.garantizar.com.ar/espanol/noticias/que-beneficios-trae-ser-socio-protector-de-una-sociedad-de-garantia-reciproca-sgr_83

Cosme Fula Nito Reportar Responder

Es increible, un tipo se lleva 500 lucas de arriba de un saque y no paga ganancias. Yo me rompo el lomo todos los meses para ganar 20 veces menos y pago como un campeon...

Videos

Notas Relacionadas