Rodríguez Larreta vs. Lousteau: qué nos dice de ellos su look
Lifestyle

Rodríguez Larreta vs. Lousteau: qué nos dice de ellos su look

Ambos medirán fuerzas en el balotaje porteño. Sus esposas, Bárbara Diez y Carla Peterson, coinciden en alfombras rojas y galas benéficas. Radiografía de dos estilos que buscan el poder.  Por Lorena Pérez 07 de Julio 2015

 

Son economistas reconvertidos en políticos. Son sub-50. Están casados con profesionales con peso mediático propio. Militan en espacios que enarbolan la bandera de la renovación de las prácticas de gestión del poder. Y, tras las PASO de abril, se posicionan como los candidatos que se disputarán la Jefatura de Gobierno porteña el 5 de julio.

Horacio Rodríguez Larreta, actual jefe de Gabinete de la gestión de Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires, ocupó cargos estratégicos durante la presidencia de Carlos Menem (gerente general de la Administración Nacional de la Seguridad Social) y de Fernando de la Rúa (interventor del PAMI y director general de la Dirección General Impositiva).

Tras la crisis de 2001, colaboró con Mauricio Macri en la creación del partido Compromiso para el Cambio, del cual fue vicepresidente, y se convirtió en el jefe de campaña del PRO en las elecciones de 2005, 2007 y 2011 que le valieron al líder del espacio su puesto como diputado, jefe de Gobierno y su reelección, respectivamente. Desde entonces, Rodríguez Larreta (49 años) ha hecho gala de una trabajada estrategia de construcción de visibilidad, que se basa en el clásico recurso de caminar la calle y hablar con los vecinos pero llevado hasta la repetición extrema, con vistas a instalarse como sinónimo de ‘solucionador’. Y es justamente en las reuniones barriales donde más cómodo se lo ve en cuanto a su indumentaria: zapatillas, jeans, remera o camisa informal refuerzan la sencillez con que se desenvuelve en su territorio.

A la hora de sus apariciones televisivas, el candidato del PRO enfatiza su opción por el mensaje llano: apela con frecuencia al pantalón y ambo (siempre en tonos oscuros) y la camisa (blanca o celeste) sin una corbata que cierre el look, lo cual también genera simbólicamente cercanía con la audiencia. Casado con Bárbara Diez, una de las wedding planners más requeridas del país, es evidente que se deja asesorar por ella cuando la ocasión exige acoplarse a un dress code menos ejecutivo y más ‘socialero’. A Diez se la ve muy segura cuando simplifica su outfit en negro y/o blanco (en ese sentido, Pablo Ramírez es el diseñador que mejor le sienta para reforzar esa elegancia de postal), siempre con Rodríguez Larreta a su altura.

Por su parte, Martín Lousteau, quien fuera ministro de Economía durante el primer mandato de Cristina Fernández de Kirchner, y actual diputado del Frente UNEN por la ciudad, supo explotar tempranamente su apariencia juvenil para suavizar su perfil técnico y convertirse en un carismático referente de la nueva generación política.

Con 44 años, logra mantener un look fresco desde que abandonó aquellos trajes anodinos de funcionario kirchnerista para uniformarse en el combo camisa (de colores plenos, con estampas o cuadros), jeans, remeras, campera... Y zapatillas, un recurso apropiado para caminar por el distrito que quiere gobernar e incluso aventurarse en bicicleta porque aquellos rincones menos transitados por la actual administración.

Su esposa, la actriz Carla Peterson, lleva la batuta de la sinergia entre la frescura del diputado y su propio posicionamiento como referente fashionista desde que protagonizara Los exitosos Pells, tira que la instaló como una de las figuras trendy del espectáculo vernáculo. Pero Peterson, si bien permeable a la moda, no es una víctima de la imagen de temporada. Gracias a ese perfil flexible –equivalente al prototipo estadounidense de la girl-next-door–, es una de las celebrities elegidas como embajadora por marcas tan variopintas como Adidas, Vitamina y Clear. Pablo Ramírez, Gino Bogani o Carolina Muller la visten para la alfombra roja, siempre en el registro entre chic y sensual que tan bien le sienta.

En términos políticos, Rodríguez Larreta va por la continuidad y Lousteau, por el cambio. En términos de guardarropas, comparten –junto a sus mujeres– un discurso indumentario tan similar que los electores porteños ya tienen una certeza menos a la hora de entrar al cuarto oscuro: no habrá look acartonado en los flamantes headquarters porteños de Parque Patricios.

Martín & Carla

Así como Lousteau mantiene un look fresco, Peterson luce su sencillez pizpireta y siempre sonriente. Con todo, el candidato de ECO no debería ser tan fundamentalista del estilo preppy, dada su edad y el puesto al que aspira (y muchos menos si acompaña a su esposa a galas o bodas, donde sale a reluciar el costado fashionista de la actriz). En el mismo sentido, el pelo prolijo sumaría.

Horacio & Bárbara

La prolijidad de la imagen de la pareja, más allá de la ocasión, es digno de destacar. A veces, en el afán de lucir amigables en las recorridas barriales, exageran en la informalidad: casual no es de entrecasa. Pese a sus evidentes esfuerzos, Rodríguez Larreta no deja de transmitir un estilo estructurado que Diez suaviza incluso cuando va arropada por los cortes certeros de Pablo Ramírez.

*Autora de www.blocdemoda.com



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas