Qué dicen los perfumes de las personas que los usan
Lifestyle

Qué dicen los perfumes de las personas que los usan

Florales o amaderados; en versión eau de toilette o eau de parfum. Qué comunica cada fragancia y cuáles son las notas y versiones ideales para cada momento del día.

02 de Marzo 2016

Tan característico de una persona como su corte de pelo o la ropa que usa, un perfume puede permitir reconocer que quien lo elige siempre está presente en una habitación. Sin embargo, y a pesar de consistir en una elección basada en el gusto personal, las fragancias preferidas por una persona pueden decir mucho de ella o del momento y lugar en el que se encuentra. Apertura.com habló con Andrea Pappolla, directora de Marketing de Givenchy y Kenzo, para conocer qué personalidades se esconden dentro de cada frasco.

"Las fragancias son muy particulares y personales, eso es obvio pero es una realidad; la recomendación que hacemos siempre es subjetiva y depende de la personalidad del usuario y de lo que cada una quiera expresar", anticipa Pappolla. Pero a su vez, la ejecutiva revela que frente al gusto particular de una persona por determinada fragancia, las marcas desarrollan distintas versiones para ofrecer los mismos perfumes en versiones adaptadas a distintos momento del día. "Que un frasco contenga un eau de toilette, por ejemplo, no significa que el perfume sea más fresco o de menor intensidad, sino que se trata de una versión más suave dentro de las que se propone para usar durante el día, para ir a trabajar", aclara.

Con respecto a las notas olfativas, Pappolla distingue entre dos tipos de fragancias bien diferenciadas. "Los perfumes con un corazón de notas orientales o florales amaderadas son más fuertes, y suelen apuntar, en el público femenino, a una personalidad más sensual, de femme fatale", explica la directora de LMVH. Así, mientras que los perfumes orientales tienen acordes de bergamota, canela, patchoulí
y vainilla y transmiten calidez y a la vez sensualidad, las notas amaderadas predominan en la perfumería masculina y utilizan como materias primas al cedro, el sándalo, el vetiver y el pachulí.

Por su parte, los perfumes florales afrutados, con notas de rosa, jazmin, mora y ciruela, entre otras, son menos señoriales, y la combinación de sus materias resulta en fragancias, según afirma Pappolla, "más divertidas y frescas".

Más allá de sus orígenes, la gerente cree que las notas olfativas no son lo único por lo que el usuario se representa con una marca en particular. "Hoy las marcas internacionales lo que proponen es algo más que sólo un perfume: son su ADN, su historia y sus valores los que también atraen a nuevos clientes, y comienzan a importar desde la comunicación hasta el packaging", advierte la especialista en Marketing.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas