Mora Godoy:
Lifestyle

Mora Godoy: "Lo que está pasando con los fondos buitre es una locura"

Es la bailarina de tango más exitosa del momento. Guionista, directora y productora de sus espectáculos, reestrenó en Buenos Aires un gran musical que causó sensación en París. Porteña hasta la médula, celebra la gestión cultural del Pro. Por Alejandra Canosa 13 de Agosto 2014

 

 

La crítica mundial la define como “la bailarina de tango más prestigiosa y popular de todos los tiempos”. Coreógrafa, guionista y productora de sus propios espectáculos, Mora Godoy atraviesa un presente incomparable. Feliz por haberse animado a participar del certamen televisivo Bailando por un sueño y de haber reestrenado Chantecler Tango en el Teatro Ópera Allianz, Mora Godoy se reserva un as en la manga para compartir algunas horas con su hija Bianca (7 años) y también con su novio, un ingeniero dedicado a la gastronomía. Todavía recuerda que, cuando escuchó a Ástor Piazzolla por primera vez, “¡me morí!”. Y enfatiza que fue el bailarín Miguel Ángel Zotto quien confió en ella y la llevó de gira a Londres: nunca más paró. Aún hoy, se sorprende ante la reacción de los extranjeros cuando escuchan un tango: “Te juro que, a veces, no lo puedo creer. Es un fenómeno que trasciende las fronteras. Y la única explicación es que es una danza que comunica con el cuerpo, sin importar qué idioma hables. Por eso, hay que preservarlo”.

¿Por qué reestrenaste Chantecler Tango?

Fue una revancha saber que, además de Tanguera, podía hacer otro musical. Hacerlo hace dos años en el Teatro Presidente Alvear con el apoyo del gobierno de la Ciudad, haber viajado a París y disfrutar de hacer 30 funciones en el Châtelet, ¡fue una satisfacción incomparable! El tango es un movimiento energético muy fuerte que contiene una música pasional, nostálgica, melancólica. Es avasallante, porque te atraviesa el alma. Y tiene la sensualidad del suspiro, eso de respirar a través del otro cuando lo abrazás para bailar.

Tenés un estado físico privilegiado por la disciplina que demanda tu profesión. ¿Qué opinás del bullying en escuelas de danzas?

Es tristísimo. No reparo en si alguien es flaco o gordo. A veces hay gente que viene a mi escuela y me dice: “¡Miráme, bajé 10 kilos!”. La verdad es que soy muy distraída con eso porque tengo la suerte de comer lo que quiero y no engordo. Obvio que entreno mucho, pero soy disciplinada también con la alimentación. Creo que hay que educar a los chicos para que, desde temprana edad, coman sano. La vorágine social hace que muchos coman lo que les queda cómodo: pizzas, patitas de pollo, hamburguesas, panchos... Y la verdad es que, a la larga, eso tiene un costo altísimo. Tengo una hija de 7 años y en mi heladera hay quesos, yogures, frutas, verduras.

Sos tanguera y del barrio de La Boca. ¿Cómo ves la gestión del PRO en la ciudad?

Soy una fiel admiradora de la gestión de Hernán Lombardi como ministro de Cultura. Le he criticado varias cosas por el Mundial de Tango, que me gustaría que mejore, ¡pero el Polo Circo, el BAFICI, los festivales, La Noche de los Museos...! Soy de La Boca y la Usina del Arte me parece alucinante. También que haya una cantidad de lugares gratuitos con una calidad incomparable. Lombardi es un tipo despojado de todo, es bien de faena, labura intensamente por todo Buenos Aires. Le agradezco que me ofreciera, en su momento, el Teatro Alvear para hacer Chantecler.

¿Cómo ves el estado de confrontación política?

Mirá, hace poco viví un episodio incómodo en el programa de Mirtha Legrand, cuando alguien de la mesa se enojó porque yo salí a defender al kirchnerismo cuando Margarita Stolbizer le dio ‘con un caño’ en el mismo programa. Me tildaron de ultra K porque dije que no todo lo que hace este Gobierno está mal. Hablaban de la tragedia de Once, ¡cuando también fue tragedia lo de Cromañón! Para la oposición, el gobierno actual siempre es una mierda: ¡no ven ni bueno lo bueno! Y eso no nos construye como argentinos. Yo trabajo en muchas cosas para el PRO, es cierto. Pero soy una bailarina y no una abanderada política porque después gana otro partido y te dejan afuera. ¡Soy artista! Y no me gusta que se desparrame mierda por no estar de acuerdo.

¿Te preocupa el reclamo de los fondos buitre?

Lo que está pasando con los fondos buitre es una locura. ¡No nos pueden hacer eso, es muy injusto! Vamos a pagar con muchos otros gobiernos y este Gobierno no tiene la culpa. Tenemos que estar unidos y evitar una injusticia. Viajo por el mundo entero, y en este país no debería haber hambre, ni gente en situación de calle, pero ese es un trabajo entre todos.

undefined

¿Qué destacás de la gestión K?

La Asignación Universal por Hijo, el haber pagado la deuda externa, el matrimonio igualitario, la cantidad de hospitales nuevos que se han hecho en el país con nueva tecnología... Obviamente que hay fallas, pero hay que dejar de mirar la mitad del vaso vacío. Lo que menos tengo es espíritu golpista.

¿Te duele algo del país?

Me duele el hambre, la delincuencia, la violencia y la impunidad. Porque, sin preferencia por cualquier gobierno, el que roba o mata tiene que ser condenado. Es cierto que nuestra Justicia tiene que mejorar.

¿Ves programas de actualidad política?

Sí, veo Intratables, con Santiago del Moro; a veces La cornisa, con Luis Majul; me gusta cómo toca temas de política Alejandro Fantino en Animales sueltos. Hago zápping con los noticieros, aunque a veces apago porque me aturden.

¿Te parece bien que se politicen las entregas de premios artísticos?

No me parece mal si necesitás comunicar que, por alguna razón, te sentís discriminado. Cuando se habla de la grieta, se habla de discriminación como resultado de una pelea enorme entre bandos que no nos conduce a nada. Me pareció muy agresivo que Jorge Lanata subiera al escenario con un bidón de nafta en la última entrega de los Martín Fierro. ¡Lo repudio! Me parece bien que se politicen los premios, pero desde lo constructivo.

¿Tu conclusión del confuso episodio entre la Asociación Argentina de Actores y Adrián Suar?

La gente necesita hablar. Ese lío se armó porque sonó a amenaza y no está bueno, no ayuda para nada.

¿Qué opinás de CFK?

Siendo mujer, me vi inmersa en un mundo de hombres, como es el tango. Y, si bien al principio fue incómodo, lo agradezco porque me dio las herramientas necesarias para salir adelante y defenderme. Admiro la oratoria de la Presidenta. A veces la atacan y ella, que tiene personalidad fuerte, ataca también. Se le murió su compañero de toda la vida siendo Presidenta, por eso admiro cómo salió adelante.

 

Además... El Chantecler se inauguró en 1924. Situado en la calle Paraná, entre Corrientes y Lavalle, con ese reducto el tango porteño se vistió de etiqueta, al mejor estilo de los cabarets de París. Allí, durante más de 20 años, actuó la orquesta del maestro Juan D’ Arienzo, y eran habitués políticos, artistas e intelectuales. En Chantecler Tango,

Mora Godoy interpreta a la dueña, administradora y madama, quien habría sido amante de Carlos Gardel, en un musical-policial con eje en nuestra música de bandera que ya está de gira por Europa y Estados Unidos.

 

La edición original de este artículo fue publicada en la revista Clase Ejecutiva de julio de 2014.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas