Conocé las 30 opciones para invertir, entre acciones y bonos, que todavía están baratas
Inversiones

Conocé las 30 opciones para invertir, entre acciones y bonos, que todavía están baratas

Por Joaquín Garau 26 de Mayo 2016

Mientras el Gobierno nacional calma las críticas con la bandera del segundo semestre, en la city buscan ganarle -o empatarle- a la inflación con inversiones que, todavía, sean atractivas y económicas. Dicho de otra forma, todos quieren saber qué bonos y acciones aún están baratos.

Apertura.com convocó a tres especialistas bursátiles para conocer su parecer y que recomienden opciones aún interesantes para el dinero de los ahorristas.

"En el plano internacional, existen cada vez más certezas que el Comité de la Reserva Federal de Estados Unidos estaría por subir las tasas, generando desinterés en los inversores para posicionarse en activos de renta variable y mucha cautela en activos de renta fija internacional", analiza Pablo Castagna, Managing Director y Wealth Management en Puente. Además, considera que "las medidas que adopte el Gobierno nacional en materia fiscal y monetaria son muy importantes para definir las posiciones de los inversores. La posibilidad de bajar la inflación, reducir el déficit fiscal y la volatilidad del tipo de cambio son indicadores a tener en cuenta".

Con este panorama, Castagna recomienda: 

1) Posiciones en pesos - Lebacs a 35 días: para aquellos inversores que tienen una visión positiva sobre el peso, las Lebacs a 35 días siguen siendo lo más atractivo, más allá que se espera que gradualmente en los próximos dos meses vayan bajando la tasa de rendimiento. Creemos que todavía brindan una oportunidad sumamente interesante que no hay que dejar pasar. 

2) Bonos Soberanos en dólares: vemos interesante la parte larga de la curva argentina, donde los bonos soberanos AA26 y DICY ofrecen la mejor relación riesgo retorno. Estos bonos rinden anualmente el 7% y 7,5%, respectivamente. Esperamos una compresión en los yields de estos bonos hasta 6%, una vez que el gobierno vaya cumpliendo con el plan fiscal y monetario, esto implica subas esperadas en los bonos del 7% y 13% respectivamente en el mediano plazo.

3) Bonos Corporativos en dólares:  el Bono YPF 2025, que tiene un rendimiento del 7.5% anual, es uno de los activos que mayor rendimiento encontramos en el mercado de capitales local. El bajo nivel de endeudamiento de la compañía, su expansión hacia el rentable negocio del gas y un rendimiento superior al soberano lo convierten en un activo sumamente atractivo.

 

Por su parte, Nery Persichini, economista de Inversor Global, insta a los ahorristas a invertir ya que, cuando la economía repunte, "los activos financieros ya habrán tomado la delantera". Así, el portafolio de inversiones para Persichini se conforma por los siguientes instrumentos:

1) Títulos en dólares a corto plazo: la Argentina todavía ofrece retornos elevados que no se consiguen en el mundo. En este sentido, el inversor tiene a disposición un título corto como el Bonar X (AA17), que vence en menos de un año y es uno de los instrumentos dolarizados con menor riesgo. Tiene un rendimiento (TIR) de 4% anual. Por la cercanía del vencimiento, podría pensarse como un plazo fijo en moneda extranjera que paga casi cuatro veces lo que ofrecen las colocaciones bancarias en dólares. Otra forma de ver las bondades del AA17 es pensar que el bono permite comprar dólares a un tipo de cambio cercano a $ 13,50 a menos de un año.

2) Títulos en pesos atados a tasa variable: este tipo de bonos paga cupones de renta que están vinculados a determinados niveles de tasas de interés. Entre los más importantes, se destaca la serie BONAR. Estos instrumentos ajustan su renta por Badlar privada más un spread (vale recordar que la Badlar es la tasa que pagan los bancos para los plazos fijos a 30 días superiores a un millón de pesos). Dentro de estos títulos, el inversor puede inclinarse por un título como el BONAR 2017 (AO17), que tiene un rendimiento en pesos superior al 37%. El AO17 devuelve el capital al vencimiento (09/10/17) mientras que devenga cupones renta en forma trimestral. Los instrumentos ligados a tasa variable podrían verse beneficiados si el Banco Central incrementa la tasa de encajes bancarios. Con esto, restringiría aún más la liquidez del sistema y los bancos deberán pagar mayores tasas para captar fondos, entre ellas la Badlar. Asimismo, si prospera el pedido de los bancos de actualización del monto de los depósitos que pagan Badlar (buscan que suba a $ 10 millones), esta tasa reflejaría mejor el mercado mayorista y subiría, beneficiando a los títulos con tasa variable.

3) Títulos en dólares a mediano y largo plazo: los inversores que toleran mayores dosis de riesgo pueden extender su horizonte hasta 2024 y 2033. En esos plazos, pueden optar por títulos dolarizados como el Bonar 2024 (AY24) y el Discount en dólares (DICA). Su ubicación en el tramo medio y largo de la curva es una oportunidad porque los inversores pueden explotar dos fuentes de beneficios.Por un lado, los bonos tienen elevados retornos medidos en dólares. El AY24 rinde 6,7% anual, mientras que el DICA tiene una TIR de 7,4% anual. La segunda fuente del atractivo de estos títulos está en la posibilidad de una compresión de spreads soberanos vía apreciación. Es decir, estos instrumentos se favorecen con la reducción del riesgo país ya que cuando Argentina se vuelve un deudor menos riesgoso, aumentan las cotizaciones en dólares de los títulos.

4) Acciones: de cara al mediano plazo, el inversor de renta variable, sin dejar de ser selectivo, puede apostar por empresas atractivas por valuación o por expectativas de crecimiento. En el grupo de las que tienen bajas valuaciones, el segmento ligado directa o indirectamente a la energía (utilities, gas y petróleo) se muestra con precios de descuento respecto de sus pares regionales y del mercado local en general. Papeles como YPF (YPFD), Pampa Energía (PAMP) o Tenaris (TS) tienen valuaciones relativamente bajas. Por el lado de las perspectivas, recomendamos seguir de cerca los papeles que mejor podrían aprovechar el regreso de Argentina a la senda del crecimiento. En esta dirección, vemos valor en acciones de la construcción que podrían mejorar sus negocios de la mano de las obras de infraestructura y la inversión pública. Recomendamos mirar papeles como Holcim (JMIN), Caputo (CAPU) y Dycasa (DYCA). A su vez, sugerimos apostar por los agroalimentos y las economías regionales, sectores importantes por productividad y perspectivas. Estas características son fundamentales para la generación de los dólares comerciales que Argentina necesita. Dentro del rubro, sobresalen Molinos (MOLI), Agrometal (AGRO), Ledesma (LEDE) y San Miguel (SAMI). Finalmente, los bancos son otro de los segmentos para prestarle atención. En rigor, estas entidades son interesantes porque representan la puerta de entrada de los capitales al país con sus papeles cotizando en Nueva York. Además, los bancos a mediano plazo podrían explotar el desarrollo del crédito interno y una extensión de los instrumentos de financiamiento domésticos. Por tamaño, Galicia (GGAL), Francés (FRAN) y Macro (BMA) son los bancos más relevantes.

 

A la hora de recomendar activos, Giselle Colasurdo, analista de research en Bull Market Brokers, apunta a tener cuenta que "el dólar a $ 14 no es sostenible en el tiempo, y que se están empezando a bajar gradualmente las tasas". Así, comienza a armar su portfolio:

1) Títulos en dólares: es un buen momento para posicionarse en estos activos, aprovechando sus buenos rendimientos (AY24, DICA, DICY, PARA, PARY, cuyo rendimiento está en torno al 7,5% en dólares).

2) Dollar linked: otro activo que ha ganado atractivo con las tasas altas son los bonos dollar linked provinciales, que pagan un mayor rendimiento que los nacionales, están dando alrededor de un 9 por ciento (en pesos, pero sí tenemos en cuenta que con esos pesos podemos comprar los dólares en el mercado, es como si fuera un flujo en dólares). Son buenas opciones PUM21, CO17, PUO19.

3) Acciones: las acciones estuvieron corrigiendo su precio este último tiempo, por lo que podría verse como una oportunidad de compra (siempre esperando una reactivación de la economía en 2017, que en la bolsa se empezaría a descontar en el segundo semestre, acompañando la esperada baja de tasas, y suba del dólar). Son recomendables CTIO (tiene inversiones en el extranjero que factura en dólares), MIRG (se espera una buena facturación para el segundo semestre), AGRO (el campo estuvo descuidado por la gestión anterior, y el campo no actualizó su maquinaria porque esperaban una continuidad del modelo, pero al cambiar el gobierno debieron salir a actualizar su maquinaria, por lo que el potencial de la empresa es grande), y DYCA (si tenemos en cuenta que lo que se viene es inversión en infraestructura para poder crecer, está empresa se encuentra bien posicionada y con potencial).



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas