Las 5 lecciones sobre desarrollo personal que nos dejó el 2016
Lifestyle

Las 5 lecciones sobre desarrollo personal que nos dejó el 2016

Por Nico Iglesias 27 de Diciembre 2016

Este año, desde distintos ámbitos y con personas de diferentes edades, sexos, creencias religiosas, políticas y deportivas he tenido el privilegio y el honor de acompañar y colaborar en muchos procesos de autoconocimiento y desarrollo personal. Incluido obviamente el mío propio. Desde este lugar y a modo de “gran resumen” de lo que he incorporado en mi plano de consciencia, me gustaría compartir contigo cuáles fueron las 5 lecciones o aprendizajes que el 2016 me ha dejado.

Aquí vamos:

1) La madre de todas tus frustraciones: El apego a tus expectativas.

Desde el minuto en el que abrimos los ojos por la mañana y hasta que nos dormimos en la noche nuestra mente y nuestro cuerpo están constantemente deseando cosas y generando expectativas sobre el mundo que nos rodea. Esto es tan natural, espontáneo y automático como respirar o pestañear. No podemos evitarlo. Sin embargo la madre de todas nuestras frustraciones se encuentra en el grado de apego con el cual encaramos este proceso.

La matemática es fácil: cuanto más apegados a nuestras expectativas y fantasías sobre lo que deseamos que ocurra estemos, mayor será la sensación de frustración, dolor o desencuentro cuando el mundo nos proponga algo distinto a lo que nos imaginamos. Simple.

Ahora bien, si quieres profundizar un grado más en este esquema y saber cuál es la primera y tal vez la mayor todas las expectativas que nos producen frustración y dolor en la vida es esta: La creencia de que la vida debería ser algo placentero, feliz y sin problemas. Y que por lo tanto los desafíos, los problemas y los momentos duros de la vida están allí solo para molestarte. Para hacerte pasar un mal rato. Creer y tener expectativas de que la vida, tu vida, debería funcionar de esta manera, es tal vez la mayor y más profunda de las raíces de todas tus frustraciones, penas y desencantos.

Solución: comenzá a creer que tal vez vivir se trata de atravesar una serie de problemas, dificultades y desafíos que vendrán uno a continuación del otro de manera ininterrumpida. Te gusten o no te gusten. Estés o no de acuerdo con ellos. Simplemente aceptar que así es como funciona la cosa.
Si realmente lográs integrar e internalizar este planteo como tu expectativa respecto de la vida, te garantizo que la manera física y mental en la que te encontrará el próximo desafío en tu vida será completamente distinta a la qué tal vez te encuentre el día de hoy .

2) Ponele pausa a la charla motivacional de Youtube. ¡Movete! ¡Tomá Acción!

Si querés transformar o modificar cualquier aspecto o ámbito de tu vida será crucial que entiendas primero cómo funciona nuestro cerebro en dos aspectos:

1) Tu cerebro va a intentar por todas la vías posibles ahorrar energía y para hacerlo se resistirá a todo cambio de comportamiento que desees abordar. Esto ocurrirá una y otra vez ya que así es como está constituido nuestro cerebro. ¡Cambiar cuesta! Cuesta psicológicamente pero primero cuesta fisiológicamente. El proceso de cambio le cuesta energía al cerebro.

2) La única manera en la que los seres humanos integramos un nuevo comportamiento es a través de lo que los neurólogos llaman “neuroplasticidad”: la capacidad que tiene el cerebro de integral e incorporar un nuevo hábito o comportamiento a partir de exponernos a un estímulo externo.

Para ver un ejemplo práctico de esto: “¿Cómo aprendiste a andar en bicicleta? ¿Leyendo un libro de bicicletas? ¿Mirando una película sobre bicicletas? ¿O subiéndote a una bicicleta una y otra vez hasta que adquiriste la habilidad psico-motriz para conducirla?”

Conclusión: si querés transformar, modificar o integral algo en tu vida debes por sobre todas las cosas invitarte a la puerta de la Acción. Mover tu cuerpo. Salir de la “zona cómoda” y conocida y hacer físicamente algo diferente.

3) Solo ganamos si ganamos todos.

De un modo más o menos directo todo lo que hacemos en la vida lo hacemos con el objetivo final de llegar a otro ser humano o grupo de seres humanos. De ahí que la invitación que te propongo es a cambiar el modelo mental que piensa primero en lo que tú necesitas y deseas (El modelo “Yo, yo, yo”)  y comenzar siempre pensando en la otra persona a las que vayas a servir con tu trabajo, profesión, oficio o lo que sea que realices.

Comenzar entendiendo primero “¿que?” quiere el otro y luego “¿por qué?” lo quiere no solo te ahorrará mucho tiempo y energía en el proceso de trabajo sino que te conectará desde un modo distinto con la actividad que realizas habitualmente.

4) Solo existe un momento: Ahora.

¿Por más que si al pensarlo te resulte obvio, natural y lógico, porque será que nos cuesta tanto mantener el contacto con lo único que realmente existe: ¿El momento presente? Ya que si el pasado ya ha pasado y el futuro simplemente es una idea o una fantasía de nuestra mente, ¿qué es lo único que nos queda?

Cualquiera sea la manera o la metodología que utilices para invitar a tu mente a tomar contacto con el momento presente (el “Aquí y ahora”) te garantizo que cuanto más lo hagas más estarás ejercitando el camino de la toma de consciencia y la salud mental.

5) ¿Dónde está la felicidad?

Si bien no pretendo responder a esta pregunta en tan solo unas breves líneas si quisiera resumir un pensamiento con una palabra: Equilibrio. Somos seres físicos y espirituales. Cuerpo y alma. Creer o esperar que el estado de plenitud, felicidad y alegría nos llegará por una sola vía o un solo medio siento que es el comienzo de un camino equivocado de búsqueda.

Nuestra cultura y sociedad actual muchas veces nos propone el consumo y el plano del “Tener” como el camino para saciar aquello que nos esta faltando para ser felices. Yo siento sin embargo que allí hay una enorme trampa. A mi me gusta invitarme a creer más en aquella frase que dice que “En lo pequeño hay algo muy grande” o aquella otra que dice que “Menos es más”.

Espero sinceramente que algo de estas reflexiones y tomas de consciencia de mi 2016 aporten valor en tu camino. Por ahora y hasta la próxima te deseo un feliz comienzo de 2017. Namaste.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Propiedades Oeste Reportar Responder

Muy interesante y real muy buena nota. saludos y feliz 2017!

Videos

Notas Relacionadas