Optimistas: Argentina, entre los 10 países con mejores expectativas para el 2016
Lifestyle

Optimistas: Argentina, entre los 10 países con mejores expectativas para el 2016

Según un informe, seis de cada diez argentinos creen que el año que comienza será mejor que el 2015. Las tendencias a nivel global.

06 de Enero 2016

Positivos. Así empezaron el 2016 un 60 por ciento de los argentinos, quienes creen que este año superará al que pasó. Eso afirma la consultora Voices!, cuya encuesta de fin de año indagó sobre las expectativas, esperanzas y temores de la población de casi 70 países.

Si bien más de la mitad de los ciudadanos del mundo se muestra optimista con respecto al 2016, el de Argentina no es un caso más. Según la consultora, su nivel de expectativas lo ubica entre los 10 países del mundo más optimistas de cara al nuevo año. Los países con el mayor optimismo corresponden a las regiones de Asia y África. En Bangladesh, por ejemplo, un 80 por ciento de los consultados piensa que el 2016 será mejor que el 2015, similarmente a Nigeria. Saudíes, chinos y habitantes de Fiji también se encuentran dentro del top 10 de los más optimistas.

A nivel regional, el optimismo argentino es seguido por el panameño; allí, la mitad de los consultados cree que el 2016 traerá mejores noticias, mientras que en México, Brasil y Ecuador, son menos de cuatro de cada diez las personas que opinan de igual manera. En Europa, Italia y Grecia son los países del Viejo continente más pesimistas. A nivel mundial, las poblaciones de Irak, Líbano y los territorios palestinos tampoco albergan buenas expectativas.

Además del 54 por ciento de los encuestados que afirmó tener confianza en el 2016, otro 24 por ciento sostuvo que el nuevo año será igual que el 2015, y un 16 por ciento opina que será peor. En Argentina, más allá de la mayoría optimista se encuentran un 31 por ciento de consultados que creen que el 2016 será similar al año que pasó, mientras que el restante 7 por ciento es pesimista al respecto.

Esta no es la primera vez que el país inicia un año con expectativas positivas. En diciembre de 1983, cuando Raúl Alfonsín asumía como presidente y marcaba la vuelta a la democracia, un 83 por ciento de la población creía que 1984 sería un año mejor al que terminaba. Un fenómeno opuesto tuvo lugar a fines de 2009, cuando sólo un 23 por ciento tenía confianza en que el año que comenzaba sería mejor.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Gerardo Solé Suarez Reportar Responder

Ah!! jajajajajaja!!

Videos

Notas Relacionadas