Del mommy porn a las guías de autoayuda: ¿qué géneros lideran el ránking de ventas?
Lifestyle

Del mommy porn a las guías de autoayuda: ¿qué géneros lideran el ránking de ventas?

Más de 1 millón de personas pasaron por la Feria del Libro, lo que confirmó el romance de los argentinos con las letras. Las claves de los géneros editoriales más populares del momento. Y los títulos que todos querrán leer.

Por Laura Mafud 16 de Mayo 2013




Mommy porn
Hasta hace no mucho tiempo, la británica Erika Mitchell llevaba una vida tranquila de esposa y madre en los suburbios al oeste de Londres. Atravesada por la crisis de la mediana edad, comenzó a escribir inspirada, asegura, por novelas de fanfiction al estilo de la saga Crepúsculo. En base a su propia experiencia, miedos y fantasías, concibió la trilogía Cincuenta sombras, que firmó bajo el pseudónimo de E.L. James. La serie –que narra la historia de una estudiante universitaria que vive su despertar sexual guiada por un empresario con gustos sado– lleva vendidos más de 31 millones de ejemplares en todo el mundo y sus derechos ya fueron comercializados a 37 países. En 34 de ellos, la edición de bolsillo fue un boom tal que superó al imbatible Harry Potter.

CLASE CincuentaSombrasDeGrey
¿Cuál es su secreto? Mitchell, elegida una de las personas más influyentes de 2012 por la revista Time, es explícita: escritas en primera persona, sus novelas no omiten detalles eróticos e incluyen escenas de prácticas como masoquismo y bondage. Por el furor que causó, especialmente, entre las mujeres de mediana edad y clase media y media alta de los Estados Unidos e Inglaterra, dio origen a un género literario: el mommy porn. Desde su arribo al mercado argentino en 2012, editada por Random House Mondadori bajo el sello Grijalbo, la serie –que va por su 14º edición– lleva vendidos más de 250 mil ejemplares.

No es la única apuesta. Suma de Letras aprovechó los vientos a favor y publicó una trilogía erótica que fue, primero, fenómeno online: El affaire de Blackstore, de la estadounidense Raine Miller. La primera parte, Desnuda, salió en febrero y la segunda, Todo o nada, en marzo. La escritora Florencia Bonelli, conocida pionera local del género (Indias blancas, El cuarto arcano y la trilogía Caballo de fuego), sostuvo recientemente desde su blog: “Desnuda cautivará a aquellos que se vieron seducidos por la historia de Christian Grey”.

En paralelo, la argentina Anabella Franco se sumó al fenómeno con Nada más que una noche, ambientada en Buenos Aires, y pronto lanzará Una noche con ella. Desde Editorial B, a cargo de su publicación, adelantan que, en este segundo volumen, Franco “va todavía más lejos en erotismo y aventuras”.

Pero no es la primera vez que la narrativa erótica y explícita firmada por una mujer hace subir la temperatura del mercado editorial. Hace pocos años, la italiana Melissa Panarello conmocionó al mundo con Cien cepilladas antes de dormir, diario íntimo de una joven de 21 años que rememoraba sus días de sexo desenfrenado con compañeros de escuela... y profesores. También las confesiones de la exprostituta brasileña Bruna Surfistinha, a través de El dulce veneno del escorpión, donde contaba el día a día, y sin censura, de su experiencia en el oficio más viejo del mundo, se alzaron con el título de bestseller.

Landscape novels
Todo ocurrió en España. La periodista y escritora alemana nacida como Christiane Gohl en 1958 se enamoró, un buen día, de Mojácar, en Almería. Allí reside. Y allí se convirtió en Sarah Lark hace dos años. Con este seudónimo comenzó a dar forma a un subgénero que se las trae: las landscape novels, basadas en historias de mujeres en tierras exóticas y ambientadas antes del siglo XX. El primero de sus títulos fue En el país de la nube blanca, le siguió La canción de los maoríes y concluyó con El grito de la tierra, que llegará en breve a la Argentina de la mano de Ediciones B. Todos, ambientados en los escenarios naturales de Nueva Zelanda. La novedad para este año es que Lark, quien lleva vendidos 2 millones de ejemplares en el mundo, inicia una nueva saga, esta vez en las plantaciones de azúcar de Jamaica.

CLASE cancion_maories
"¿Qué tienen las novelas de paisajes? Romance, viajes, aventuras, exploración en nuevas culturas, conflictos surgidos de este encuentro cultural, paisajes exóticos, travesías plenas de peripecias. Generalmente, las protagonistas son mujeres con rasgos diferenciales importantes: fuertes, apasionadas, curiosas, que van en contra de las reglas de la época de permanecer en casa con una vida cómoda y llena de certezas. Estas heroínas salen a buscar su destino o a enfrentarlo. El relato es minucioso, detallista, pictórico. Algunas autoras se basan en episodios y personajes históricos que han existido para recrearlos, sumándoles personajes de ficción”, explica Silvia Itkin, desde Ediciones B.

Otras novelas que pueden enmarcarse en este subgénero: Palmeras en la nieve (situada en la Guinea española de los años ‘50 y publicada por Planeta en 2012), de la aragonesa Luz Gabás; En el corazón de los fiordos (que transcurre en un territorio inhóspito noruego, recientemente lanzado por Ediciones B), de la alemana Christine Kabus; El río de la fortuna (una historia romántica que transcurre en Australia, también con desembarco local el año pasado), de la zimbabuense Elizabeth Haran; y El cielo sobre Darjeeling (cuya trama sucede en las plantaciones de té de la India), de Nicole C. Vosseler.

Cheflebrities
Los libros de cocina, increíblemente fotográficos así como autorreferenciales, firmados por chefs de alta exposición mediática, inundan el mercado editorial. Exponente de la nouvelle cuisine, Francis Mallmann fue, quizá, uno de los pioneros en reinventar el género, de la mano de Siete fuegos: publicado por V&R Editoras en 2010, alcanzó el lauro como uno de los libros gourmet más vendidos en Amazon.

CLASE El ABC de la pasteleriaEn los últimos dos años, se multiplicaron los títulos firmados por prestigiosos hombres y mujeres de los fogones, que apostaron a volcar en papel sus recetas e historias de vida. Desde el italiano Donato de Santis, con Cucina Paradiso; los hermanos Juliana y Máximo López May (Mi primer libro de recetas, Recetas para compartir y Placer en la cocina), con ediciones prolijamente cuidadas y portadas tentadoras donde no sólo dan a conocer el paso a paso de algunos de sus imperdibles sino que, además, comparten técnicas y hasta guiños trendy sobre mercados del mundo. También el chef pâtissier Osvaldo Gross, director de Pastelería del Instituto Argentino de Gastronomía (IAG) y una de las caras de elGourmet.com, presentó recientemente El ABC de la pastelería que, según fuentes del sello Planeta, agotó en menos de un mes su primera edición (un año atrás había batido récords con Chocolate).

CLASE Cocineros argentinos
Otros que se sumaron a la tendencia: Narda Lepes, con Comer y pasarla bien (con más de 10 reediciones); Pablo Massey, con Cocina sin excusas; Jimena Monteverde, con La cocina no muerde y Cualquiera puede cocinar (también con 10 ediciones); y Dolli Irigoyen, con Dolli Irigoyen en su cocina, entre otros. Hasta Nucha, creadora de la pastelería homónima, tiene su recetario (en colaboración con su hijo, Javier Ickowicz), donde expone los secretos que hacen a algunas de sus principales delicias con una crónica, en primera persona, sobre cómo se gestó el emprendimiento.

Otra novedad editorial es Cocineros argentinos, inspirado en el programa que se emite por la TV Pública, donde Guillermo Calabrese –director académico de Gato Dumas Colegio de Gastronomía– y su troupe ofrecen soluciones prácticas y económicas: a tres meses de su lanzamiento, ya va por su cuarta reimpresión.

Autosuperación
Representa la evolución del concepto de autoayuda. En los ‘90, fue furor la serie Chocolate caliente para el alma, de los estadounidenses Jack Canfield y Mark Hansen: a través de historias tan reales como inspiradoras, instaban al lector a no bajar la cabeza ante situaciones de estrés y angustia. Traducida a más de 40 idiomas y con cerca de 200 títulos derivados (Chocolate caliente para el alma de las madres, de los enamorados, de los maestros), lleva vendidas más de 112 millones de copias.

Por aquellos tiempos también tuvieron su apogeo los textos que alentaban a entender al género opuesto, como la ambiciosa apuesta de John Gray, Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus, una suerte de antesala al bestseller de la chilena Pilar Sordo, Viva la diferencia. El título, lanzado en 1992, vendió algo más de 50 millones de copias.

Ya llegado el nuevo milenio, fue el turno de la autoayuda financiera, donde el galardón por excelencia se lo lleva el hawaiano Robert Koyosaki, a través de Padre rico padre pobre, cabeza piramidal de la serie compuesta por más de 25 títulos, traducida a 50 idiomas, comercializada en 109 países y con más de 30 millones de ventas.

CLASE Inspirar
Ahora, son tiempos de renovación. El subgénero de autosuperación está protagonizado por historias fuertes, de valentía, absolutamente inspiradoras. Y el diferencial es la voz de quienes escriben: no son gurúes espirituales ni escritores profesionales, sino hombres y mujeres comunes que eligieron, en base a sus propias experiencias, compartir su aprendizaje en pos de ayudar a otros. 

Localmente, el fenómeno de las historias vivificantes registra un hito singular: Inspirar, el arte de vivir mejor (Planeta), del empresario Federico Ribero, firmado junto a Juan Mora y Araujo, vicepresidente de la fundación El arte de vivir, que el año pasado registró un boom de ventas con los títulos Del gin-tónic a la meditación y la respiración (Atlántida), una crónica de la llegada y crecimiento de la ONG en la Argentina con toques autobiográficos de Beatriz Goyoaga, directora para América latina y España; y Yo respiro y Respirando amor (Vergara), de Soledad Simond, instructora de la escuela espiritual de modelos, celebrities y empresarios. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas