Verón x Verón: un repaso por los momentos cruciales de su carrera

30 de Enero 2015

​Los inicios

Juan Sebastián Verón debutó oficialmente en la Primera de Estudiantes en el Torneo Clausura de 1994. A fines de ese campeonato, el club descendió al Nacional B, y disputó la siguiente temporada en la segunda categoría del fútbol argentino. La Brujita tuvo un rol destacado en ese equipo, que finalmente lograría el ascenso al año siguiente. Poco tiempo después, en 1996, pasaría a Boca y, tras un semestre, se iría a Italia.

Primer éxito europeo

Entre 1998 y 2000 se convirtió en uno de los jugadores más destacados del fútbol europeo. Con una temporada en Parma y luego dos en Lazio, consiguió 6 títulos: un scudetto en la Serie A, dos Copa Italia, una Supercopa Italiana, una Copa UEFA y una Supercopa Europea. Fue, también, una de sus mejores épocas en la Selección, fundamentalmente en las eliminatorias, a las órdenes de Marcelo Bielsa.

El gran salto

A mediados de 2001 protagonizó uno de los pases más relevantes del fútbol internacional. Los 28,1 millones de libras (alrededor de u$s 42 millones de aquella época) que Manchester United pagó a Lazio para comprar su ficha se convirtieron en la mayor transferencia en la historia del fútbol inglés hasta entonces. Allí jugó dos temporadas y consiguió una Premier League.

La decepción

La Argentina llegó al Mundial de Corea-Japón 2002 como una de las grandes favoritas. Y con JSV como el gran referente futbolístico del equipo. Pero el conjunto albiceleste no tuvo un buen rendimiento y fue eliminado en primera ronda, con una derrota ante Inglaterra que aún vibra en la memoria. Verón fue visto como uno de los responsables de ese traspié y debió esperar 8 años para su revancha mundialista, en Sudáfrica 2010.

Volver a casa

Cuando aún se encontraba en la plenitud de su carrera, decidió dejar el fútbol europeo y regresar a la Argentina. Tuvo ofertas de Boca y River, pero siempre quiso volver a jugar en Estudiantes, el club de sus amores. Se calzó la camiseta pincha en el Apertura 2006 y en ese mismo campeonato logró su primer título en el país, tras vencer por 2-1 a Boca en una recordada final disputada en el estadio de Vélez Sársfield.

La gloria máxima

En 2009, Estudiantes consiguió la cuarta Copa Libertadores de su historia, luego de vencer por 2-1 en la final al Cruzeiro, en el Mineirão de Belo Horizonte. Gran emblema de aquel equipo, La Brujita emuló a su padre, quien había integrado el plantel de Estudiantes ganador de ese torneo en las ediciones de 1968, 1969 y 1970. Un año después, también, se consagraría nuevamente campeón local, en el Apertura 2010.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas