Cuánto cuesta entrenarse para una carrera de alta exigencia
Lifestyle

Cuánto cuesta entrenarse para una carrera de alta exigencia

Ropa adecuada, zapatillas y médicos especialistas son sólo parte de los gastos en los que tienen que incurrir quienes quieren participar de una competición atlética.

Por Carolina Potocar 17 de Febrero 2016

Cada año, más y más fines de semana ven el tránsito de la ciudad de Buenos Aires interrumpido por el vallado que protege a una avalancha de cada vez más corredores –amateurs o profesionales. Más allá de la amplia disponibilidad, gratuita o paga, para participar de distintas maratones o carreras de ciclismo, superar cada desafío de manera apropiada no requiere sólo de ganas y sudor, sino también de dinero.

A menos de un mes de que el primer IRONMAN 70.3, una de las pruebas físicas más exigentes, tenga lugar en Buenos Aires, Apertura.com se propuso indagar sobre cuáles son los mayores gastos en los que hay que incurrir para participar de este tipo de eventos.

Según Luis Lons, director de Marketing de IRONMAN Argentina, “un buen par de zapatillas, con la suela adecuada para correr más de una decena de kilómetros, cuesta por lo menos entre $ 2000 y $ 4000”. Mientras que la opción de preparar el cuerpo con la ayuda de un entrenador no es elegida universalmente por todos los deportistas, hay otro recurso humano que sí se hace necesario en el 100 por ciento de los casos. “Recurrir a un especialista en nutrición o a un deportólogo es algo común para quien corre carreras, y si se trata de un especialista, además de tiempo, requiere dinero”, dice el ejecutivo.

En el caso específico de los triatlones –un tipo de competencia en la que sus participantes corren, nadan y pedalean hasta la meta– los costos se multiplican. “Una bicicleta de carrera puede conseguirse por entre U$S 5 mil y U$S 12 mil, mientras que el traje de neoprene utilizado para nadar sale entre U$S 300 y U$S 700”, enumera Lons, quien suma a esa lista los lentes de agua.

Originado en Hawaii hace 35 años, el IRONMAN nació como una carrera en la que los deportistas deben atravesar 3,8 kilómetros a nado, 180 kilómetros pedaleando y 42 kilómetros corriendo. Por su dificultad, la organización detrás del evento presente en más de 30 países decidió recortar las distancias a la mitad y hacer la versión de 70.3 millas del IRONMAN.

“Nos dieron la franquicia el año pasado y vendimos las 1894 inscripciones en 48 horas”, revela Lons, uno de los cuatros socios detrás de Event Live S.A., la empresa encargada de organizar el primer triatlón de esta marca el próximo domingo 6 de marzo en Nordelta. Mientras que cada inscripción representa un ingreso de U$S 400, el impacto económico estimado para cada ciudad en la que se realiza un evento de este tipo fluctúa entre los U$S 3 millones y los U$S 5 millones. “La idea es hacer dos 70.3 más en el año, uno en Córdoba y otro en Mar del Plata, y un IRONMAN completo en San Luis”, concluye Lons.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas