Los cinco exóticos hoteles para pasar San Valentín

En todo el mundo, el amor podrá encontrarse en habitaciones que rompen la rutina y proponen algo nuevo. Desde castillos hasta… jaulas.   13 de Febrero 2015

5. El quinto lugar es para el Lizard Island Resort en Queensland, Australia. Es un lugar para amantes de la playa y los corales, ya que la remota isla en la Gran Barrera de Coral de Australia, con la posibilidad de hospedar a sólo 80 huéspedes a la vez, propone una aventura única. Una visita obligada para todos los visitantes es la "Dining Beach" donde se sirve un menú de siete platos directamente en la playa. 

4. El cuarto lugar, según el ránking elaborado por Trivago, es la isla Desroches, la mayor del conjunto coralino de las islas Amirantes en el archipiélago de las Seychelles, es el escenario del Desroches Island Resort, compuesto por 6.5 kilómetros de isla privada situada en el corazón del Océano Índico. El príncipe William y Kate Middelton eligieron este paradisíaco lugar para pasar sus dos semanas de luna de miel en mayo de 2011. Desroches ofrece una amplia oferta de lujo en cuanto a hoteles se refiere, desde sencillas suites de una habitación hasta villas de cinco habitaciones con piscina privada.

3. Una nochde caballeros y princesas ofrece el Thornbury Castle en Bristol, Inglaterra. El lugar es la antigua residencia de Ana Bolena, la reina María, y el rey Enrique VIII. Este exquisito palacio Tudor, construido en 1511, promete dejar sin aliento a los visitantes. Uno puede perderse en las salas del castillo de piedra, salones con paneles de madera, y los extensos jardines románticos, y experimentar un poco la rica historia que guarda.

2. “Todos tendrán sus 15 minutos de fama en el futuro”, supo decir Andy Warhol. Y esta vez es realidad pero por una noche. El artista alemán Lars Stroschen ha decidido transformar lo que era un estudio de grabación en uno de los hoteles más irreverentes del mundo. El Propeller Island City Lodge cuenta con 30 habitaciones con los más diversos temas: desde habitaciones de espejos hasta otras que presentan dos enormes jaulas, pasando por camas voladoras y habitaciones que dan la impresión de estar dadas vuelta. 

1. En el corazón de Pigalle, el lugar más sexy y salvaje de París, el Hotel Amour se distingue por su estilo único que mezcla el arte con el erotismo. A lo largo de las 24 habitaciones se pueden encontrar decoraciones de artistas, fotografías eróticas y antigüedades adquiridas en mercados de pulgas. Algunas de sus instalaciones presentan toques negros como, por ejemplo, una habitación con paredes oscuras y más de 200 bolas que cuelgan del techo. A eso le suma un jardín y un restaurante donde se puede disfrutar de brunchs, almuerzos y cenas de estilo parisense y codearse con los huéspedes internacionales del lugar mientras se toma una copa. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas