Patricia Sosa:
Lifestyle

Patricia Sosa: "A Cristina le cantaría un rock que se llama 'Sigo aguantando'"

La cantante fue elegida para interpretar la Misa Criolla en el Vaticano en diciembre próximo. Celebra las acciones culturales del Pro. Y apunta contra la droga como principal flagelo de la sociedad.  Por Alejandra Canosa 03 de Octubre 2014

 

Feliz por la repercusión que tuvo su último videoclip A tu lado voy, con miles de visitas en YouTube, Patricia Sosa reconoce que todo es posible si nos impregnamos de energía positiva. “Apenas me levanto, apoyo el pie derecho, visualizo mi ego arrodillado ante mí, lo piso con el pie izquierdo y arranco con varias afirmaciones”, expresa la dueña de una voz tan impresionante como su carrera. Cuenta que medita 20 minutos por día, una práctica a la cual atribuye lo radiante y luminosa que se la ve mientras convida un té riquísimo en un espacio que invita a la relajación. La cita es en Megamusic, la productora que comparte con Oscar Mediavilla, su marido sin papeles, pero marido al fin: estuvieron casados muchos años, se divorciaron con reproches, pagaron una fortuna por el divorcio... Y se reconciliaron: “La distancia oxigenó y puso paños fríos, para dar lugar a una segunda vuelta. Pero, si bien nos amamos, ahora vivimos separados”. Con una hija en común (Marta), él vive en Caballito y ella en zona Norte, con sus padres “porque ya están grandes”.

¡Pasa el tiempo y seguís radiante!

El cuerpo es un estuche que nos dieron para respetar. Y lo hago no por estética, sino por convicción. Soy vegetariana, salgo a caminar... Pero siempre me acuesto tarde. Por eso, por la mañana no puedo crear ni componer. ¡Cómo será ese hábito que ya, desde chiquita, en mi casa dejaron de celebrar la Navidad al mediodía porque me dormía en la mesa!

¿Qué temas coyunturales perturban tu armonía?

Es un presente donde se me mezclan las cosas: ver los bombardeos en la Franja de Gaza, los aviones comerciales que se caen y, en menor escala, gente irascible en la calle... ¡Hay un halo de violencia cubriendo el globo terráqueo! Entonces, en lo profesional, trato de refugiarme muchísimo en la música porque es lo que me da calma, lo que me tranquiliza. Trato de separarme del piso todos los días porque sino es muy difícil la vida. Recuerdo cuando el papa Francisco se reunió con los líderes del judaísmo y el islamismo y un periodista le preguntó: “¿Y nosotros qué podemos hacer?”. Él exclamó: “¡Hagan conmigo!”. Me quedé pensando cuál era el mensaje... Y entendí que también era para mí. Inmediatamente me acordé que tenía una canción archivada en un cajón, y me sentí tan egoísta que decidí sacarla y subirla a YouTube porque yo también quiero la paz. Claro que primero hay que autopacificarse para luego pacificar al entorno.

Yendo a algo más terrenal: solés decir que amás a la ciudad de Buenos Aires. ¿Qué rescatás de la gestión de Macri?

¡Me encanta el Metrobús! Fue fundamental para acelerar el tránsito. Mucha gente se quejó creyendo que lastimarían a los árboles cuando estaban en plena obra. De hecho, yo me tomé el trabajo de ir a ver cómo los sacaban del lugar y comprobé que lo hacían, con muchísimo cuidado, empresas que sabían cómo realizarlo para que luego se pudieran transplantar.

Sin embargo, no se logra resolver el caos de tránsito. ¿Cómo lo vivís?

Soy súper prudente, voy a la velocidad indicada, trato de generar la calma desde mi lugar y no me importa si me tocan bocina. Cuando era más joven, puteaba a medio mundo. Hasta que un día me dije: “¡Es problema del resto!”. Llevo mucho a mis padres en mi auto, porque son mayores, y papá me dice: “¡Qué suerte, con vos vamos tranquilos!”. Nada negativo entra en mi auto porque mi aura lo retira.

¿Qué elegís ver en televisión?

Veo todo lo que puedo: chimentos, ficción, el canal Encuentro. También me encantan los programas de preguntas y respuestas porque aprendés un montón. Además, miro programas políticos y trato de pensar qué me quieren vender y cuál es la verdad. Tenemos que diferenciar la información de la propaganda subliminal: presto atención a las noticias y está bueno que los noticieros nos digan las cosas feas que pasan; pero que me repitan la misma noticia cada 10 minutos me provoca una paranoia tremenda, y ahí decido apagar. Evito los noticieros de la noche porque me hago carne de todo y después duermo mal, tengo pesadillas.

¿Qué aciertos resaltás del área de Cultura porteña?

Estuve muy cerca de ellos cuando nos presentamos en el Teatro Colón, y hay muchas cosas que me gustan. Me enteré que le están dando mucha importancia a las producciones independientes dentro del San Martín y el Cervantes. Y a mí me gustaría, como un ideal, que no tengamos que pasar por productores independientes. ¿Por qué? Porque la cultura de un país, de una ciudad, creo que se podría proteger más. También se que están tratando de eliminar gastos y eso también sirve, pero debe ser muy difícil de manejar. En cuanto a Nación, ahora está Teresa Parodi, a quien adoro y le deseo lo mejor.

Sigue rockeando. Pasan los años y Patricia Sosa sigue siendo una de las voces más potentes. Foto: Clase Ejecutiva.

¿Por qué no se renueva el elenco de la política?

No creo que la juventud sea sinónimo de sabiduría: simplemente sos joven. Me parece bárbaro que los chicos participen porque tienen la impronta de llevarse el mundo por delante y se necesita eso para convencer, para hacer. Pero lo único que a mí me sirve es la honestidad. Que sea buen candidato, que tenga buena trayectoria, buena oratoria o que se vista a la moda... Nada de eso sirve si no es transparente.

¿Cómo ves la lucha contra el tráfico de droga?

El paco hace estragos. Y te lo digo con mucho conocimiento de causa porque tengo dos sobrinos internados en un instituto de drogadependientes: son dos pibes brillantes –uno de 17, otro de 27– que se equivocaron groso. Vamos con Oscar todos los domingos que podemos a visitarlos: son hijos de mis dos hermanos y, por suerte, están recuperándose. Pero ves a los adictos, que están perdidos; y también hay chicos que, aunque están desintoxicados, se revuelcan en el barro porque ya son irrecuperables. Es un problema social muy complejo que depende de la educación y de la contención familiar. No tengo respuesta: sólo sé que la droga mata. Y que es la puerta de entrada para todo lo demás. ¡Es una mierda por donde la mires!

¿Es cierto que vas a cantar ante el papa Francisco?

¡Sí! Nos llamaron porque se cumplen 50 años de la Misa Criolla. A fin de año me voy a cantar al Vaticano: el 10 de diciembre ensayo con el coro, el 11 es la prueba de sonido y el 12 tocaremos mientras Francisco da la misa. Facundo, el hijo de Ariel Ramírez, me dio la noticia. Y si bien fue escrita para hombres, porque es una pieza coral con solista, como ya la había cantado Mercedes Sosa, le dije que sí. El universo conspiró para que el aniversario coincidiera con este ahora, en que tenemos un papa argentino. ¡Francisco significa lo que hay que ser! Mirar al prójimo e ir austeros por la vida. Todos los días dice algo que me enorgullece.

Y a la Presidenta, ¿qué le cantarías?

Un rock que compuse hace tiempo y se llama Sigo aguantando, para que lo tararee cuando ve las noticias y va de un lado a otro. Es muy difícil estar en su lugar: hay que hacer las cosas bien y ¡hay que aguantar!



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas