De qué se trata la Fórmula E, automovilismo ecológico
Lifestyle

De qué se trata la Fórmula E, automovilismo ecológico

La nueva categoría, abierta sólo a vehículos eléctricos y renovables, comenzará a girar oficialmente en 2014, pero ya tiene peso propio en el mundo de los fierros. Buenos Aires es una de las sedes elegidas para la disputa del primer Campeonato Mundial.

Por Federico Cornali 30 de Abril 2013




Paradójico. La presentación de la Fórmula Eléctrica (Fórmula E), previa homologación de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), hizo mucho ruido alrededor del mundo cuando, en realidad, se destaca por ser una categoría amiga del medio ambiente, en las antípodas de la contaminación sonora que producen, entre otras, su pariente ancestral, la Fórmula 1. Fueron muchos los jefes de equipos o dueños de fábricas que salieron a manifestarse al respecto de su inclusión en el plano oficial. Tampoco quisieron perderse detalles los empresarios que ven en este nuevo circo verde una oportunidad interesante, digna de ser seguida y, posteriormente, evaluada. 

Por ahora, prefieren pisar con mesura ante el desconocimiento. La FIA cedió los derechos comerciales de la Fórmula E al consorcio de inversores internacionales Formula E Holdings, que tiene como inversor mayoritario al empresario valenciano Enrique Bañuelos y como director Ejecutivo al madrileño Alejandro Agag, yerno del ex presidente español José María Aznar y propietario del equipo Addax de GP2 y GP3 (ver recuadro aparte). También estarán comprometidos con el proyecto el director adjunto de Drayson Racing Technologies, Lord Drayson, y el presidente de la compañía francesa Electric Formula, Eric Barbaroux. 

Máxima velocidad, en silencio. Lo cierto es que el Mundial de Fórmula E, que comenzará oficialmente en 2014, lo disputarán vehículos monoplazas que alcanzarán una velocidad de 250 km/h. Lo más llamativo es que lo harán en silencio, ya que la categoría está abierta sólo a automóviles eléctricos. Otra curiosidad es que los pilotos deberán parar en boxes no para sustituir neumáticos o recargar combustible, sino para cambiar de coche. Serán 10 los equipos que participen. Las dos escuderías que confirmaron su plaza son, hasta el momento, la inglesa Drayson Racing y la oriental China Racing. “Creo que la Fórmula E es la plataforma perfecta para China Racing y para que las compañías de vehículos eléctricos pongamos nuestro granito de arena
para ayudar a construir un planeta sostenible”, señaló el dueño del equipo asiático, Yu Liu.

Por su parte, Lord Drayson, principal de la escudería europea, declaró: “Estamos enormemente ilusionados en cuanto a competir en la temporada inaugural de la Fórmula E. Tenemos el objetivo de ser uno de los mejores desde el primer momento. Creemos que la competencia tiene un enorme potencial comercial, atraerá nuevos fans y sponsors al automovilismo y se convertirá en el líder del deporte motor medioambiental”. “Cada equipo tendrá dos autos por piloto. La razón está en la autonomía, en poder ofrecer carreras de una hora de duración, más o menos. 

De esta forma se evitaría hacer coches demasiado grandes y pesados para poder ofrecer baterías de gran capacidad, y todavía es pronto para imponer a los equipos un cambio rápido de baterías, ya que la autonomía prevista es de unos 25 minutos”, explicó Agag, quien es algo así como el Bernie Ecclestone de esta categoría –además de ser su amigo. Pero la idea es un poco más amplia, ya que los dos coches estarán separados por 100 metros y el piloto debería correr entre uno y otro vehículo para continuar compitiendo y convertir así la prueba en una disciplina integral. Serán de la partida, entonces, 40 autos por carrera y 20 pilotos. Algunos de estos, ex estrellas de la F1 que se interesaron en el proyecto.

Las pruebas serán 10 a lo largo del primer año –durante 2013 habrá exhibiciones– y se realizarán en trazados diseñados en torno a los íconos de cada una de las ciudades elegidas. Londres, Roma, Los Ángeles, Miami, Pekín, Putrajaya (Malasia), Río de Janeiro y Buenos Aires fueron las designadas para confeccionar el pre-calendario, que se realizó en base a la postulación de 23 sedes. “Dos plazas quedan libres a expensas de otorgarlas entre las ciudades que muestren interés”, explicó Agag, quien, en una visita a París, donde también se presentó la categoría, se mostró muy interesado en que la capital francesa se sume al calendario definitivo, que será presentado a la FIA para su aprobación en el consejo mundial en septiembre de 2013. 

Otro callejero en Buenos Aires. Las primeras dos en firmar su contrato con la categoría fueron Río de Janeiro y Roma, donde el circuito pasará junto al Coliseo. “Creemos que las ciudades son el medio natural para los coches eléctricos. El uso extendido de este tipo de vehículos tendrá un papel muy importante en la reducción de la contaminación. Queremos competir en el corazón de algunas de las capitales más importantes del mundo. Ciudades comprometidas a crear un medio ambiente más limpio y con la sostenibilidad. Creemos que podemos ser de ayuda a aquellas urbes que están promoviendo el uso del coche eléctrico, convirtiéndolo en un medio más popular”, dijo Agag, al respecto del porqué de esta iniciativa de correr en trazados especiales.

Formula UNO CHINA
En Buenos Aires, la idea es definir un circuito callejero y otra vez se apuntarían los cañones hacia la zona del Obelisco. Al ser una iniciativa que se realiza bajo una estrategia promocional de alta llegada, son muchos los empresarios y políticos que se interesan en contar con alguno de sus capítulos. En Río de Janeiro, el alcalde Eduardo Paes y el gobernador Sergio Cabral posaron para todas las fotos que fueron capaces de soportar durante la presentación de la prueba. 

Saben que la Fórmula E puede ser un complemento vital para sus eventos principales venideros: el Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016. También Carlos Slim, reconocido multimillonario mexicano, se mostró interesado en llevar la prueba a su país y el Príncipe Alberto de Mónaco declaró públicamente su apoyo al auto eléctrico, además de manifestar su deseo de llevar a cabo un Gran Premio en Montecarlo. Si bien de a poco Agag y compañía comienzan a garantizarse los buenos resultados de la Fórmula E alrededor del mundo en términos comerciales, no se podrá saber cuál será la reacción del público del automovilismo global hasta que los particulares bólidos comiencen a girar en sus imponentes trazados urbanos. Su silencioso andar de seguro llamará la atención de muchos, pero perderá la de otros tantos que disfrutan cada fin de semana con la lírica del ruido de motores y el aroma tan especial del caucho quemado en pista.   



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas