Qué piensan los fondos de inversión extranjeros a la hora de invertir en start ups locales
Inversiones

Qué piensan los fondos de inversión extranjeros a la hora de invertir en start ups locales

Ven a la Argentina como una oportunidad y no les asusta la comparación con Silicon Valley. Errores y perfil emprendedor.  Por Joaquín Garau 01 de Septiembre 2015

 

Como buscadores de talentos que se mueven por los clubes del fútbol argentino, los fondos de inversión internacionales miran cada vez más de cerca a las start ups locales. 

“He conocido fondos de inversión, inversores ángeles, aceleradoras… a muchos los conocí en Brasil. A otros en Silicon Valley. Y todos sabemos que acá, en la Argentina, hay un gran potencial. La Argentina tiene un nivel educativo alto, si la oportunidad es buena queremos invertir aquí cuanto antes”, afirma, en diálogo con Apertura.comHumberto Matsuda, managing partner del fondo de inversión brasilero Performa Investimentos – ABVCAP, durante un receso del Venture Capital Forum Argentina, organizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, LAVCA (Latin American Private Equity and Venture Capital Association) y Cygnus Capital.

El empresario se animan a afirmar que, entre la industria emprendedora local y el oráculo Silicon Valley no hay diferencias notables. “Los emprendedores de América latina no son ni menos ni peores que los de Silicon Valley”, considera Matsuda y asegura que “la principal diferencia con Silicon Valley es la habilidad de ciudades como San Francisco de volverse atractivas para el talento. Pero hay que resaltar que los principales emprendedores de Silicon Valley no son necesariamente mejores que los argentinos”. 

Matsuda no es el único que ve potencial y, a la vez, pocas diferencias con la meca emprendedora estadounidense. “No sé si hay diferencias entre los emprendedores lationamericanos y los del resto del mundo. Es más, si pensás en las grandes start ups de América latina, la mayoría piensa que la Argentina ocupa los primeros lugares de emprendedorismo, porque su cultura es demasiado fuerte en ese sentido”, asegura Paul Ahlmstrom, co fundador de Alta Ventures, fondo de inversión con sede en México pero con proyección global. “Los argentinos piensan globalmente, como los grandes emprendedores de Silicon Valley”, agrega.

Los emprendedores de América latina no son ni menos ni peores que los de Silicon Valley

Ser o no ser. En el auditorio de la sede de gobierno porteño hay gente sentada en el piso. Y no les importa. Con notebooks al hombro, tablets apoyadas en las piernas y la mirada atenta, los emprendedores levantan la mano para preguntar después de cada panel. Las consultas varían desde qué hacer cuando los inversores preguntan por el exit hasta la lógica público-privado a la hora de emprender. Pero la pregunta de fondo es: ¿Qué hay que tener para recibir la inversión de un fondo? 

“Cuando buscamos start ups queremos emprendedores con una gran visión y que piensen globalmente. Que las grandes ideas se puedan expander más allá de los países y que tecnológicamente que no tengan miedo de competir con los demás”, suma Ahlmstrom. 

Su colega brasilero se maneja en la misma línea. “No buscamos la start up perfecta sino la que tenga un gran equipo. Lo siguiente es un gran mercado para trabajar, porque a la hora de hacer una inversión se necesita un gran mercado para tener el retorno esperado”, explica Matsuda. Y hay más. “La start up tiene que moverse en un mercado atractivo para los exit (la salida del inversor ), o para hacer un IPO. Además, la empresa tiene que ser escalable. Con eso me refiero al producto y al modelo de negocios”, suma el inversor brasilero. 

Mea culpa. Errar es humano y quien emprende sabe que equivocarse es moneda corriente. Y en el listado de errores hay algunos más comunes que otros. 

“Un error común es tratar de replicar el mercado y, en ese sentido, se suele ver que muchos piensan que algo va a funcionar porque sí. Sin haberlo probado antes en el mercado no podés saber si existe la demanda para esa oferta”, explica Ahlmstrom, quien destaca que, a la hora de elegir, suele poner el ojo en empresas de tecnología. 

“El equipo no tiene la preparación o no entiende los problemas de su cliente… o de su mercado”, dispara Matsuda, quien sostiene que “la principal dificultad para un emprendedor es entender que una solución no es universal sino que depende de cada mercado”.  

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas