Tres pasos para manejar el enojo
Lifestyle

Tres pasos para manejar el enojo

Por Nico Iglesias* 17 de Agosto 2016

¿Tu jefe te cambio los planes y vas a tener que trabajar fuera de hora? ¿Llegaste tarde a una reunión por un acontecimiento fuera de tu control? ¿Tuviste una discusión en casa y eso alteró tu estado anímico durante el día?

Te propongo que acordemos algo; y es que hay una realidad: las cosas van a ocurrir. Quieras o no, estés más o menos de acuerdo, la realidad no siempre se nos presenta del modo que deseamos, proyectamos o esperamos.

Entonces la pregunta desafiante es: ¿Qué hacer cuando las cosas que ocurren son distintas a lo que esperábamos y la ira, el enojo o la molestia gobiernan nuestros días?

Te propongo una receta infalible de 3 pasos:


1: Detenete

El primer paso es físicamente detenerte o parar. Recordá siempre de aquella ley de la física que indica que a toda acción sucede una reacción, y que ante todo estímulo existirá una respuesta. Por ella, responder con una pausa es justamente el primer y el más importante entrenamiento. Es lo opuesto a responder o reaccionar desde un estado alterado, desequilibrado de ira o enojo.

Si físicamente te detenés, esto le informará directamente a tu cerebro y a tu mente que estás bajo el gobierno de la situación.

Una manera en la que podés ponerte a prueba es la siguiente: alargá el plazo de tiempo entre el estímulo y la respuesta. Medí cuánto tiempo te lleva hoy en día este proceso y proponete incrementar esa distancia.

Al igual que un maratonista se propone disminuir el tiempo que tarda entre la salida y la llegada, tu objetivo será alargar el tiempo entre que ocurre algo que te incomoda y te molesta y la respuesta que das a ello. El éxito estará entonces en cómo te gobernás.


¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas