Qué hay que saber para esquiar en Europa en enero
Lifestyle

Qué hay que saber para esquiar en Europa en enero

El Viejo Continente aparece como una atractiva alternativa para los fanáticos del deporte blanco y las largas pistas. Los secretos y los tips a tener en cuenta para aterrizar en uno de los resorts de nieve más selectos del mundo.   Por José Del Río y Andrés Engler 21 de Noviembre 2014

 

 

Sobre interminables y blancas montañas que colman el Piamonte italiano, Pragelato es un pueblo de 500 habitantes que cautiva a miles. Su Via Lattea, área de esquí con más de 400 kilómetros de pista y 77 remontes, sacia hasta al esquiador más exigente, quien reescribe la nieve surcada por los grandes campeones de los Juegos Olímpicos de Invierno 2006, celebrados en Turín. Creada en 1937 por iniciativa de la familia Agnelli, Sestriere fue la primera estación de esquí moderna italiana. Centro principal del dominio esquiable de la Via Lattea, permite a los esquiadores comunicarse con otros 6  y tiene propuestas para todo fanático de los deportes invernales. Además de contar con 14 kilómetros de pistas para esquí de fondo, otros 85 kilómetros de esquí alpino esperan ser desafiados por los más valientes. Para quien disfrute la adrenalina en su máxima expresión, los anfitriones recomiendan las pistas Kandahar Slalom Giovanni Alberto Agnelli y Gianni Agnelli.

Extendido sobre las laderas del Monte Motta, la pista Kandahar Banchetta-Giovanni Nasi es el trayecto recomendado para expertos, que, si se animan, alcanzarán una pendiente máxima de 58,5°. Si se desea recorrer el agua blanca bajo las estrellas, los reflectores de la pista Giovanni Alberto Agnelli esperan ser encendidos durante las noches, en una de las postales más exquisitas.

La conexión entre el aeropuerto de Torino y el exclusivo resort Club Med Pragelato Vialattea se hace a través de un más que exclusivo camino de montaña. Las vistas son imponentes durante todo el trayecto hasta que finalmente, a los 1.600 metros de altura, se erige el resort, que le roba un segundo suspiro a quien ya largó uno primero por los pocos kilómetros recorridos. En el segundo dominio esquiable más grande de Europa, esta villa de cabañas de cuatro tridentes (con espacios de cinco estrellas) recrea la atmósfera de la mismísima dolce vita sobre los Alpes italianos.

El reconocido arquitecto Rémy Camoin trazó, línea por línea, el diseño de las 20 cabañas que componen el resort. Francés, cambió de país su tablero para plasmar un ambiente montañés en las habitaciones Club y las suites de 64 metros cuadrados, que cuentan con bañera de hidromasaje, sala de estar y hasta dos dormitorios. Con tonos grises y marrones cálidos, el interior de las habitaciones también es pintado por el imponente blanco nieve y azul cielo que entra desde las ventanas. El máximo placer, sin embargo, se da al esquiar por interminables pistas que no sólo conectan los distintos países de Europa sino que también cuentan con opciones de medios de elevación para esperar sólo segundos y arribar a las más exclusivas cumbres.

Durante el pasado invierno europeo, más de 1.000 argentinos decidieron esquiar en Saboya (pueblo francés de la región de Ródano-Alpes), y Pragelato, en Italia. A pesar de que no son mayoría, aproximadamente 8 mil latinoamericanos poblaron esas pistas de esquí. Para esta temporada invernal, los resorts europeos esperan a más de 2.500 argentinos. Y la tendencia está en ascenso.

La inversión inicial arranca en u$s 2.100 por persona para pasar una semana en el resort de nieve, y el alquiler de los equipos de esquí parte de u$s 350 por semana. Su carta de propuestas destella lujo y confort tanto en sus habitaciones como en sus actividades. Con el ánimo de que el huésped no pierda ni un segundo, desde el ski room del complejo se puede acceder, a través de una telecabina y en sólo cuatro minutos, a las pistas de la Via Lattea y las de Sestriere.

El máximo placer, sin embargo, se da al esquiar por interminables pistas que no sólo conectan los distintos países de Europa sino que también cuentan con opciones de medios de elevación para esperar sólo segundos y arribar a las más exclusivas cumbres. 

Su all inclusive ofrece, además del alojamiento y el acceso a todas sus instalaciones, una agenda llena de esquí. Con entrenamiento de doble turno, de lunes a viernes, se puede disfrutar de clases exclusivas (divididas en tres niveles) y el ascenso a las pistas.

Una recomendación importante: no confiarse en las distancias. La posibilidad que abren las pistas de conexiones y reconexiones es tan vasta que no está de más contar con un mapa a mano y evitar aventurarse por las rutas sin información previa. Los principiantes tienen un camino de descenso que es 7 veces más extenso que el promedio de los centros locales, y los expertos cuentan con la posibilidad de llevar su adrenalina a niveles impensados. 

Luego de una jornada de blanca nieve, el visitante puede degustar los sabores tradicionales de una fondeu o raclette, preparadas por chefs internacionales en uno de los tres restaurantes, llamado La Tana. Durante los mediodías, es menester deleitarse con el snacking en la sala La Trattoria y, por las noches, cenar allí bajo el susurro de música italiana en vivo. Después de un día rodeado de esquiadores, los salones Lanterna y Dolce Vita ofrecen unambiente nocturno perfecto para disfrutar de la intimidad con amigos o en pareja. Para aquellos que no pueden alejarse de la nieve, el Chalet Mollino, a 2.300 metros de altura, espera con sus puertas abiertas a cualquiera que busque disfrutar un amplio buffet acompañado de una arquitectura tradicional y wi-fi 24x7.

Las opciones temáticas del Club Med le ponen verano al invierno con actividades poco frecuentes para los centros de esquí pero que son un sello registrado para los clientes de la marca. El blanco no desaparecerá: todo el resort ofrece una vista panorámica de la nieve bajo la luz de las estrellas que llenan el cielo piamontés.

Tras recorrer los Alpes italianos mañana y tarde, el esquiador puede relajar su cuerpo y mente en el spa. En una de las 7 cabinas lo esperará un hammam, baño de vapor húmedo a 50°C que elimina las toxinas a través de la transpiración. Y si todavía recuerda las bajas temperaturas del exterior, un sauna de origen finlandés, con un calor seco de entre 70 y 90°C, terminará con cualquier escalofrío.

Los chicos también tienen su lugar en el complejo, que ofrece distintos clubes para niños, de entre 2 y 17 años, con toda clase de actividades dirigidas por monitores profesionales para que la tranquilidad de los padres sea total. Desde luego, no todo es esquí alpino o de fondo en el Club Med Pragelato Vialattea. También, pueden transitarse las limpias laderas italianas en tablas de snowboard o realizar excursiones pedestres, con raquetas o bajo la modalidad nordic walking. Por su parte, la piscina cubierta es una invitación a disfrutar del agua, esta vez, en estado líquido. Los ventanales permiten, de día y de noche, que el sol o las estrellas iluminen naturalmente las brazadas del huésped.

Ansiosos por salir a pasear, perros siberianos son los encargados de tirar de los trineos que pasean por la zona. Y si se opta por una caminata, el núcleo urbano de Pragelato espera al turista con sus tiendas, restaurantes y bares. Siempre, bajo la blanca y silenciosa mirada de la nieve alpina.

Las altas temperaturas

Muchos de los fanáticos del esquí se encontraron con una temporada atípica en la Argentina. En Bariloche, durante gran parte de la temporada, sólo se consiguió nieve en lo más alto de la montaña. Durante toda la década las temperaturas se han ido elevando y eso afectó también a localidades como Villa La Angostura y San Martín de los Andes. Por ejemplo, el centro de esquí Cerro Bayo tuvo menos nieve que en años anteriores. La temporada de invierno se acorta y las temperaturas están más cerca del verano. Los visitantes regionales están en caída libre y en  tan sólo una década se redujeron a un 10 por ciento de los cerca de 40 mil turistas que solían calentar la economía durante el frío invierno.

Europa sobre nieve

A nivel internacional existen infinidad de ránkings para determinar cuáles son los mejores centros de esquí del Viejo Continente. Para The Huffington Post existen 7 alternativas adicionales a tener en cuenta:

1. Zermatt, Suiza. Son 300 kilómetros esquiables en plenos alpes suizos con las características del típico pueblo suizo montañés.

2. Formigal, España. Se encuentra en la provincia de Huesca y es uno de los más exclusivos de Europa.

3. Les Deux Alpes, Francia. Tiene en invierno unos 200 kilómetros esquiables y nieve 365 días al año, ya que cuando la temperatura sube se mantienen unos 60 kilómetros del dominio.

4. Grandvalira, Andorra. Es uno de los más grandes de los Pirineos. Tiene parques de nieve y freestyle.

5. Monte Bondone, Trentino, Italia. Más de 100

kilómetros de pistas e imponentes paisajes.

6. Chamonix, Francia. A los pies del Mont Blanc (la montaña más alta de la Unión Europea) descansa el pueblo francés en el que hay más de 200 kilómetros disfrutables en más de 100 pistas.

7. Sierra Nevada, España. Entre la nieve, la gastronomía y la cultura de la ciudad de Granada, la estación de Sierra Nevada es un destino ideal para cualquier esquiador que sabe disfrutar más allá del deporte.

Argentinos en la pista

Durante el pasado invierno europeo, más de 1.000 argentinos decidieron esquiar en Saboya (pueblo francés de la región de Ródano-Alpes), y Pragelato, en Italia. A pesar de que no son mayoría, aproximadamente 8 mil latinoamericanos poblaron esas pistas de esquí. Para esta temporada invernal, los resorts europeos esperan a más de 2.500 argentinos. Según los anfitriones, el frío de enero es el preferido. En materia de costos, el paquete de 7 noches en Club Med Pragelato Vialattea arranca en u$s 2.100 por persona (o 6 cuotas sin interés de u$s 360). El equipo de esquí suma u$s 350 semanales. Los vuelos de Air France a Torino son una de las conexiones más directas y ya preparan su renovación en el marco de una inversión global de 500 millones de euros, que incluye un restyling de todas sus clases, el menú y hasta los hábitos de vuelo.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas