Cómo encarar los primeros días de un empleado para que se enamore de la empresa
Management

Cómo encarar los primeros días de un empleado para que se enamore de la empresa

Por Juan Manuel Cueto* 15 de Marzo 2017

En el apuro de contratar, los empleadores descuidan el proceso de ingreso de los empleados con la esperanza de sea productivo desde el día uno. Sin embargo, las investigaciones nos muestran que aquellos empleados que experimentan programas más largos y estructurados son más efectivos.

Los primeros días de trabajo del nuevo empleado son importantes. Es una instancia donde valida si hizo bien en aceptar la oferta. Para la empresa es su carta de presentación. Y es el momento para demostrarle que está feliz por su ingreso. Esto no tiene costo y generará los primeros lazos de compromiso del empleado.

Una buena política de onboarding es un engranaje fundamental en la construcción de la marca empleadora de una compañía. Los primeros días son considerados el momento adecuado para las presentaciones con sus colegas, clientes, proveedores, compartir lo que se espera de ellos y explicarles los valores que la empresa defiende. El proceso de ingreso debe comenzar desde que el futuro empleado acepta la oferta de trabajo. Si se consigue mantener la euforia inicial, se fortalece el compromiso con la nueva compañía.

También se debe involucrar a la alta dirección, porque cuando los managers se acercan a las nuevas incorporaciones tienen actitudes más positivas y trabajan más. Pero cuando no dan apoyo, ocurre lo contrario, creando empleados infelices que terminan dejando la empresa. Según un estudio realizado en 2007 por el Grupo Wynhurst, cuando los empleados pasan por el estructurado onboarding, son 58% más las probabilidades de permanecer con la organización después de tres años.

Planificar los ingresos marca la diferencia. Procuren tomarse el tiempo para considerar todo lo que un empleado necesitará para saber para tener éxito en su trabajo. La capacitación debe abarcar las políticas y procedimientos, las mejores prácticas, la tecnología y establecer metas claras.

Tenemos una sólo oportunidad para dar una buena primera impresión:

  • Tener listo su lugar de trabajo en orden, computadora, tarjetas personales.
     
  • Planificar la primera semana de trabajo.
     
  • Comunicar en el equipo sobre la incorporación.
     
  • Feedback al final de su primera semana, del primer mes y al final de los primeros 90 días.


¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas