Qué hacer con los ahorros en un contexto de default
Lifestyle

Qué hacer con los ahorros en un contexto de default

Es un buen momento para realizar compras selectivas en la Bolsa argentina, teniendo en cuenta que nuestras empresas valen sólo un 10 % de lo que cotizan compañías comparables en otras Bolsas del mundo. Por Mariano Otálora 01 de Diciembre 2014





Una salida del default en 2015 o 2016 está descontada, y los mercados financieros suelen adelantarse a los eventos. Muchos fondos internacionales están comprando activos argentinos porque los encuentran baratos y con gran potencial de suba en un mediano plazo (2 o 3 años). Es un buen momento para realizar compras selectivas en la Bolsa argentina, teniendo en cuenta que nuestras empresas valen sólo un 10 % de lo que cotizan compañías comparables en otras Bolsas del mundo.

Hay que empezar a asesorarse e informarse sobre los fundamentos de cada una porque, con un arreglo con los fondos buitres, los precios de algunas empresas y sectores pueden alcanzar una cotización 8 o 10 veces superior a su valor actual en un mediano plazo.

chanchito

El timing para decidir en qué momento comenzar a comprar es fundamental. Por ello, hay que empezar a seguir a algunos sectores que son una gran oportunidad para posicionarse y armar una cartera de inversión: Banco Francés, Banco Galicia, Banco Macro, YPF, Transportadora de Gas del Sur y del Norte, Pampa Energía, Metrogas, Edenor, Aluar, Petrobras y Petrobras Argentina, Siderar, Tenaris y Telecom. Justamente este último caso es para seguirlo muy de cerca, ya que es una empresa con gran potencial que posee un tercio de los accesos móviles de la Argentina, está totalmente desapalancada y esto le permitirá endeudarse en un contexto económico más favorable.

La revancha del Cedin

Muchos lo habían olvidado, pero el Cedin está resurgiendo de las cenizas. Muchos lo compran y obtienen hasta un 30 % de descuento en la adquisición de una propiedad. Recordemos que este instrumento fue lanzado en mayo de 2013 para aquellas personas que adhirieran al blanqueo de capitales: al ingresar las divisas estadounidenses, recibían un Cedin que podían aplicar en el negocio inmobiliario (compra de unidades, terrenos o materiales) y el que lo recibía podía transformarlo en billetes verdes. Pero también estaba la posibilidad, en caso de no querer realizar una operación inmobiliaria, de venderlo en lo que se denomina el mercado secundario (venta o compra en la Bolsa) y obtener su valor en pesos. Este año se realizaron más de 300 operaciones por un total cercano a los $ 100 millones.

¿Cuál es el negocio? Un ejemplo: una persona quiere comprar una propiedad que cuesta u$s 100 mil. Para pagarla, y en caso de no tener dólares, tiene dos opciones: comprarlos en el blue ($ 14, digamos) o ir con los pesos y comprar los Cedin (en la Bolsa, cada lámina de u$s 100 se paga alrededor de $ 1.120, es decir, un 25 % más barato que el blue). Entonces, comprando en el blue necesita $ 1.400.000, mientras que en Cedin $ 1.120.000, lo que representa un ahorro de $ 280 mil. Desde luego, antes de comprar el Cedin debemos analizar la conveniencia, comparando su precio con la cotización del blue y el dólar MEP. A prepararse: los próximos meses (y años) traerán buenas oportunidades de inversión.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas